#NoticiaOpinión

El Monje de Camoruco por Sergio Márquez Parales: ¡Hagan sus apuestas! Falta poco para las elecciones regionales

El próximo domingo 21 de noviembre se realizarán las elecciones regionales para escoger nuevos gobernadores y alcaldes a lo largo y ancho del territorio nacional.

En el caso específico de Carabobo; y salvo que ocurra cualquier acontecimiento de última hora, Ivonne Téllez, Rafael Lacava, Javier Bertucci, Enzo Scarano, Roberto Vernet, Armando Amengual, Luis Felipe Acosta Cárlez, Miguel Pineda y Ricardo Adrián, acudirán al escenario electoral con la esperanza de que los carabobeños los favorezcan con sus votos,

Podemos resaltar que la campaña electoral se ha desarrollado sin mayores acontecimientos negativos; y salvo a una que otra denuncia de supuesta “compra” de testigos o dirigentes, y/o a las inapropiadas descalificaciones realizadas por algunos candidatos en contra de sus adversarios, hay que admitir que todo ha avanzado dentro de las elementales normas cívicas; hecho que satisfactoriamente reafirma el crecimiento de la denominada madurez política (la misma que tanta falta hizo para alcanzar un verdadero y real acuerdo unitario).

Ante la división opositora, surgen argumentos contundentes que otorgan la ventaja a Rafael Lacava; quien dicho sea de paso, ha penetrado el bastión opositor de la ciudad de Valencia -entiéndase la zona norte-, donde presenta números realmente inusuales para cualquier abanderado del chavismo en procesos electorales anteriores.

En el caso de Scarano y de Bertucci, los razonamientos que más hemos oído tienen que ver con la poca disposición de ambos líderes por tratar de generar una coalición opositora que se presentara como alternativa frente al representante del chavismo; entre otras cosas, porque pareciera que definitivamente los votos que obtenga cualquiera de estos dos aspirantes, va directamente en perjuicio del otro; sin dejar de mencionar, que el poco o mucho porcentaje de votos que se definan en favor de las restantes opciones, también tendrá su influencia negativa a la hora de la sumatoria final.

Los llamados “portaviones electorales” tendrán importancia vital para inclinar balanza hacia candidatos a alcaldes

Ninguno de los aspirantes a burgomaestres podrá por si solo obtener la victoria sin contar para ello con el respaldo del candidato a gobernador con el cual esté directamente relacionado; siendo así, Lacava, Scarano, Bertucci, Amengual, Vernet, Acosta, Téllez y los otros aspirantes a ocupar el Capitolio regional, se vislumbran como los personajes que como el recordado hombre de la “Emulsión de Scott”, cargarán a cuesta con sus respectivos “bacalaos” en el buen sentido de la palabra.

Todo aquel “reyecito” local que pretenda por si solo convertirse en la “estrella de la película” sin contar para ello con el respaldo de los aspirantes a la gobernación, estará irremediablemente condenado al fracaso y eso por supuesto le da ventaja a los candidatos del PSUV, la MUD y la Alianza por el cambio.

Voto silencioso puede convertirse en factor decisivo

Si bien es cierto que la intención de voto refleja un crecimiento muy importante en las últimas semanas (59 a 76%), hay un elemento “sorpresa” o voto silencioso que se muestra oculto entre el porcentaje de quienes a pesar de responder afirmativamente que están dispuestos a votar, prefieren no expresar públicamente por quién lo harán (entre 38 a 44%), lo que nos lleva a elucubrar sobre lo siguiente: si esas personas fuesen a votar por Lacava, Bertucci o Scarano, lo dirían a viva voz y hasta con vehemencia, por lo que su silencio puede concluir en tres decisiones; la primera, votarán por una candidatura distinta o diferente a las anteriormente mencionadas; la segunda, se volcarán masivamente en lo que se conoce como una “avalancha de votos” hacia una de las alternativas que perciban como “ganadora”; y la tercera, pudiesen preferir entonces no votar y se desplazarían hacia el sector de la abstención.

Todos están seguros de que “algo va pasar” después del 21/N

Finalmente, en las tertulias efectuadas previamente a la redacción de esta columna hay algo en lo que el 96% de los consultados están de acuerdo; y es en lo siguiente: nadie sabe qué, cómo ni cuándo, pero aseguran que algo va a pasar después del 21 de noviembre. Amanecerá y veremos.

La Ruta del cambio del MIN Unidad

Si hubo una propuesta clara y contundente en Carabobo durante la campaña electoral, fue precisamente la del partido Movimiento de Integridad Nacional (MIN Unidad), cuyos dirigentes luego de haber recuperado la tarjeta que estuvo secuestrada por más de 6 años, han retornado a la vida política activa con la presentación de candidatos, frescos y con destacada solvencia moral.

El lema de campaña de esta organización en la región ha sido denominado “Activemos la verdadera ruta del cambio”; que no es otra cosa, que participar en las elecciones regionales del 21 de noviembre, e inmediatamente después comenzar a trabajar desde el 22 de noviembre en la tarea de preparar a los ciudadanos venezolanos para activar el revocatorio presidencial en el año 2022, lapso que según el CNE comenzará el 10 de enero de ese año. 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: