CaigaQuienCaiga.net

#Noticia

#DESESPERACIÓN JUVENIL ANTE Desempleo y trabajo precario: Más de 700.000 afectados en Venezuela

La ligera recuperación económica del segundo semestre de 2022 generó un crecimiento del empleo formal de entre 1% y 5%, pero con el frenazo de economía desde enero pasado ese impacto se diluyó, especialmente en los puestos de trabajo para los jóvenes de 15 a 25 años de edad.

Estudios de asesores y organizaciones laborales indican que -como consecuencia del declive económico registrado desde enero- la tasa de desempleo juvenil es muy elevada, al colocarse en 27% en la actualidad.

Esto significa que más de 700.000 jóvenes están desempleados, situación que los obliga a desempeñarse en el sector informal para sobrevivir a la inflación y la devaluación que golpea fuertemente el bolsillo de los venezolanos.

Pero los estudios también revelan la presencia cada vez mayor de niños entre 9 y 12 años trabajando informalmente en las calles de las ciudades del país como Caracas o ayudando a los familiares en el conuco de las zonas rurales.

Organizaciones no gubernamentales llaman la atención acerca de las consecuencias del círculo de la pobreza en Venezuela, lo cual se refleja en una alta deserción estudiantil de niños, adolescentes y jóvenes que se ven precisados a trabajar en lo que salga a edades tempranas para contribuir con los gastos del hogar.

La última Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) señala que 1,5 millones de personas en edad escolar estaban fuera del sistema educativo nacional.

Problema complejo

Dick Guanique, coordinador del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, alertó que la situación laboral de los jóvenes en Venezuela es compleja debido a las malas políticas de las administraciones de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

“En el caso de los jóvenes, ellos no ven futuro de mejorar la calidad de vida producto de la crisis económica y social que vive el país”, sostuvo el representante de Fadess.

Destacó que la elevada tasa (27%) de desempleo juvenil se debe a la escasa oferta de puestos de trabajo en el sector formal, especialmente en la empresa privada que opera a 20% de su capacidad productiva.

Esto ocasiona, agregó el sindicalista, que los jóvenes se vayan del país buscando una mejor calidad de vida.

“Un 50% de los venezolanos que emigran tiene entre 15 y 30 años, las edades más productivas”, dijo.

Para los que se quedan en Venezuela, de los cuales muchos de ellos tienen en la mira emigrar, indicó el dirigente, la condición imperante es sobrevivir con trabajos precarios.

Según Guanique, una dolorosa consecuencia de la depauperación de los venezolanos, sobre todo los de las zonas populares, es ver en las calles familias enteras hurgando en la basura para conseguir alimento o algún material que se pueda vender y mantener así el gasto mínimo del hogar.

El sindicalista cuestionó la actitud de personeros oficialistas que definen a los recolectores de desechos como recicladores que forman parte de una cadena productiva.

“Esa visión del gobierno pretende disimular y minimizar la pobreza de muchas familias que se ven obligadas a vivir de la basura para poder subsistir”, recalcó.

El sindicalista advirtió que los recogedores informales de basura trabajan en condiciones laborales de riesgo porque la recolección se realiza sin instrumentos de seguridad como botas, bragas, lentes protectores, tapaboca y guantes, entre otros.

Sobre la presencia de niños de 9 a 12 años trabajando en las calles y en el campo descuidando así la escuela, Guanique consideró la situación de muy grave.

Lamentó la ausencia de estadísticas oficiales sobre el trabajo infantil regulado y precario, pues se trata de una situación que requiere soluciones inmediatas.

Asimismo, reveló que muchos de los niños venezolanos que emigran son objeto de explotación en el trabajo en los países donde llegan y el gobierno madurista «mira para otro lado».

Recordó que las autoridades migratorias de México reportaron que más de 200.000 niños venezolanos cruzaron la frontera con Estados Unidos y se desconoce su situación social y laboral.

Comment here