#NoticiaRegiones

Funcionarios de Gobernación y alcaldías de Aragua hostigan a periodista Gregoria Díaz

Los funcionarios de la Gobernación y de las alcaldías del estado Aragua, hostigan a la periodista del portal informativo, Crónica Uno y corresponsal del Instituto Prensa y Sociedad Venezuela (Ipys-Venezuela), Gregoria Díaz.

Desde febrero de este año, Díaz ha sido víctima de persecución y acoso por parte de funcionarios y efectivos de la entidad tras la publicación de un tuit –en ese entonces- acerca de una persona hospitalizada en el Hospital Militar de Maracay.

A partir de ese momento, la reportera no ha dejado de ser hostigada por algunos mensajes que publica en sus redes sociales. El más reciente, fue un tuit en donde publicó que la diputada Liz Jaramillo, denunció al alcalde de San Sebastián, Félix Romero; por haber amedrentado junto a varios efectivos del Sebin a algunos ciudadanos que protestaban porque tenían más de 14 horas sin energía eléctrica en la zona.

Meses de hostigamiento

“Desde hace varios meses he sido víctima de acoso; persecución e inclusive una investigación en el Ministerio Público basada en la ley contra la delincuencia organizada por delitos que, a la fecha, ignoro”, expresó Díaz en entrevista a Espacio Público 1.

Díaz detalla que esa “campaña” ha consistido en hacer capturas de algunos de sus tuits y les ponen la etiqueta de “palangrista”; y las publican en los estados de la aplicación WhastApp de todos los funcionarios del estado Aragua. “Empezando por el propio Gobernador hasta funcionarios de menor jerarquía”, señaló.

Imagen cortesía

Ante este hostigamiento, Díaz responsabiliza tanto al Gobierno regional como nacional de lo que a ella le pueda suceder.

Es frecuente que funcionarios del gobierno mantengan un discurso que desmerite el papel de los medios y que ataquen constantemente a los periodistas.

Esta violencia discursiva ampara la violencia de efectivos de seguridad o militares que actúan en contra del trabajo periodístico; repitiendo en la práctica los señalamientos de “palangristas” o “mentirosos” hacia los periodistas, siguiendo el formato de la teoría del enemigo interno.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: