Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
#NoticiaSucesos

DEGENERADOS: Pareja de Iowa ahogó a su bebé recién nacida por temor a que policía descubriera que tenía metanfetamina en la sangre

Taylor Blaha, de 24 años, y Brandon Thoma están acusados de asesinato en primer grado por la muerte de Kayleen

Taylor Blaha y Brandon Thoma supuestamente temían que los llantos de la bebé incitaran a los vecinos a llamar a la policía y los oficiales pudieran descubrir que la niña Kayleen tenía metanfetamina en la sangre

Una pareja en el norte de Iowa está acusada de sumergir a su hija recién nacida bajo el agua hasta que se ahogó porque les preocupaba que las autoridades descubrieran que “tenía metanfetamina en su sistema”, señaló la policía en documentos judiciales.

Brandon Thoma, de 31 años, y Taylor Blaha, de 24, están acusados ​​de asesinato en primer grado por la muerte de Kayleen Lee Blaha, cuyos restos aún no se han encontrado.

Thoma, quien supuestamente escondió el cuerpo en un área boscosa, también está acusado de abuso de un cadáver.

El aviso de un trabajador social del Departamento de Servicios Humanos de Iowa el 22 de noviembre condujo a la policía hacia Blaha, quien había ido a un hospital e informó que dio a luz en su casa y que el cuerpo del bebé había sido enterrado en un lugar desconocido, según una declaración jurada de arresto.

Blaha posteriormente le dijo a un detective que descubrió su embarazo en abril y que tanto ella como Thoma intentaron y fallaron en provocar un aborto espontáneo.

Blaha dio a luz en su baño el 16 de noviembre. Le dijo al detective que planeaban dejar que su hermana adoptara a la niña, quien “nació viva, llorando, moviendo los brazos y las piernas, y abriendo los ojos para que Blaha viera que Kayleen tenía ojos marrones”, según la declaración jurada.

En un momento, según los informes, Blaha le dijo al detective que Thoma le dio “metanfetamina para ayudarla a aliviar los dolores asociados con el parto”.

La declaración jurada no aclaró si supuestamente ingirió la droga antes o después del nacimiento, pero Thoma le dijo a la policía que temían que se descubriera metanfetamina en el sistema de Kayleen.

Los lamentos de Kayleen pusieron a Blaha y Thoma “nerviosos” de que los vecinos llamaran a la policía, según la declaración jurada.

Para detener sus llantos, dijo, “los dos colocaron a Kayleen en la bañera, que estaba medio llena de agua, y colocaron ambas manos sobre el pecho de la bebé, obligándola a sumergirse y finalmente matándola”.

Thoma envolvió el cuerpo en bolsas de basura y “al menos una toalla”, y lo metió en una mochila negra, que sacó del apartamento y luego regresó con una mochila vacía, dijo Blaha a la policía.

La pareja le dijo a la policía que conservaron parte del cordón umbilical de Kayleen “para recordar al bebé”. Una búsqueda en su apartamento un día después arrojó “un objeto consistente con un cordón umbilical o restos de una placenta humana” dentro de un cajón de la cómoda, dijo la policía.

Pero una excavación extensa del sitio donde Thoma dijo que enterró a Kayleen, y un vertedero cercano, no arrojó nada.

El capitán de la policía de Fort Dodge, Dennis Quinn, dijo el jueves que los investigadores que buscaban el cuerpo de Kayleen no habían tenido “una buena noche de descanso” en más de dos semanas, según KCCI.

“Es importante que hagamos todo lo posible para tratar de localizar al bebé”, dijo.

Blaha y Thoma están detenidos con una fianza fijada en $1 millón de dólares. Un abogado de Thoma dijo que planea declararse inocente, mientras que Blaha aún no tiene un abogado asignado a su caso.

Fuente La Opinión

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: