#Noticia

Jesús Israel Fernández: el Foro de Sao Paulo es el gran enemigo de la democracia en los países de la región

  • El analista político y exasesor del Congreso de Venezuela de la etapa democrática, al examinar las situación política en Perú y Colombia, afirma que “aquellos que pretenden imponer el socialismo marxista no darán retroceso y armisticio hasta no conquistar y desplazar la democracia en los países más vulnerables del continente” 

Por ALFREDO CONDE

El analista político y exasesor del Congreso Nacional venezolano en tiempos de democracia, Jesús Israel Fernández, una vez más deja escuchar su voz de alerta a los líderes democráticos y a los pueblos de los países más vulnerables del continente sobre los peligros y las pretensiones de la izquierda socialista marxista, representada en el Foro de Sao Paulo.

Fernández, en conversación exclusiva con CCNesnoticias, expuso la situación antes señalada, al evaluar los últimos acontecimientos y la tensión política registrada en los hermanos países de Perú y Colombia. 

PERÚ EN LA MIRA DEL MALIGNO FORO

“La disputa presidencial entre Keiko Fujimori del partido Fuerza Popular y Pedro Castillo de Perú Libre por la Presidencia de Perú, ha tomado un ritmo de stand by. tras la renuncia del magistrado Luis Arce Córdova, representante de  la Fiscalía Suprema de la República ante el Jurado Nacional Electoral (JNE)”, señala Fernández para comenzar. 

“El magistrado tiene la intención de desestabilizar al Jurado Nacional Electoral y crear un manto de dudas sobre el proceso electoral, lo cual es una gran irresponsabilidad ante el país, como declaró textualmente Hernando Ceballos del equipo técnico de Perú Libre, al comentar sobre la declinación de Luis Arce”, apunta el analista. 

“La situación del Perú a esta fecha, a pesar de que continúa una tensión política en los dos grandes partidos que participaron en el balotaje, ha bajado de intensidad, pero el factor de la pandemia se ha tomado de justificación para un toque de queda en los horarios de 11:00 pm a 4:00 am. Voces como la de Ned Prince del Departamento de Estado de EEUU, quien opinó que las recientes elecciones presidenciales de Perú fueron justas y son un modelo de democracia en la región deben ser tomadas en cuenta”, agregó Fernández.                                                                          

“Sin embargo, el escenario electoral es un debate que pudiera dejar serias dudas y abrir el camino a las controversias legales y constitucionales para sustentar la legitimidad de quien resulte ganador, en este caso el nuevo presidente de la república, cuando el margen hasta ahora es de apenas un 0,23%. Y Fuerza Popular, el Partido de Keiko Fujimori, ha solicitado una revisión de 800 actas al Jurado Nacional Electoral, que cuantitativamente sobrepasa el porcentaje de la diferencia y adicionalmente solicita que el JNE “apruebe una auditoría internacional y que no evada su responsabilidad de fiscalizar y de analizar la verdad, otro elemento que incorpora Lourdes Flores a la crisis que lentamente está aumentando sin un pronóstico de solución en los próximos días”, sostiene el entrevistado. 

La inflación empieza a aparecer en Perú y los planes de salida del país son comentados por jóvenes estudiantes que ven su futuro dentro del esquema de un Estado en retroceso. Así como los estudiantes del sector universitario, los profesionales también han entrado en un estado de desconfianza cuando los comentarios empresariales son de buscar nuevos horizontes”. 

ACTA MATA VOTOS

“La situación del Perú es muy parecida a la famosa frase del siglo pasado muy popular en Venezuela, refiriéndose a los asuntos electorales ‘acta mata votos’. En Perú al igual que en la Venezuela de ese momento los votos emitidos son eliminados horas después del acto electoral y no hay cómo cotejar desde el cuaderno electoral los votos emitidos con las papeletas, en la cual radica que si existe una forma legal de establecer un ganador sería desde la comprobación sustentada en una presunta legalidad y no en la voluntad del elector. De allí que  la renuncia de Arce Córdova es un factor que puede tener repercusiones desde las menos trascendente hasta las no deseables”, advierte Jesús Israel Fernández. 

“Incluso voces como la de (Andrés) Pastrana, quien opinó que se pueden repetir las elecciones, ante una decisión que pudiera traer un desenlace que perjudique aún más la economía del Perú, donde la bolsa está dando orientación de lo que están opinando los empresarios y el capital y las inversiones extranjeras que se preparan para una posible migración al temer por un modelo de Estado socialista, comunal, populista y expropiador de los medios de producción privados”, precisa. 

“La inflación empieza a aparecer en Perú y los planes de salida del país son comentados por jóvenes estudiantes que ven su futuro dentro del esquema de un Estado en retroceso. Así como los estudiantes del sector universitario, los profesionales también han entrado en un estado de desconfianza cuando los comentarios empresariales son de buscar nuevos horizontes. 

“Frases preocupantes como que Pedro Castillo para imponer el socialismo marxista debe terminar de empobrecer a los peruanos, arruinar las empresas e igualar hacia abajo a los sectores sociales en ascenso es un argumento que tiene su homólogo en Venezuela, donde en la medida que avanza el socialismo  y la “comuna de guayuco” el progreso de su gente empieza a desaparecer en ese proceso de nivelar hacia abajo y de crear una autocracia permanente y privilegiando a unos pocos”, añade Fernández. 

En Perú aún se espera por la decisión final y existe esperanza de que Keiko Fujimori tenga la razón y se convierta en presidente de la república.

“En el Perú aún se espera por la decisión final y existe la esperanza de que Keiko Fujimori tenga la razón y se erija como presidente de la república para alejarse de esa amenaza del socialismo financiada por las empresas del crimen organizado con aroma de coca y corrupción incluyendo al Foro de Sao Paulo… La crisis de gobernabilidad previa a las elecciones son estrategias muy bien diseñadas que impulsan resultados indeseables que a la final terminan de degradar la democracia. Perú días atrás concentraba su ánimo entre la alegría y la esperanza a pesar de su adversa historicidad gubernamental. Hoy con la crisis de respuesta de los resultados electorales se debate entre la incertidumbre, el miedo, la ansiedad y la ira al adversario. Una coyuntura con un desenlace inédito”, observa el analista.   

COLOMBIA: DERROTAS PARA PETRO Y EL FORO DE SAO PAULO

“Colombia ha aprendido la lección desde hace un buen tiempo y sabe con quién está lidiando a pesar del síndrome del “Santanderismo”, un estilo de hacer las cosas por más complicadas que sean en total “calma y cordura” como afirmó el general (Eleazar) López Contreras al encargarse de la presidencia del país a la muerte del dictador Juan Vicente Gómez, en el primer tercio del siglo pasado en la hermana república de Venezuela. 

“Colombia es un territorio que ha sido declarado estratégico para las empresas de la narco-violencia y el Foro de Sao Paulo, que no se cansarán hasta apoderarse del país desplazar la democracia. Y la gente de bien, que desde toda su historia ha construido un país democrático ahora recibe de su propia gente críticas destructivas al tratar al enemigo declarado en adversario dentro de los canales constitucionales, cuando la guerra en sus diferentes versiones está presente en todo el ámbito nacional, ahora en baja intensidad y maniobra y con pocos adeptos que podría desarrollarse si no se detecta desde donde están surgiendo, quienes los educan y preparan y cuáles son las instituciones que se han convertido en santuarios para el adoctrinamiento de los desadaptados. Estos enemigos de la democracia han esperado y simulado derrotas y se han camuflado en los mecanismos democráticos no para participar en bien de la misma sino para debilitar su institucionalidad y buscar los subterfugios que puedan generar conflictos para avanzar en sus planes”, observa con notable preocupación Jesús Israel Fernandez.

“Los enemigos de la democracia colombiana también han acumulado sus experiencias y están claros en que deben establecer alianzas con sectores disidentes de los demócratas, para desestabilizar y ganar terreno. Alianzas tácticas como las que han llevado a cabo con el sector de los trabajadores y educadores son el reflejo de éstas praxis políticas, donde las organizaciones de carácter reivindicativo se transforman en instrumentos de subversión y pierden su condición de luchadores por el mejoramiento progresivo de acuerdo o acorde con la evolución económica de los mercados y del desarrollo de expansión económica interna y externa, acompañada de la innovación tecnológica y el atributo de un país con perfil de trabajador y responsable ante su historia del progreso social y económico”, dijo para continuar. 

Los enemigos de la democracia colombiana también han acumulado sus experiencias y están claros en que deben establecer alianzas con sectores disidentes de los demócratas para desestabilizar y ganar terreno”.

“Colombia en su actual coyuntura ha vuelto a derrotar a la izquierda clásica, aquella que se refugia en las universidades improductivas, donde el factor ideológico es su objetivo académico y son los enemigos perfumados del sistema democrático. Derrotó a la ultraizquierda, definitivamente violenta y autodefinida como enemiga y beligerante del sistema democrático, a la izquierda moderada que tira la piedra y esconde la mano y actúa más por resentimiento que por razones sustanciales para el aporte de mejorar la democracia, así como también a la izquierda de partidos políticos de diferentes colores, diversidad y complejidad que auspicia a los verdaderos verdugos de la sociedad y de la nación en su afán de llegar al poder por la vía del voto y después transformarse en los verdugos de la patria y por supuesto a la izquierda armada que de vez en cuando se disfraza de civiles para aumentar la anarquía y el desorden en las protestas y manifestaciones”, afirma el experto de la política colombiana.

“Toda esa gama de colores personajes y fracciones de izquierda han sido derrotadas vistos sus últimos reveses: el referéndum por la Paz, las elecciones con Iván Duque y el paro general… Son los que esperaron a que el gobierno introdujera una ley algo fuera de tiempo por el efecto pandemia, recesión económica, contracción del mercado interno e internacional y sin haber culminado en ese entonces la meta de rebaño en la vacunación. Son los errores tácticos que está esperando ‘la canalla’ para dar su zarpazo a la paz y tranquilidad de los colombianos”, considera. 

La elección presidencial en Colombia ganada por Iván Duque representó un duro revés para la izquierda marxista.

“Esta otra derrota a la izquierda y al paro deja claro que el gobierno tiene unas ‘rendijas’ y una racionalidad insuficiente del entorno y estrategias de aplicación burocrática retardada para enfrentarse a los conflictos y darle resolución rápida y con suficiente apoyo social y político. Pero lo importante es que el paro terminó y solo quedaron unos escombros y un foquismo militante sin mayor importancia, pero que requiere observancia permanente”, añadió en su exposición.

“El Foro de Sao Paulo no descansará hasta lograr conquistar, dominar y someter a la nación colombiana y dependerá de sus líderes curtidos en la lucha política intervenir para frenar al adversario que tomó el camino de la beligerancia a todos los niveles sin excluir la vía electoral. Pero más allá de los ejemplos de Perú y Colombia hay que enviar un mensaje de alerta, porque aquellos que pretenden imponer el socialista marxista y que se apoyan en el Foro de Sao Paulo no darán retroceso ni armisticio hasta no conquistar y desplazar la democracia en los países más vulnerables del continente”, sentenció para concluir Jesús Israel Fernández. 

Síganos en TELEGRAM
¡Únete al canal de CCN Es Noticias!:
https://t.me/joinchat/6Cq62FvybydlM2Y5

Twitter: @Alconde

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: