#NoticiaInternacionales

La gran pregunta: María Gabriela Chávez ¿Dónde guarda su fortuna?

María Gabriela Chávez, ostenta
mientras Venezuela sufre…

“Rockefeller murió a los 101 años con 3,5 billones de dólares, después de trabajar toda una vida. María Gabriela, hija de Chávez, posee 4,5 billones sin trabajar…”

Como hija de Hugo Chávez, María Gabriela participó en numerosas actividades oficiales, entre ellas la de asumir el papel de primera dama de Venezuela acompañando a su padre en actos oficiales e incluso en cumbres internacionales.

Es una máxima del comunismo: enriquecerse a partir de la pobreza y la miseria de su propio pueblo. En una sencilla búsqueda de internet se pueden encontrar numerosos enlaces para abordar este fenómeno. Las dos hijas del ex presidente Hugo Chávez, María Gabriela Chávez y Rosa Inés (Rosinés, como se la conoce en Venezuela), siempre aunque han tratado de vivir alejadas de los focos mediáticos no son capaces, al parecer se ocultar la opilencia y ostentación.

Caracas.- Desde hace más de una década Venezuela está sumergida en una profunda crisis económica, social y de institucionalidad que ha obligado a más de seis millones de sus ciudadanos a abandonar sus hogares y salir a otros países para satisfacer necesidades básicas y en busca de seguridad para sus familias. Sin embargo, de espaldas a esta realidad viven las hijas del difunto Hugo Chávez -artífice del descalabro de esa nación- quienes intentan camuflarse, alejadas de la exposición de las redes sociales , mientras gozan del status de privilegio económico que les dejó su padre como “herencia”. El ejemplo más elocuente lo muestra el estilo de vida que exhibe María Gabriela Chávez.

Desde enero de 2019, según anunció el régimen de Nicolás Maduro, María Gabriela Chávez, la segunda hija del fallecido gobernante, dejó de ser parte de la delegación venezolana ante las Naciones Unidas, por lo que su paradero resultaba una incógnita. Al no tener ningún cargo diplomático que la protegiera u ofreciera inmunidad, la “consentida” del líder de la llamada revolución bolivariana quedaba expuesta a la ley como cualquier ciudadano del mundo.

En un principio vivía en Nueva York con la justificación de su trabajo en Naciones Unidas. Aunque nunca se determinó el lugar exacto, allegados señalan que gozaba de una vida llena de lujos y comodidades, con residencia en tres apartamentos diferentes en esa ciudad donde el costo de vida tiene un alto estándar. Según quienes le conocen, su nivel de gastos no conocía límites, al punto que en 2017 circuló una denuncia en la que se asegura que quien en un momento fungiera la primera dama de Venezuela, en una tarde de compras había gastado 30.000 dólares en artículos personales y en una tienda tecnología.

María Gabriela Chávez creció durante el gobierno de su padre. El único trabajo que se le conoce fue el cargo que ocupó en Naciones Unidas, pero su desempeño en esa organización transcurrió desapercibido. Al parecer estudió en la Universidad Bolivariana, creada por Chávez, en detrimento de la Universidad Central de Venezuela y las otras universidades públicas y privadas del país, centros de estudios que el mandatario no logró controlar.

Extraoficialmente se conoció, que al quedar sin pasaporte diplomático, según publicaciones aparecidas en las redes sociales, María Gabriela Chávez se radicó un tiempo en París y meses después regresó a su natal Venezuela.

Al no poder permanecer en Estados Unidos, la gran pregunta que surge es dónde escondió su fortuna María Gabriela Chávez, la que le permite sostener una vida llena de lujos.

Según la revista Forbes, la fortuna de la hija favorita de Chávez, alcanzaba a los 3 mil quinientos millones de dólares. Se estima que el dinero esté en diferentes bancos de Europa a nombre de testaferros, para evitar que cualquier investigación conduzca hasta ella, según lo señalan especialistas en lavado de dinero que hablan desde el anonimato mientras realizan investigaciones en ese sentido.

Cabe recordar en el 2012, la revista Forbes ya había colocado en el número 48 a Hugo Chávez en la lista de los más influyentes, con una leyenda en la que aseguraba que Chávez había “ganado las elecciones” y que seguiría molestando a occidente con sus ideas comunistas.

La segunda hija del difunto Hugo Chávez, reapareció junto al Canciller, Arreaza
en las internas del Psuv después de un tiempo “desaparecida”.

En Venezuela:

Desde la fecha, la figura de María Gabriela Chávez desapreció de la escena pública, hasta el 23 de mayo pasado. Ese día Jorge Arreaza, casado con Rosa Virginia Chávez, hermana de María Gabriela, publicó en la cuenta oficial de Twitter del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, del que es el titular, una serie de fotografías en la que se ve a María Gabriela Chávez asistiendo al funeral de Jorge Luis García Carneiro, uno de los leales amigos de Hugo Chávez.

Luego, a principios de agosto, también en la misma cuenta de Twitter se publicó otro post en el que se la ve participando en las elecciones internas del partido de la dictadura, el Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV.

Este martes 17 de agosto, María Gabriela Chávez sorprendió apareciendo en las redes sociales con una fotografía en la que asegura que se encontraba en el Parque Nacional Canaima.

Utilizando la cuenta de Twitter @Maby80 aparece el anuncio de dos nuevos post en los que asegura que está en la cima del Salto Ángel. Llama la atención que la cuenta de Instagram, donde en algún momento exhibió su vida junto a dos de sus parejas, en la que se le veía celebrando, ya no están publicadas. La cuenta solo tiene los dos post publicados este 17 de agosto.

Así las cosas, mientras María Gabriela Chávez viaja el mundo y se asienta en el lugar que su voluntad le indica y su solvencia económica le permiten, al parecer, el hecho de pertenecer a la línea de sucesión de la élite política iniciada por su padre, la exonera de verse obligada a rendir cuentas en ningún país, ni en el suyo propio, acerca de cuál es el origen de su fortuna y en que paraíso fiscal o bajo que nombre la resguarda.

María Gabriela Chávez, calificó de transparente y democrática,
la fiesta electoral del Psuv.

Los lujos de María Gabriela:

Rockefeller murió a los 101 años con una fortuna de 3,5 billones de dólares, después de trabajar toda una vida. María Gabriela, primera hija de Hugo Chávez, posee una fortuna de 4,5 billones de dólares, según la revista Forbes, sin haber trabajado. Esa es la diferencia entre capitalismo y socialismo.

Es una máxima del comunismo: enriquecerse a partir de la pobreza y la miseria de su propio pueblo. En una sencilla búsqueda de internet se pueden encontrar numerosos enlaces para abordar este fenómeno. Las dos hijas del expresidente Hugo Chávez, María Gabriela Chávez y Rosa Inés (Rosinés, como se la conoce en Venezuela), siempre aunque han tratado de vivir alejadas de los focos mediáticos no son capaces, al parecer se ocultar la opilencia y ostentación.

María Gabriela es la hija mayor del fallecido presidente y la revista Forbes la catalogó como la mujer más rica de Venezuela con una fortuna que ascendería a 3.800 millones de dólares.

Acorde a varios artículos vive en Nueva York desde el año 2014 y no se limita a la hora de gastar en tiendas de lujo. En 2017, uno de los años más duros de la crisis en Venezuela y con meses de protestas en las calles de todo el país reclamando mejoras en las condiciones de vida de los venezolanos, la primogénita habría gastado más de 30.000 dólares en una sola tarde en productos de las principales marcas de lujo de moda y tecnología en la Gran Manzana.

María Gabriela habría vivido hasta en tres apartamentos diferentes y habría sido PDVSA, la empresa estatal Petróleos de Venezuela, quien habría pagado el alquiler de 9.000 dólares mensuales que costaría uno de los pisos en Hudson Street. Por su parte, Rosinés, vive en París y allí estudia en la Universidad de La Soborna, una de las más importantes y prestigiosas de Francia. En sus redes sociales se pueden ver fotografías de la joven con Justin Bieber, con fajos de dólares en las manos y posando con Ferraris de lujo.

Los hábitos de consumo se desprenden de un detallado registro de compras efectuadas en Manhattan, que fue incluido en un reporte de “actividades sospechosas” de esa cuenta bancaria, alimentada con fondos cuyo origen legítimo el titular de la cuenta no explicó adecuadamente a los reguladores.

Los gastos en Nueva York formaron parte de la investigación debido a la relación de Leyba con María Gabriela, considerada en el sistema financiero norteamericano como una Persona Expuesta Políticamente (PEP), una designación que incluye a personas que ejercen o han ejercido cargos políticos en gobiernos extranjeros.

Según una fuente familiarizada con el caso, Leyba viajaba con frecuencia a Nueva York pero formalmente residía en Venezuela. Cada vez que viajaba a la Gran Manzana, Leyba notificaba que su estadía se iba a prolongar por varios meses, aunque el banco no tenía manera de confirmar que efectivamente se encontraba en Manhattan mientras la tarjeta era usada, indicó la fuente.

De acuerdo con los movimientos de la tarjeta de débito, la pareja Leyba-Chávez gastó decenas de miles de dólares en tiendas de lujo exclusivas como Chanel, Louis Vuitton, Hugo Boss, Michael Kors y Kenneth Cole, todas ubicadas en Manhattan.

En un período de tres días, entre el 23 y el 26 de octubre de 2015, la cuenta registró pagos por unos $9.000 en la tienda Chanel, en Midtown Manhattan. La tienda exclusiva, ubicada a escasos 12 minutos de la sede de las Naciones Unidas, ofrece desde perfumes, relojes y carteras, hasta calzados, anteojos y costosa joyería con diseños exclusivos.

Entre las tiendas favoritas de María Gabriela, a juzgar por los registros de gastos y por las características de los establecimientos, estaban Forever 21 (con dos compras de casi $2,300), la tienda de ropa íntima Victoria Secret (tres visitas en cinco días con más de $1,000), y la tienda de cosméticos MAC de Times Square, visitada cuatro veces con desembolsos de más de $1,600.

Entre otras tiendas de lujo visitadas en los días de compras de la pareja están Louis Vuitton ($1.371), Hugo Boss ($367), Kenneth Cole ($895), Michael Kors ($324), Luxottica ($431 en anteojos) y la curiosa Zoomies, una tienda que se define como el primer “bar de galletas para perros de Nueva York”, ubicada en Greenwich Village.

El “sueño americano” de María Gabriela:

Los registros bancarios reflejan un estilo de vida dispendioso y cosmopolita: cenas de $600 en TAO, un restaurante descrito como una mezcla de influencias de Italia, España, Francia y Grecia; espectáculos en el Madison Square Garden, con facturas de más de $2,200 en tickets; visitas de $300 por persona al Minskoff, conocido tanto por ser el teatro sede del musical El Rey León, como por servir de sede del Miss Universo en 1981, cuya corona ganó la venezolana Irene Sáez.

La larga lista de “shopping” de la hija de Chávez y su novio muestra además un gusto particular por tiendas de marca como Holister Co, American Eagle, GAP, H&M y Tumi, esta última una tienda de maletas de lujo donde se gastaron en dos sentadas más de $4.000.

Una visita distintiva fue la que hicieron a Ricky’s, un famoso salón de belleza que se precia de tener una clientela de “culto”, que incluye desde “adolescentes conscientes del estilo”, hasta “mamás suburbanas”, pasando por “celebridades de Hollywood” y “estilistas profesionales”.

Los registros bancarios documentan numerosas visitas a tiendas de zapatos como Journeys ($239), Designer Shoe Warehouse, DSW ($323), Converse ($58.71), Lady Foot Locker ($155), y las tiendas Niketown ($1.114) y Ana Koordi Shoes ($307). En poco más de tres meses, se registraron gastos en zapatos de más de $2.300.

Otro tipo de compras subrayaron el interés de María Gabriela y Leyba por los establecimientos de equipos electrónicos como la icónica tienda Apple de la Quinta Avenida ($138), la cadena Best Buy (dos compras por $614), la tienda de equipos de sonido Bose ($364), y la Broadway Camera & Electronics, una empresa donde se pagó una factura de $435 por equipos de imaging.

La cuenta bancaria que financió durante años el “sueño americano” de María Gabriela fue finalmente cerrada en 2016 por “inconsistencias”.

Originalmente, Leyba había declarado que tenía ingresos de unos $800.000 anuales, distribuidos entre $300.000 en “salario” y $500.000 en “otros ingresos”, según los documentos.

Leyba es socio de la firma Leyba & Mavares Sociedad Civil, registrada en la ciudad de Maracaibo, en el occidente de Venezuela.

También aparece en al menos dos corporaciones en la Florida, ambas actualmente inactivas: Queen Shell LLC, creada en septiembre de 2013, y Leyba Mavares Consulting LLC, creada en mayo de 2013.

Entre fines de 2015 y mediados de 2016, la cuenta recibió una decena de transferencias provenientes de una cuenta del Banco de Chipre a nombre de la empresa Atlantides Shipping CO Ltd. La explicación de los depósitos: pago de “comisiones” por la compra de la embarcación MV Speed Runner.

Otras transacciones por casi $1.25 millones fueron explicadas por el cliente como pago por servicios profesionales por “asesoría legal” para la “adquisición de una embarcación tipo “ferry” a Naviera Paraguaná C.A.”

Los oficiales reguladores ampliaron las investigaciones y encontraron que las transferencias eran parte de un esquema de presunta corrupción en la adquisición de barcos tipo ferrys por la firma Naviera Paraguaná.

Las alarmas del banco se encendieron cuando uno de los socios de Leyba, Nelson Colmenares, denunció que la compra de “ferrys” de transporte, que iban a ser utilizados en una hipotética ruta Punto Fijo-Aruba-Curazao, se estaban adquiriendo con sobreprecios del doble del costo original.

Colmenares, socio en la firma Naviera Paraguaná, denunció que Leyba solicitó fondos por $11.6 millones al Banco de Comercio Exterior para realizar la compra de la embarcación Speedrunner II, que luego fue rebautizada como Paraguaná I, pese a que el costo real del barco tipo “ferry” era de poco más de $5 millones.

La denuncia, de la cual tomaron nota los reguladores bancarios en Estados Unidos, fue presentada a la Fiscalía General de Venezuela, pero las investigaciones nunca avanzaron.

Parte de los fondos que alimentaron la cuenta bancaria de Leyba en Miami provenía de esta transacción financiera, un factor que influyó decisivamente para el cierre de la misma, de acuerdo con los documentos revisados por Primer Informe.

El caso de la Naviera Paraguaná no fue la única operación sospechosa que encendió alarmas bancarias en torno a las operaciones de Leyba.

El novio de María Gabriela realizó además transferencias a cuentas en EEUU de ciudadanos venezolanos que resultaron ser empleados de la misión diplomática de Venezuela ante las Naciones Unidas, entre ellos los oficiales Francisco Cardona Hernández y Ana Carolina Rodríguez de Febres-Cordero. Ninguna de estas operaciones, posiblemente destinadas a enviarle dinero a su prometida en Nueva York, fue justificada satisfactoriamente, según el reporte sobre el caso.

Leyba Morales tenía también relaciones estrechas con organismos gubernamentales en Venezuela. Su socio en la firma Leyba & Mavares Sociedad Civil, Lewis José Mavares García, fue designado en marzo de 2018 como Consultor Jurídico del Ministerio de Economía y Finanzas.

Según denuncias publicadas en Venezuela, Leyba y Mavares controlaban una importante “tribu judicial” que obtenía beneficios financieros de sus “influencias en el alto gobierno” de Nicolás Maduro, incluyendo los $11 millones en financiamiento estatal para la compra con sobreprecio de embarcaciones, en el caso citado arriba.

Leyba también aparece como socio de la firma Venezuelan Attorneys Asociación Civil, establecida en Venezuela, que operaba la firma Venezuelan Attorneys Management LLC , registrada en Katy, Texas, junto al abogado Eduardo Amesty Chirinos. Esa empresa texana era contratista de PDV USA Inc., a través de la cual Leyba Morales recibía un cuantioso estipendio anual por supuestas labores de asesoría a la empresa Citgo.

De acuerdo con documentos revisados por Primer Informe, PDV USA Inc. pagaba el alquiler de un apartamento presuntamente usado por la pareja Leyba-Chávez, ubicado en el 255 Hudson Street, #3A, en Manhattan, por valor de $11.000 mensuales cuando se firmó la última renovación del contrato, el pasado 1 de Noviembre de 2018.

PDV USA Inc también pagaba la renta de un segundo apartamento, de $7.391 mensuales en 2017, según fuentes también usado por los Leyba-Chávez, en el complejo 600 Washington Apartments, a escasas cuadras del One World Trade Center.

Como hija de Hugo Chávez, María Gabriela participó en numerosas actividades oficiales, entre ellas la de asumir el papel de primera dama de Venezuela acompañando a su padre en actos oficiales e incluso en cumbres internacionales.

En 2014 fue nombrada embajadora alterna en la legación diplomática de Venezuela en la ONU, en Nueva York. Allí residió hasta febrero de 2019, cuando abandonó el cargo según informó el ministro consejero de la embajada de Venezuela en Washington, Gustavo Marcano.

Según fuentes de la cancillería venezolana, María Gabriela asistió muy pocas veces a la legación diplomática venezolana en las Naciones Unidas, entre otras razones, porque no tenía buena relación con el entonces embajador, Rafael Ramírez.

“Cuando vino Nicolás Maduro a la Asamblea General, hace dos años, María Gabriela no estuvo presente, una situación sin precedentes ya que se trataba de la segunda a bordo de la embajada en Nueva York”, comentó un veterano diplomático familiarizado con la situación, quien prefirió mantenerse anónimo.

De acuerdo con los esquemas salariales para el personal diplomático en servicio, María Gabriela podría haber recibido un salario de $8,500 mensuales. Vivía en un apartamento en la zona de Tribeca, en el Bajo Manhattan, el cual, según documentos, era pagado con recursos de la firma petrolera Citgo, entonces propiedad de Petróleos de Venezuela, S.A.

El mismo año en que fue nombrada en el cargo diplomático, fue señalada de haber participado en supuestos casos de corrupción administrativa. En junio de 2014, tres meses antes de asumir su cargo en Nueva York, el diario argentino Clarín publicó que María Gabriela aparecía vinculada a una firma de Argentina que exportó miles de toneladas de alimentos a Venezuela a precios “muy superiores a los del mercado”

Al mes siguiente, tras una investigación, los diputados opositores Abelardo Díaz y Homero Ruiz denunciaron que María Gabriela estuvo implicada en un contrato del gobierno venezolano con la firma argentina Bioart S.A., para la adquisición de arroz y maíz blanco con un supuesto sobreprecio de $15.5 millones.

Bioart S.A. exportó a Venezuela 41,000 toneladas de arroz y 28,000 toneladas de maíz blanco a precios 30% por encima del promedio. La empresa estaba conectada con Julio De Vido, un exministro de la era Kirchner, quien hizo numerosos negocios cuestionables con Venezuela. Según la denuncia, el contrato fue firmado después de que los directivos de la firma argentina se reunieron en Caracas con María Gabriela Chávez.

Después de la denuncia, en numerosos mensajes en las redes sociales recogidas por medios como el ABC de España se comenzó a caracterizar a María Gabriela como “la reina del arroz”.

En ese momento, María Gabriela respondió a las acusaciones de corrupción afirmando que se trataba de ataques dirigidos no a ella, sino a la memoria de Hugo Chávez.

“Hablan de millones, hablan de herencias, hablan de riquezas (…) y creen que ofenden con insultos”, indicó en un mensaje de Twitter en el que, sin embargo, no hizo alusión al tema de sobreprecios y sus vínculos con la empresa argentina.

En otro mensaje escrito como si se dirigiera a su fallecido padre, expresó: “Son seres tan básicos que no tienen idea que la riqueza más grande que siempre me diste y que aquí me dejaste, fue tu mirada llena de amor, tu ejemplo de grandeza y tu entrega absoluta. Te siguen atacando. Te siguen temiendo”.

En octubre de 2017, un exnovio de María Gabriela, el actor venezolano Manuel “Coco” Sosa, fue detenido bajo acusaciones de corrupción en contratos con el régimen de Maduro. La hija de Chávez no estuvo relacionada con estas acusaciones.

Sosa fue sentenciado poco tiempo después a cuatro años de prisión domiciliaria, acusado de peculado doloso propio, concierto de funcionarios con contratista y asociación, delitos incluidos en la Ley Anticorrupción.

En noviembre de 2018, María Gabriela fue acusada por la fiscal Luisa Ortega Díaz de haberse beneficiado del entramado de corrupción liderado por Alejandro Andrade, extesorero Nacional de Venezuela.

Andrade fue encarcelado este año tras declararse culpable de haber recibido más de $1,000 millones en sobornos mientras fue funcionario público.

En una entrevista, Ortega indicó que María Gabriela tenía dos investigaciones abiertas por lavado de dinero en la Fiscalía General de Venezuela (bajo el número MP 4391762016), en una de ellas junto a Leyba.

En fecha 7 de Agosto de 2015, este Diario publicó en su página de internet un artículo titulado “María Gabriela Chávez podría ser la mujer más rica de Venezuela”.

En dicho artículo nuestro periódico, con base en noticias publicadas previamente por otros medios, reportó lo siguiente:

“María Gabriela Chávez, la hija predilecta del extinto Hugo Chávez, sigue dando de qué hablar, luego de que medios como DolarToday, Maduradas y Yoyopress publicaran pruebas en las que se detalla a cuánto asciende la herencia que le dejó quien fuera presidente de Venezuela”.

“La multimilloria cifra supera incluso la fortuna del empresario venezolano Gustavo Cisneros, quien según la revista Forbes posee un capital de 3,6 millardos de dólares”.

“La fortuna de María Gabriela dista mucho de lo que solía decir su padre: ‘Ser rico es malo’, y se aleja todavía más de la doctrina socialista que Chávez trató de imponer accidentalmente en el país petrolero”.

“Los 4.197.000.000 de dólares que María Gabriela Chávez posee en sus cuentas de Andorra y EEUU le conceden el ostentoso título de la mujer más millonaria de Venezuela, muy por encima de empresarios como Lorenzo Mendoza, dueño de Empresas Polar, tildado cientos de veces por los chavistas como el gran oligarca”.

Luego de esto, el Diario, en su artículo, dedicó cinco párrafos a efectuar un recuento biográfico de María Gabriela Chávez, en el cual no se hizo mención a su situación financiera.

Posteriormente, en fecha 10 de Agosto de 2015, esta Dirección recibió una carta de la Sra Eva Golinger, actuando como abogada de María Gabriela Chávez y señalando lo siguiente:

Que “debemos desistir de la difamación del carácter y reputación de la Embajadora Chávez y emitir una retractación completa y justa, respecto de cualquier afirmación difamatoria efectuada hasta el momento”. El original en Inglés, lee: “…you and your employees are hereby directed to immediately Cease and Desist all Defamation of Ambassador Chavez´s character and reputation and issue a full and fair print retraction with regards to any and all defamatory and libelous statements made thus far”.

Que “(Su) cliente es la víctima de severas afirmaciones difamatorias publicadas en Diario las Américas el 7 de Agosto de 2015. Las afirmaciones aparecen en la primera página de Diario Las Américas con una foto de mi cliente, la Embajadora Chávez, y declaraciones difamatorias adicionales fueron publicadas en una página subsecuente de la edición del 7 de Agosto de 2015 del Diario las Américas, en un artículo completo difamando a mi cliente”. El original en Inglés, lee: “My client is the victim of severely libelous and defamatory statements and claims published in Diario Las Americas on August 7, 2015. The statements and claims appeared in the front page of Diario las Americas with a picture of my client Ambassador Chavez, and additional libelous remarks were published on a subsequent page of the August 7, 2015 edition of Diario Las Americas in a full feature article defaming my client”.

En el párrafo inmediato siguiente, vuelve a señalar que: “El 7 de Agosto de 2015, Diario Las Américas publicó en su primera página una fotografía colocada de forma prominente de mi cliente la Embajadora Chávez, con el titular difamatorio ‘Hija de Chávez Nada en Fortuna’, luego indicó falsamente en el subtítulo que ‘María Gabriela, la hija favorita del extinto presidente venezolano podría ser la mujer más rica en el país suramericano”. El original en inglés, lee: “On August 7, 2015, Diario las Americas published on its Front page a prominently placed photograph of my client Ambassador Chavez, with the defamatory headline ‘Daughter of Chavez Swims in Wealth, further claiming falsely in the subtitle, ‘Maria Gabriela, the favorite daughter of the extinct Venezuelan president could be the richest woman in the South American country”.

Pocas líneas después, en el mismo párrafo, señala de nuevo que: “Un artículo adicional publicado a página completa en la edición del 7 de Agosto de 2015 del Diario Las Américas publicó numerosas difamatorias, despectivas, ofensivas y escandalosamente falsas afirmaciones en contra de mi cliente. En particular, la siguiente afirmación falsa fue presentada como un hecho en el artículo del Diario Las Américas: ´Los $4,197,000,000 que Maria Gabriela Chávez tiene en sus cuentas en Andorra y los Estados Unidos, le dan el ostentoso título de mujer más millonaria de Venezuela…´. Esta afirmación es una espantosa y absoluta mentira”. El original en Inglés lee: “An additional full page feature article in the August 7, 2015 Diario Las Americas published numerous defamatory, derogatory, offensive and outrageously false statements agains my client. In particular, the following false statement was presented as a fact in the Diario Las Americas article: ´The $4,197,000,000 that Maria Gabriela Chavez possesses in her accounts in Andorra and the United States give her the ostentatious title of most millionaire woman in Venezuela…´. This statement is an appalling and utter lie”.

Que ¨Diario las Américas adicionalmente hace afirmaciones difamatorias refiriéndose a ´La fortuna de Maria Gabriela..´ y ´el monto multimillonario en dólares´, señalando falsamente que mi cliente posee millones de dólares en cuentas bancarias en Andorra y los Estados Unidos”. El original en Inglés lee: “Diario las Americas further makes defamatory statements referring to the ´The fortune of Maria Gabriela…´and the ´multimillion dollar amount´, falsely claiming my client possesses millions of dollars in bank accounts in Andorra and the United States”.

Que “El hecho que Diario Las Américas, con conocimiento y de forma descuidada haya publicado información obviamente falsa, presentándola como hechos sin evidencias, refiriéndose a ´reportes´ inexistentes en los ´medios venezolanos´ que no son referidos por nombre o citados, con el fin de implicar a mi cliente en un potencial crimen y dañar gravemente su carácter y reputación demuestra un intento malicioso de parte de Diario Las Américas y su personal editorial y que el artículo fue publicado con mala fe… El artículo además demuestra que Diario las Américas conoce que mi cliente tiene el honorable nombramiento diplomático como Embajador Alterno de Venezuela ante las Naciones Unidas en Nueva York. En consecuencia, la presentación de esta información difamatoria y falsa para causar daño a la reputación y el carácter de mi cliente fue realizada intencionalmente para afectar su credibilidad y estatura en su nuevo trabajo en el escenario mundial”. El original en Inglés lee: “The fact that Diario Las Americas knowingly and recklessly published obviously false information, presenting it as fact with no evidence, referring to inexistent ´reports´ in ´Venezuelan media´ which are not referenced by name or citation in order to implicate my client in a potential crime and gravely harm her character and reputation shows malicious intent on behalf of Diario Las Americas and its editorial staff, and that the article was published in bad faith…The article further evidences Diario Las Americas’ awareness that my client holds the very prestigious diplomatic appointment as Alternate Ambasador of Venezuela to the United Nations in New York. Therefore, the presentation of this defamatory and false informations to cause harm to my client´s reputation and character was done intentionally to affect her credibility and stature at her new job on the world stage”.

Luego de lo anterior, durante página y media adicionales, Eva Golinger, representando a María Gabriela Chávez, indica las varias formas en que el artículo, supuestamente, ha dañado a su cliente. La más resaltante es que, aparentemente, como consecuencia del artículo publicado por este Diario, María Gabriela Chávez ha recibido “amenazas creíbles de muerte” (“Credible death threats” en el texto original de la carta). Esto no puede sino asombrarnos ya que el tema de su supuesta fortuna ha sido analizado por diversos medios venezolanos y extranjeros desde el año 2013, cuando muere el presidente Chávez y comienzan los comentarios sobre su herencia. No entendemos cómo es posible que nuestra referencia a un tema que tiene tres años siendo discutido, haya generado amenazas de muerte, creíbles o no.

Tampoco entendemos por qué se indica que le acusamos de actividades criminales (el original lee: “…accusing my client of criminal activity…”) cuando si se lee nuestra nota, ésta solamente contiene tres o cuatro párrafos referidos a la supuesta fortuna de María Gabriela Chávez y ninguno de ellos hace referencia directa o indirecta a actividad criminal alguna.

Y si no se hizo referencia a actividad criminal alguna, no entendemos cómo, señalar simplemente que una persona puede ser la más rica de un país puede causar daño psicológico o emocional severo (el original en Inglés lee: “…the psycological and emotional damage done to her because of Diario Las Américas´ defamation agains her has also been quite severe…”).

En adición, debemos indicar que la carta está equivocada en algunas cosas que deben ser mencionadas.

Así, debemos señalar que el artículo no fue publicado en nuestra edición impresa como da a entender la representación de María Gabriela Chávez, sino que fue únicamente publicado en nuestra edición digital.

Además, se publicó un único artículo (el referido al inicio de esta Aclaración) y no varios artículos sobre el mismo tema como señala la carta de la representante de María Gabriela Chávez al hacer señalamientos como “an additionnal full page feature article in the August 7, 2015…”.

La representante de María Gabriela Chávez señala que Diario Las Américas publicó un titular difamatorio que lee “Daughter of Chavez Swims in Wealth”. Este titular no fue publicado por Diario las Américas. Luego de una búsqueda en internet, encontramos que ese es parte del titular de un artículo publicado por Reportero24 titulado “CORRUPCION: Hija de Chávez Nada en Riqueza”. Nos llama la atención que la representante de María Gabriela Chávez no logre diferenciar entre la página de Diario Las Américas y otras páginas de internet no relacionadas con nosotros. En ese sentido, desecharemos las afirmaciones que se encuentran en la carta respecto de dicho titular.

Lejos de referirse a reportes inexistentes o a medios venezolanos que no son referidos por nombre, como indica la representante de María Gabriela Chávez, nuestra publicación hace expresa referencia, en su segunda línea, a “medios como DólarToday, Maduradas y Yoyopress”.

El artículo de Yoyopress consultado por esta Redacción, publicado el 11 de Febrero de 2015 se titula “Esto te va a parar el pelo! VIDEO: Revelan cuántos dólares tiene María Gabriela Chávez en su cuenta bancaria”. Luego de esto, en el cuerpo del artículo se lee: “En el programa de María Elvira se dio a conocer la fortuna que posee María Gabriela y la familia Chávez en general, una cantidad exorbitante que le paran (SIC) los pelos a cualquiera. Bernardo Jurado, Capitán Navío de la armada venezolana acudió al programa para revelar que la hija favorita de Chávez tiene una fortuna de más de 730 millones de dólares. Jurado también reveló que la fortuna de a familia Chávez se calcula en 1.8 billones de dólares, una verdadera grosería…”.

El artículo de Maduradas consultado por esta Redacción, publicado el 30 de Septiembre de 2014 y titulado “LA DESCOSEN! Revelan Millonaria Cifra en Cuenta de María Gabriela Chávez en Nueva York” señala “A través del programa de la periodista María Elvira Salazar, se mostró hace unas semanas un supuesto recibo de un retiro de la cuenta de la hija del ex presidente Chávez, María Gabriela, en Estados Unidos. Según el recibo, mostrado en el programa de televisión, la cantidad de dinero disponible en la cuenta de María Gabriela sería de 736,992,001, así lo reseñó Diario de Caracas. La periodista María Elvira estuvo acompañada de Bernardo Jurado, capitán de navío (R ) de la Fuerza Armada Venezolana. Asimismo, señaló la dirección del papel correspondería al consulado de Venezuela en Nueva York”.

Esta Redacción, tal y como se ha señalado arriba, se ha apoyado en numerosas fuentes para efectuar su reportaje del 7 de Agosto. Esto, en la creencia que la cobertura efectuada por estos medios es precisa y confiable. A pesar de ello, dado que hemos recibido negativas formales respecto de diversos puntos de parte de la representación de María Gabriela Chávez, publicamos esta corrección para reflejar que, a la luz de dichas negativas, los alegatos detallados sobre María Gabriela Chávez, se encuentran formalmente en disputa.

Mucho ha circulado en los últimos meses (y tal vez años) sobre la supuesta fortuna de María Gabriela Chávez y diversos medios han hecho referencia a la misma en uno u otro sentido. Unos han mostrado lo que dicen ser pruebas de la misma, otros las han desmentido. Desconocemos si la carta que hemos recibido ha sido enviada a todos esos medios. Desconocemos si algunos de ellos, por el simple hecho de estar ubicados en Venezuela han sido más bien objeto de ataques, directos e indirectos, del régimen. Desconocemos, también, si se pretende iniciar acciones legales contra todos los medios que han hecho referencia a esta noticia o si únicamente somos nosotros el centro de la ira de la Embajadora.

A pesar de lo anterior, nuestro compromiso con la verdad, con la justicia y con el pueblo venezolano nos impide cerrar este tema sin más. La gente merece conocer la fortuna de los ciudadanos que les representan. Un funcionario ante las Naciones Unidas es una persona pública, expuesta al escrutinio sobre su vida y sobre el origen de los fondos que mantiene. Su cargo, lejos de poder ser usado como defensa, es la razón por la cual este escrutinio es válido. María Gabriela Chávez no es un ciudadano común, al igual que no lo es ningún alto funcionario del gobierno, sean sus funciones desarrolladas en suelo venezolano o no.

Sobre todos ellos, el pueblo venezolano, merece y debe conocer con transparencia su estado financiero. La transparencia de una nación sólo es consecuencia de la transparencia de sus ciudadanos. Y una nación no puede considerarse transparente si sus altos funcionarios se niegan a revelar el monto y origen de sus ingresos.

Es por lo anterior y por entender que es nuestro deber proveer a nuestros lectores con información completa y precisa y en el interés de la transparencia y la justicia, que llamamos a todas las partes interesadas a proveernos la evidencia necesaria que apoye sus afirmaciones para que así este tema sea clarificado y la verdad sea expuesta. En nuestra edición del día 30 de Septiembre publicaremos un nuevo artículo contentivo de la información obtenida hasta entonces.

*Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este portal y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Fuente Reportero24.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: