Internacionales

#Urgente| Denuncian Mega Fraude en elecciones presidenciales de Bolivia

Con un 83,76%, del conteo oficial tras las elecciones presidenciales celebradas este domingo en Bolivia, se cree que hubo Mega Fraude, y de paso se pretende dar la victoria a Evo Morales, que obligaría a realizar una segunda vuelta junto al expresidente Carlos Mesa, algo inédito en Bolivia.

Aunque el mecanismo de conteo de votos por transmisión inmediata de actas de votación, fue suspendido en la noche del domingo sin previo aviso, lo que provocó reclamos de parte del candidato opositor y una inmediata solicitud de aclaración por parte de la misión de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El conteo de votos para conocer los resultados de los comicios presidenciales en Bolivia tardarán 8 días y tal vez un poco más.

Veinte horas después de concluidas las elecciones presidenciales en Bolivia congelaron la transmisión de los resultados. Se perfila una segunda vuelta entre Evo Morales y Carlos Mesa.

Esta decisión ha generado malestar en los ciudadanos además del reclamo de la misión de observadores de la OEA. Fuentes cercanas al candidato Meza calificaron la situación como un golpe de Estado.

La presidenta del Tribunal Supremo Electoral, María Eugenia Choque, alegó que con ello se evita una confusión. Las autoridades electorales bolivianas al igual que las venezolanas son controladas por el régimen de turno.

La ley electoral boliviana establece un plazo de hasta cinco días para terminar los cómputos departamentales oficiales. Y otros tres días más para los nacionales. Es decir, tardarán 8 días. Entre tanto, crece la desconfianza, sobre todo en los sectores opositores.

Una creciente sospecha de manipulación de resultados electorales en favor del presidente Evo Morales se apoderó este lunes de muchos bolivianos, que iniciaron vigilias en torno a las sedes de los tribunales electorales, que tardan en confirmar si habrá segunda vuelta.

A falta de los escrutinios del voto rural y del exterior, a los que Morales se aferra para ganar en primera vuelta y evitar el balotaje de infarto, el Órgano Electoral Plurinacional (OEP) no había actualizado hasta las primeras horas de la tarde las cifras preliminares, producto del conteo rápido.

Este recuento provisional oficial fue un sistema implementado por el Tribunal Supremo Electoral boliviano (TSE) con el objetivo de contar con los resultados de la elección hasta un 90% en el mismo día de los comicios, algo que no se cumplió debido a la inesperada suspensión del conteo.

Morales, quien lleva cerca de 14 años en el poder, obtuvo según el recuento provisional un 45,28% de los votos frente al 38,16% de Mesa, un periodista e historiador de 66 años que ya gobernó el país entre 2003 y 2005.

Por otro lado, el cómputo formal de votos o escrutinio había alcanzado poco más del 50% la tarde de este lunes.

Disturbios en marcha

Las primeras expresiones de protesta contra el tribunal electoral ocurrieron en la ciudad de Potosí (suroeste), donde plataformas ciudadanas cuestionan la transparencia del escrutinio. La medida fue replicada de inmediato en La Paz (oeste) y Santa Cruz (este).

Mientras que en La Paz, se informa que existen agresiones, insultos y grupos de exaltados por parte de militantes de Comunidad Ciudadana y Bolivia Dice No, en puertas del hotel Real Plaz ex Radisson.

Denuncian fraude 

Ante la dilación, Mesa denunció que «el gobierno está intentando, a través del Tribunal Supremo Electoral (TSE), eliminar el camino a la segunda vuelta» y llamó a sus adherentes a movilizarse en defensa del voto.

Waldo Albarracín, líder de la organización civil Conade, alertó de su lado que el oficialismo está generando un clima de inestabilidad y afirmó que «si en este país se suscita una guerra civil, es responsabilidad de este gobierno».

«A ninguno de nosotros nos interesa caldear el ambiente», reflexionó luego el ministro de Comunicación, Manuel Canelas.

El cómputo oficial a mitad del escrutinio en Bolivia da una mínima ventaja al opositor Carlos Mesa sobre el presidente boliviano, Evo Morales, con unas décimas a su favor, lo que abocaría al país a una segunda vuelta en las urnas.

El candidato opositor Carlos Mesa utilizó su cuenta de Twitter para manifestar su incomodidad por la decisión del órgano electoral de Bolivia.

Mesa alcanza el 42,61 por ciento al 50,44 por ciento de votos escrutados, por 42,45 de Morales, según los datos del órgano electoral.

Usuarios de las redes sociales señalaron que en Bolivia como en Venezuela todo es una «trampa». 

Enrique López Alfonzo Periodista Venezolano Independiente +584245428120

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: