#Noticia

El Salvador: La Gran Estafa de Bukele con las operaciones de Bitcoin de su gobierno

En las últimas 24 horas el precio de todas las criptomonedas se devaluó drásticamente, eliminándose cerca de USD $200 mil millones del criptomercado.

Bitcoin ha caído más del 8% en las últimas 24 horas. La criptomoneda más valiosa del mundo se ha desplomado más del 20% desde principios de año. En noviembre cotizaba a un máximo histórico de US$ 68.990.

A propósito, que El Salvador es el primer país del mundo en adoptar el Bitcoin como moneda oficial, una decisión anunciada en inglés y aprobada de manera exprés por un Parlamento controlado por su partido, sin dar muchas explicaciones a los salvadoreños, podría traer problemas a su presidente, Nayib Bukele.

Esta decisión de implementar los Bitcoins en El Salvador y enfocarse en el público internacional es interpretada por Eduardo Escobar, director de la ONG Acción Ciudadana, como una “cortina de humo”, para desviar la atención de los problemas por los que se ha cuestionado a su Gobierno y una manera de “cambiar su imagen a nivel internacional” en un momento en el que el país se está alejando de Estados Unidos y los organismos internacionales y acercándose a China.

Video player cover image
Un anuncio en inglés en una conferencia en Miami y la aprobación exprés de la criptomoneda han vuelto a Bukele en un héroe geek. Pero la volatilidad y el crimen cibernético preocupan a los expertos

Nayib Bukele es probablemente el único jefe de estado en el mundo que usa fondos públicos para comerciar Bitcoin con su teléfono.

Detrás de esa onda de modernidad financiera, que promueve el presidente Bukele, con el uso del bitcoin como moneda de curso legal en el país, hay posibles pérdidas escondidas de los radares de la fiscalización pública. Estas oscilan entre los 10 y 20 millones de dólares. Un número que podría escalar fácilmente.

Sin embargo, un reporte reciente de Bloomberg revela que Bukele esconde la información relacionada con las operaciones de Bitcoin de su gobierno.

Es posible que, la compra que Bukele dice haber hecho le habría costado al país centroamericano alrededor de $71 millones con base en un precio de adquisición promedio de $51,056 por token usando la fecha y hora de sus tuits, según lo calculó Bloomberg. Suponiendo que el gobierno haya retenido las monedas digitales, ahora valen alrededor de $ 61 millones al precio del miércoles, una pérdida del 14%.

En el reporte se revela también, que la dirección de la criptomoneda es un secreto en el Palacio de Gobierno, el cual vocifera tener un fondo de 150 millones de dólares en el banco estatal, Bandesal, para respaldar las transacciones de bitcoin. Sin embargo, la institución no publica información al respecto.

Incluso se ha involucrado en guerras de Twitter con los críticos de Bitcoin, llamando al economista de Johns Hopkins Steve Hanke un «id10t» después de que Hanke dijera que el plan de Bukele, para extraer Bitcoin con energía geotérmica de un volcán inactivo era «travesuras de un presidente narcisista que está lleno de aire caliente».

Igualmente, el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, dijo la semana pasada que el gobierno había vuelto a convertir en dólares algunos de los Bitcoins comprados, pero no dio más detalles. Dijo que un equipo de funcionarios del gobierno decide cuándo comprar salsas. La administración de Bukele planea construir un hospital público de animales con cualquier ganancia comercial, dijo.

En el caso de El Salvador, el hecho de que el Bitcoin conviva con el dólar estadounidense como moneda oficial hace la propuesta aún más riesgosa, ya que la legalización de Bitcoin como moneda de curso nacional facilita la conversión de las ganancias de hazañas ilegales (como es el ransomware) en moneda fíat. “Dado que El Salvador está dolarizado, ¿esto convertirá al país en la alternativa de referencia para convertir los ingresos del ransomware u otro tipo de extorsiones digitales en efectivo?”.

Por otro lado, recordemos que Bukele invitó a los bitcoiners a obtener residencia inmediata en su país, quienes podrían traer su moneda digital a El Salvador y es ahí donde empieza a cerrarse un círculo muy peligroso.

Así funciona: los Bitcoins llegan a El Salvador, se usan para comprar bienes y servicios, los salvadoreños los cambian por Tethers vía Strike y Strike (¿y Bukele?) se quedan con los bitcoins y los venden por dólares “reales” en Estados Unidos u alguna otra jurisdicción. El proceso de compra de bitcoin por parte del gobierno está envuelto en el secreto, pero según cálculos de Bloomberg la pérdida sería del 14%.

Parece un lindo negocio, ¿no? Nayib Bukele, adquirió unos 1.391 bitcoins con dinero público. Compró al alza, cuando costaban entre 50.000 y 69.000 dólares. La pasada semana, su valor se devaluó en un 40%. Su gestión genera tanto recelo que los bonos del país registraron “el peor rendimiento del mundo”, con pérdidas de casi el 30%. Ahora el dinero que los negocios locales han cobrado en bitcoins valen menos y la deuda del país vale más.

El bitcoin no solo es inestable, sino hipersensible a fuerzas ajenas al mercado; pero las cosas no terminan ahí en El Salvador, no se cuenta con moneda propia, lo que lo obliga a depender de la entrada de dólares al país, para tener liquidez suficiente para funcionar.

De manera, que, el gobierno salvadoreño impuso el Bitcoin como moneda nacional; pero esta medida no convence a los ciudadanos por la ignorancia acerca de la criptomoneda así como su volatilidad. Al mercado de las criptomonedas en general tampoco le sienta bien. Medida que tampoco ha sido vista con buenos ojos por parte de expertos económicos, así como al Fondo Monetario Internacional, que cree que esto «plantea una serie de cuestiones macroeconómicas, financieras y legales que requieren un análisis muy cuidadoso».

Por su parte, JP Morgan advirtió que esta movida podría complicar la negociación de la deuda de El Salvador con el FMI. Gerry Rice, Director de Comunicaciones del FMI, comentó que la adopción de esta moneda digital como curso legal presenta un número de issues macroeconómicos, financieros y legales que requieren un análisis cuidadoso”.

La pregunta por ahora es, ¿será que hay una mega-estafa en El Salvador con Bukele y los bitcoins … si o no? .

Enrique López Alfonzo 

Periodista Venezolano Independiente

enriquelopezalfo@gmail.com

04245428120

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: