OpiniónPolítica

Dr. Luis Augusto Domingos Dos Santos: Cómo ví el proceso eleccionario del 21Nov?

En una sociedad democrática como la venezolana, todos, en mayor o menor medida, son responsables de la ola de corrupción de la gestión de los gobernantes (gobernadores, alcaldes, concejales, diputados). Los políticos que la practican, promoviéndola o aceptándola; los sobornadores ( promotores empresariales), causantes, o víctimas; los partidos políticos, carentes a estas alturas de autoridad moral para combatirla; el estamento judicial ( jueces y fiscales), que en muchas ocasiones no ha dado la talla; las instituciones encargadas del control y fiscalización de la actividad administrativa, negligentes casi siempre en su tarea; los medios de comunicación, redes sociales, silenciandos o minimizandos, a veces, el fenómeno corrupto; la intelectualidad, poco comprometida en la lucha para erradicarla; la ciudadanía en general, tolerante en exceso con el político corrupto, quizás porque aún no es consciente de que la corrupción la paga de su bolsillo.

A mi modo de ver, la causa primera de todos los males en el sector político Venezolano es la falta de ética pública de muchos de nuestros gobernantes, llegados a la política no por vocación ni espíritu de servicio, ni siquiera por ideología (qué trillado suenan ya estos conceptos), sino por propio interés.

En términos generales, ética es el sentido, la intuición o la conciencia de lo que está bien y lo que no, de lo que se ha de hacer y de lo que debe evitarse. La ética pública ha de ser correlativa de la privada. Mal podrá defender la integridad y la moralidad en el plano público quien carece de ella.

Por otra parte, la actuación de cualquier ciudadano profesional o no que realiza una función pública debe estar presidida por la idea de servicio de los intereses generales, que es el principal valor ético y moral, de lo contrario es copartícipe de una acción de corrupción por ende es parte de ser una persona mediocre.

Recuerden que los gobernantes salientes no actuaron solos, tuvieron un equipo de colaboradores, funcionarios con mal utilización de las potestades públicas que tenían encomendadas. Una violación de los principios éticos.

Quienes participamos democráticamente del ejercicio del voto este pasado 21 de noviembre, aspiramos indistintamente a la tendencia política del gobernante electo (gobernador, alcalde, concejal), que se rectifique los errores de la administración pública, y se le de calidad de vida a los ciudadanos que habitamos toda la geografía Nacional Venezolana.
Dr. Luis Augusto Domingos Dos Santos

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: