#NoticiaHistoria

Francisco de Miranda, el hijo de la panadera que participó en las tres revoluciones más grandes de su época

Francisco de Miranda el hijo de la panadera que participó en las tres revoluciones más grandes de su época

Un día como hoy, 14 de julio, en 1816 murió el excepcional venezolano Francisco de Miranda.

Extremadamente perseverante en sus ideales de justicia, buscó apoyo a través del mundo para alcanzar la independencia hispanoamericana.

Varios episodios de su vida dan cuenta de que tuvo una mente mucho más amplia de la que su entorno podía asimilar, razón por la cual sufrió años de prisión y muchos inconvenientes.

Era el hijo mayor de una familia trabajadora y con deseos de superación en la Caracas del siglo XVIII caraqueño donde el futuro de los jóvenes estaba marcado por la calidad e hidalguía de sus ascendientes.

En Venezuela, él y su familia fueron rechazados por los mantuanos del batallón de blancos descendientes de españoles al que pertenecía su padre, el oficial y mercader Sebastián Miranda. Ser un mercader y además casarse con la panadera ubicaba a los Miranda-Rodríguez, según los mantuanos, en una esfera muy baja para ser oficial del ejército español.

1770. Tramitó los certificados, con testigos, de su legítimo nacimiento, buenas costumbres, limpieza de sangre, de sana vida cristiana y un informe de hidalguía para mudarse a España.

Su relación con las autoridades militares españolas sufrió grandes altibajos

Entre 1771 y 1783 perteneció al ejército español. Comenzó como capitán en el batallón del regimiento de infantería de la princesa y se le asignaron misiones importantes en Melilla, Argel, Madrid. Sin embargo, afrontó muchos reveses. Fue encarcelado por contravenir las ordenanzas militares relativas al uniforme; arrestado por insubordinación; denunciado y acusado por un superior.

1780. en Cádiz fue nombrado Capitán del regimiento de Aragón y el general Juan Manuel Cajigal, gobernador de la Habana, lo distinguió como su edecán.

Participación de Miranda en la independencia de los EE. UU.

Como miembro del ejército español, combatió en Pensacola (Florida) durante el apoyo que dio España a EE. UU. contra los ingleses.

Cuando España vence en Pensacola, Miranda fue promovido a teniente coronel, asignado a Jamaica en misión secreta: debía conseguir información militar y buques.

1781. Estando en Jamaica se expidió una orden de arresto en su contra por haber facilitado la visita del general inglés Campbell a las instalaciones militares españolas en la Habana, aunque se sabía que otro era el culpable.

Perseguido por las autoridades religiosas españolas

1782. El tribunal de la Inquisición emitió orden de prisión contra el caraqueño por opiniones sobre temas religiosos prohibidos, así como la posesión de libros y pinturas obscenas.

Sin embargo, Cajigal logró asignarlo a una nueva campaña contra los ingleses en Bahamas donde nuestro prócer logró la capitulación del vicealmirante inglés Maxwell, pero no fue recibido con honores por su éxito, sino sometido a prisión en La Habana, el gobernador y general Cajigal libera a Miranday por ello Cajigal fue destituido.

Miranda desertó del ejército español

1783. Cajigal y Miranda se dirigían a España con la intención de demostrar la inocencia de ambos, pero en el puerto de Matanzas, el prófugo abandonó la embarcación dejando una carta de deserción.

Se dedicó a conocer mundo y continuar ampliando su cultura. Vivió en EE. UU., Inglaterra, Holanda, Francia, Alemania, Italia y otros países.

Llegó a EE. UU. justo cuando concluyó la guerra de independencia.

Abril 1783. Huyendo de los injustos procedimientos de la monarquía española, descubre las bondades y contradicciones de la recién instaurada democracia norteamericana.

Viajó a casi todos los estados norteamericanos y aprovechó la oportunidad para intercambiar ideas, con políticos, militares estadounidenses y con los fundadores de la nueva nación, que ocupaban altas responsabilidades en la construcción y dirección política de la nueva nación. Incluso tuvo tal receptividad y acogida, que, con algunos de ellos, logró establecer una estrecha amistad.

El hijo de la panadera se las arregló para almorzar, junto a George Washington, todos los días durante la visita de ese importante personaje a Filadelfia.

Su gran meta era lograr la emancipación de las provincias españolas de la América del Sur

EE. UU., agradecida con España y en un proceso democratizador tan amplio, no estaba en el momento apropiado para apoyar los planes de Miranda.

1784. Hizo una estimación detallada de los costos para equipar a un ejército y obtuvo un préstamo.

1785. Miranda obtuvo ayuda económica de su amigo John Turnbull, adinerado comerciante inglés que conoció en Cádiz.

Estudió el sistema político británico, contactó políticos ingleses a fin de perfeccionar y promover su proyecto para la independencia suramericana.

Publicó sus ideas emancipadoras en importantes medios escritos.

Durante 4 años se dedicó a conocer Europa y Asia.

1787. Su estadía en Rusia se prolongó por 10 meses. Conoció a destacadas personalidades, se dio a conocer por el mundo ofreciendo información acerca de su plan. Obtuvo cartas de apoyo y recomendación, pasaporte ruso, préstamos y jugosas donaciones de dinero, además, el derecho a utilizar el uniforme del ejército imperial ruso.

1789 a 1792. Solicitó insistentemente el apoyo británico, pero, durante más de 2 años, sólo obtuvo un pequeño apoyo económico

1790. Redactó una propuesta detallada solicitando apoyo al primer ministro británico, William Pitt aunque Miranda había batallado en su contra y no había indicios firmes de que los hispanoamericanos estuviesen desesperados por convertirse en naciones libres del yugo español.

Participación de Miranda en la Revolución Francesa

1792. Ingresó en Francia con pasaporte y nombre ruso en plenodesarrollo de la guerra contra Prusia, Holanda e Inglaterra.

Francia tampoco podía distraer su atención y recursos en el proyecto libertario americano de Miranda.

El líder revolucionario francés, Jérôme Pétion, del bando de los jacobinos, le insistió a Miranda ingresar al ejército de la Francia revolucionaria, sensiblemente disminuido en su oficialidad por pugnas internas con los girondinos.

Pétion fue uno de los líderes jacobinos, perteneciente a los federalistas radicales de la Asamblea constituyente. Pugnaban aguerridamente por la creación de una república, eran antimonárquicos radicales. Aunque Miranda simpatizaba más con los girondinos que eran federalistas moderados.

24 agosto 1792. Miranda aceptó, con la condición de que se le otorgase el sueldo y grado de Mariscal de Campo, así mismo señaló la conveniencia económica para Francia de llevar a cabo este proyecto de libertad para las naciones americanas.

Miranda perdió el apoyo ruso

El gobierno ruso no apoyaba las ideas antimonárquicas francesas y, por supuesto, tampoco su amiga zarina Catalina II, la grande, simpatizaba con los sucesos revolucionarios de Francia, ya que desde 1789 atentaban contra el orden antiguo, los privilegios, la vida cortesana, la organización feudal de la sociedad y la estabilidad de las grandes monarquías absolutistas del momento.

Miranda participó en la batalla de Valmy en la cual fueron derrotadas las fuerzas conjuntas de Austria y Prusia. Fue ascendido a Teniente General.

Un hecho histórico relevante afectó su vida y su carrera militar en Francia

1793. El Rey Luis XVI fue ejecutado en la guillotina. Esto produjo gran conmoción tanto en Francia como los países vecinos.

Su superior, el general en jefe Charles Francois Dumouriez (jacobino) se propuso tomar el control de la Asamblea con auxilio del ejército. Como Miranda no se plegó a ese proyecto, Dumouriez lo acusó de traidor, cayeron los girondinos, se radicaliza el gobierno en manos de los jacobinos y ordenan prisión de importantes figuras de la revolución, entre ellos Francisco de Miranda. Durante el terror jacobino que guillotinó a 1300 personas, de un bando y del otro, el venezolano pensó suicidarse.

13 enero 1795. Es liberado. De julio 1793 a enero 1795 estuvo preso en Francia.

1795. Vivió durante unos meses rodeado de lujos. Agasajó a la duquesa de Abrantes y a Napoleón Bonaparte, que consideraba a Miranda como un espía de Inglaterra y España.

Diciembre 1795. Como Miranda publicaba críticas a las políticas en Francia, el ministro de policía ordenó su expulsión de Francia, de modo que Miranda permaneció oculto por unos meses.

1797. Hace un nuevo intento de liberar las colonias hispanoamericanas a través del imperio británico, esta vez durante 8 años. Ese año Gual y España, que se habían mantenido en contacto con Miranda, conspiraron contra la corona española.

1799. Miranda es traicionado por dos de sus más estrechos colaboradores, entregando numerosos documentos a las autoridades francesas y españolas.

La invasión de Napoleón Bonaparte a Inglaterra volvió a retrasar sus planes

1803. La prioridad inglesa era defenderse de Napoleón Bonaparte.

1805. Miranda plantea su proyecto a Thomas Jefferson, presidente de los EE. UU.

Este no rechaza el proyecto, pero su gobierno no estaba en condiciones de apoyarlo. Jefferson le dijo “…usted ha nacido demasiado pronto para ver el esplendor del Nuevo Mundo”.

Primera expedición mirandina

Con apoyo de algunos amigos ingleses y norteamericanos consiguió reclutar un pequeño grupo de jóvenes ajenos a la causa.

28 marzo 1806. Miranda cumplía 56 años, tenía 35 años sin ir a su país, Venezuela. Zarpan rumbo a las costas venezolanas. Más de la mitad de su tripulación es atrapada y asesinada por los buques de guerra españoles. Su embarcación logró huir a Trinidad.

Segunda expedición mirandina

03 agosto 1806. Tomaron en el pueblo de la Vela y se dirigen a Coro. La ciudad estaba desierta, además, Miranda era absolutamente ajeno y desconocido en su país. Se dirigió a Aruba.

La invasión de Napoleón Bonaparte a España se presenta como una gran oportunidad

Mayo 1808. El sometimiento de los reyes y el estallido de la insurrección en la península estimula los planes de Miranda. Varios gobiernos como el británico se ven amenazados, colaboran con España, aunque fue su antiguo enemigo para formar un frente contra la invasión francesa.

16 julio 1808. En Caracas, al llegar las noticias de España, hubo un movimiento popular contrario a lo que Miranda esperaba. Se manifestaron a favor de Fernando VII.

El notable caraqueño continuó publicando sus ideas solicitando apoyo internacional.

19 abril 1810. Los habitantes de Caracas se declararon independientes

Sólo las provincias de Maracaibo, Coro y Guayana se pronunciaron leales a España y no reconocieron al gobierno de la Junta Patriótica y se levantaron en armas.

Los diarios internacionales reconocen la labor de Miranda en pro de la independencia americana.

A los que se oponían a la corona se le consideraba hereje porque los reyes se consideraban ungidos por Dios padre celestial.

Los objetivos de Simón Bolívar no eran, inicialmente, los mismos que los de Miranda

Los mantuanos crearon la Junta Patriótica que, en realidad, era defensora de los derechos de Fernando VII. Sólo pretendía gestionar al país de manera autónoma para ganar poder político.

10 julio 1810. Llegaron a Inglaterra los representantes de la Junta de Caracas, Andrés Bello, Simón Bolívar y Luis López Méndez para solicitar la protección de inglesa, armas para la defensa de la provincia, el apoyo de los oficiales británicos y promoción del comercio.

Las instrucciones de los funcionarios españoles respecto a Miranda fueron: ganarse su confianza, valerse de sus contactos, observarlo, conocer sus planes respecto a las colonias hispanoamericanas y apoderarse de sus documentos.

14 julio 1810. Miranda se reunió con los caraqueños en Londres. Se convirtió en su guía, intermediario y consejero. No fue invitado a asistir a las reuniones entre el canciller de la Gran Bretaña y los comisionados, pero estaba atento. Les hizo recomendaciones y analizó con ellos los detalles y resultados de las conferencias. Se animó a invitarlos a cenar a su casa, pero éstos se excusaron. Se ocupó de presentarles sus contactos, los acompañó a conocer la ciudad. Propició un encuentro en su casa, entre los tres comisionados y el hijo del canciller británico, entregó a la prensa local documentos, proclamas e informes traídos de Venezuela por los caraqueños.

Diciembre 1810. Miranda regresó a Venezuela, tras 39 años, a unirse al movimiento independentista. Debido a la diferencia de objetivos, enfrentó intensos debates en la Junta Patriótica. Se trataba de un desconocido en su tierra, sin embargo, gracias a su reconocimiento internacional, tuvo oportunidad de presidir la sociedad patriótica y comandar con poderes amplios la lucha contra los realistas.

Desde abril 1810 a julio 1812, el alzamiento de las provincias leales al rey y los ataques del General canario Domingo Monteverde llevaron al fracaso a la primera república. Esto aunado al demoledor efecto del terremoto, que no sólo destruyó importantes ciudades, sino resquebrajó al bando patriótico porque los sacerdotes decían que era la respuesta de Dios irritado contra los herejes que desconocieron al monarca Fernando VII. Los soldados desertaron persuadidos de que sus almas se perderían de manera irremediable por haber abandonado al ungido de Dios.

Sus “compañeros” patriotas le responsabilizaron del fracaso y lo entregaron a disposición de las autoridades realistas para obtener, a cambio, un pasaporte para salir de Venezuela.

Estuvo 4 años preso incluso, por largos periodos, en condiciones muy desesperantes.

El hijo de la panadera demostró con creces al mundo entero su valía.

Fue un adelantado a su tiempo, rebelde, con increíbles habilidades intelectuales, siempre en la búsqueda de grandes metas, tenaz. Dominaba al menos 4 idiomas. Su cultura abarcaba las matemáticas, el oficio militar, arte, letras y fue, sin proponérselo un gran cronista y escritor. El diario de Miranda ofrece detalles de sus magníficas experiencias. Sus frecuentes escritos a grandes personalidades le abrió muchas puertas y también le ocasionó grandes inconvenientes. A través de sus publicaciones en importantes diarios internacionales abrió camino a la independencia de los países hispanoamericanos. Por su fuerza de voluntad convirtió la persecución de parte de la monarquía española en mayor visibilidad, relevancia y oportunidad de exponer sus opiniones y juicios adversos a las arbitrariedades españolas.

Lo mismo que hoy, entre venezolanos, la lucha por el poder, en realidad, nos debilita.

Por Loana Bracho C., 14/07/2020

Fuentes consultadas:

“Francisco de Miranda”, Biblioteca Biográfica Venezolana, Autor Inés Quintero. Publicado por el Nacional, febrero 2006

http://www.venezuelatuya.com/historia/19_abril.htm

http://www.venezuelatuya.com/historia/5_julio_firma_independencia_Venezuela.htm

https://es.wikipedia.org/wiki/Conspiraci%C3%B3n_de_Gual_y_Espa%C3%B1a

https://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_de_Miranda

https://books.google.es/books?id=YIbmgR62GP8C&pg=PA224&lpg=PA224&dq=conscripci%C3%B3n+1812&source=bl&ots=AyMWVRMoaa&sig=K1UWsBp9SKvOB2MjTukYyHE4KwA&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwiY04Pf99bUAhWQfFAKHTNiBHoQ6AEIIzAA#v=onepage&q=conscripci%C3%B3n&f=false

http://www.franciscodemiranda.info/es/biografia/inquisicion.htm

https://www.google.es/search?hl=es&site=imghp&tbm=isch&source=hp&biw=1680&bih=955&q=Francisco+de+Miranda&oq=Francisco+de+Miranda&gs_l=img.12..0l10.2049.2049.0.3515.3.3.0.0.0.0.62.62.1.1.0….0…1..64.img..2.1.61.0.imIrqC68GwI#imgrc=Ca6pIO86QyANlM:&spf=1498330804827

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: