#NoticiaInternacionales

Estados Unidos: Florida da a escuelas de Broward 48 horas para cumplir la orden sobre las mascarillas

El comisionado de Educación de la Florida, Richard Corcoran, habla en una conferencia de prensa en octubre en la escuela primaria Bayview en Fort Lauderdale, donde él y el gobernador Ron DeSantis, a la izquierda, anunciaron un plan para aumentar el salario mínimo inicial de los maestros. Foto Joe Raedle Getty Images

Los miembros de las juntas escolares de los condados Broward y Alachua que votaron para imponer la obligatoriedad de ponerse la mascarilla en las escuelas públicas, sin una cláusula de exclusión para los padres, pudieran comenzar a perder su salario la próxima semana a menos que cambien de postura.

El comisionado de Educación de la Florida, Richard Corcoran, emitió el viernes la advertencia, diciendo que comenzaría a retener una cantidad igual a sus salarios cada mes hasta que cumplan la ley estatal de derechos de los padres y la orden sobre las mascarillas en las escuelas en un plazo de 48 horas.

“Es importante recordar que este asunto tiene que ver con asegurar que los miembros de las juntas escolares locales y los políticos electos cumplan la ley”, dijo Corcoran. “Estos funcionarios públicos han jurado defender la Constitución de Estados Unidos y la Constitución del Estado de la Florida. No podemos permitir que los funcionarios públicos elijan qué leyes quieren cumplir”.

Corcoran agregó que las sanciones serían las “consecuencias iniciales” de las acciones de las juntas. El viernes, las autoridades educativas de la Florida también dijeron que los miembros de las juntas escolares de los condados Hillsborough, Miami-Dade y Palm Beach pudieran enfrentar un proceso similar por estar en desacuerdo con el Estado.

La orden no incluyó los salarios de los superintendentes de los distritos, como se amenazó originalmente. En algunos condados, incluidos los cinco distritos con mandato de uso de mascarillas, los superintendentes son designados por las juntas y no son funcionarios electos, por lo que la autoridad del estado sobre su salario es mínima.

GOBIERNO DE BIDEN MONITOREA EL TEMA

Después que Corcoran emitió la advertencia, el secretario de Educación federal, Miguel Cardona, dijo que había hablado con la superintendente escolar interina de Broward, Vickie Cartwright, y con la superintendente de Alachua, Carlee Simon, para “asegurarles que el presidente y su administración están con ellas y con todos los educadores que ponen la educación y la salud de los estudiantes y del personal en primer lugar”.

“Es profundamente preocupante ver que los líderes estatales ponen la política por delante de la salud y la seguridad de los estudiantes y que en lugar de apoyar a los educadores por hacer lo correcto, los líderes estatales estén tratando de castigarlos”, dijo Cardona en un comunicado el viernes.

Durante una entrevista de radio el viernes, Cardona también dijo que la oficina de cumplimiento de derechos civiles de su departamento está abierta a recibir quejas de los floridanos que dicen que no tienen “acceso a un ambiente de aprendizaje seguro” debido a la prohibición estatal de los mandatos sobre las mascarillas.

“Vamos a investigar esos casos”, dijo Cardona en na entrevista con WLRN News.

La vicepresidenta de la Junta Escolar del Condado Alachua, Tina Certain, dijo que no tomó su decisión basándose en preocupaciones financieras. Tanto la administración de Biden como la Comisión del Condado Alachua se han ofrecido a cubrir cualquier pérdida salarial.

La administración del presidente Joe Biden dijo la semana pasada que se permitirá a los funcionarios escolares locales utilizar los fondos federales de ayuda para compensar “inmediatamente” cualquier sanción financiera, incluida la retención de los salarios de los miembros de la junta escolar.

Corcoran ha criticado al gobierno de Biden por tener la “audacia” de intervenir en apoyo de los distritos, que según él estaban actuando en contra de la ley.

Certain lamentó que el asunto se haya convertido en una lucha de poder en lugar de un esfuerzo conjunto para crear un entorno de trabajo y de aprendizaje seguro.

“Pensaba que íbamos a ser aliados”, dijo Certain.

Una preocupación mayor que el dinero, añadió, era la parte de la orden del Departamento de Educación que obliga a los distritos a crear un informe de los estudiantes acosados, disciplinados o reasignados debido al incumplimiento de la “política ilegal” de los distritos.

“La gente pudiera ser acosada”, dijo, señalando que cualquier informe sería un registro público. “No quiero que nos culpen por eso”.

Las escuelas públicas de Broward no respondieron inmediatamente a solicitudes de declaraciones.

Las órdenes de Corcoran ocurren en momentos que una cifra cada vez mayor de distritos escolares de la Florida exige que los estudiantes lleven mascarillas en la escuela a menos que tengan una razón médica. En total, hay cinco distritos —Miami-Dade, Broward, Hillsborough, Palm Beach y Alachua— que se han opuesto a las órdenes del estado. Las juntas escolares de los condados Orange y Sarasota también estudian la posibilidad de imponer el uso de mascarillas.

MIAMI, HILLSBOROUGH Y PALM BEACH SOBRE AVISO

Jessica Vaughn, miembro de la Junta Escolar de Hillsborough y firme partidaria del mandato de mascarillas, dijo que antes de votar el miércoles comprendía que su sueldo podría estar en juego. La junta votó 5 a 2 imponer el uso de la mascarilla, con exenciones solo por razones médicas.

“Si tengo que sacrificar mi salario para mantener las escuelas seguras, estoy dispuesta a hacerlo”, dijo Vaughn el viernes. “Nunca he vacilado. [Mi postura sobre las mascarillas] no ha cambiado por esto”.

Lucía Báez-Geller, miembro de la Junta Escolar de Miami-Dade, dijo el viernes que su junta está esperando la respuesta del superintendente Alberto Carvalho y del abogado de la junta sobre qué hacer a continuación.

Antes que la Junta Escolar de Miami-Dade, compuesta por nueve miembros, votara el miércoles por 7 a 1 a favor de imponer la obligación de llevar mascarilla, Carvalho dijo a la junta estatal que haría “lo correcto” y que “llevaría con orgullo como una insignia de honor” cualquier sanción que el estado decidiera imponerle.

“Si la consecuencia en algún momento de mi carrera es una amenaza para mi propia posición, está bien para el lugar al que llamo hogar ahora mismo”, dijo Carvalho el miércoles.

Lubby Navarro, miembro de la Junta de Miami-Dade, votó en contra del mandato porque dijo que viola la ley estatal al no dar a los padres la posibilidad de optar por excluir a sus hijos de la norma.

“Mis electores del Distrito 7 ni me eligieron para violar la ley estatal”, dijo Navarro el miércoles.

La orden de Corcoran del viernes señala que los miembros que votaron a favor del mandato de la mascarilla serán los que deberán ser penalizados. La orden añade que la reducción de fondos no puede usarse para reducir “los servicios a los estudiantes o el salario de los profesores, solo los salarios de los miembros de la junta escolar”.

El estado también seguirá investigando a los distritos y Corcoran “se reserva el derecho y el deber de imponer sanciones adicionales y adoptar medidas de cumplimiento adicionales, según sea necesario”, dice la orden.

Cardona ha criticado el enfoque de la administración del gobernador Ron DeSantis sobre el tema.

“Respetamos el control local. Lo que estamos viendo en algunos lugares del país es que el control es usurpado por los gobiernos estatales”, dijo Cardona. “Estamos tratando de no sobrepasar nuestro alcance. Pero lo que estamos encontrando es que hay una extensión excesiva del alcance, pero está poniendo a los estudiantes en peligro, y ese es el caso en la Florida”.

De cara al futuro, Certain, miembro de la junta de Alachua, dijo que dudaba que su junta adoptara alguna medida dentro del plazo de 48 horas establecido por el estado. No hay una emergencia real, dijo, y la convocatoria de una reunión especial de la junta toma un poco más de tiempo.

Certain pensó que la junta quizá prefiera esperar de todos modos hasta ver cómo se desarrolla una demanda de los padres contra la orden del gobernador en el tribunal del Condado León. Ese juicio está programado para comenzar el lunes por la mañana.

“Según el resultado de esa audiencia, podría convertirse en un punto discutible”, dijo. “Quiero ver qué sale de eso”.

Fuente ElNuevoHerald.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: