#NoticiaInternacionales

La pregunta polémica: ¿Ron DeSantis está gobernando, haciendo campaña o ambas cosas? Eso depende de a quién le se le pregunte

TALLAHASSEE

El gobernador Ron DeSantis tiene una plantilla de personal pagada por los contribuyentes que trabaja para organizar la logística, la seguridad y los mensajes para sus eventos, y solo en el último mes eso ha incluido: una misión a la frontera entre Estados Unidos y México en Texas, una presentación en un Fox News Town Hall en horario de máxima audiencia sobre las relaciones con Cuba y una discusión a puerta cerrada sobre el uso de mascarillas que su equipo político “oficial” usó en un correo electrónico de recaudación de fondos.

Para DeSantis, quien no ha anunciado oficialmente su candidatura a la reelección, los actos oficiales ponen de manifiesto la fina línea que separa el gobierno de la campaña. Su comité de acción política independiente está impulsando y usando cada vez más sus actividades oficiales para recaudar fondos, aprovechando las estrechas leyes estatales que separan la coordinación entre las campañas y los grupos externos.

La Florida tiene leyes que restringen a los empleados estatales de “participar activamente en una campaña política mientras estén en activo”. Pero no hay nada que autorice o prohíba expresamente los actos coordinados entre un candidato y un comité de acción política independiente, siempre que se atengan a ciertas restricciones, como el reembolso de los gastos de viaje cuando un viaje oficial coincide con un acto político.

“Incluso en el caso de las restricciones de coordinación existentes, a menudo es difícil hacerlas cumplir porque muchos de estos intercambios se producen con una especie de guiño”, dijo Austin Graham, asesor jurídico del Campaign Legal Center, un grupo de vigilancia con sede en Washington, D.C.

Un acontecimiento que ha puesto de relieve cómo el gobernador puede desdibujar la línea que separa los asuntos estatales de la actividad política es un viaje que realizó a la frontera entre Estados Unidos y México a mediados de julio, cuando la política fronteriza volvió a recibir atención por parte de los medios de comunicación.

DeSantis voló a Del Rio, Texas, en el avión estatal para copresentar una conferencia de prensa con el gobernador de Texas, Greg Abbott. En el evento de prensa, ambos gobernadores republicanos criticaron las políticas fronterizas del presidente Joe Biden y promocionaron la decisión de DeSantis de enviar más de 50 agentes de la ley estatales para ayudar a Texas a asegurar la frontera de Estados Unidos. Los contribuyentes de la Florida están pagando por la misión de un mes de duración, cuyo costo total aún no ha sido calculado por los funcionarios estatales.

El gobernador de la Florida, Ron DeSantis (centro) y el gobernador de Texas. Greg Abbott, en una conferencia de prensa en Del Río, Texas. Ana Ceballos ACEBALLOS@MIAMIHERALD.COM

Un par de horas antes del inicio de la conferencia de prensa, el comité de acción política afiliado a DeSantis, Friends of Ron DeSantis, aprovechó el evento oficial como actividad de recaudación de fondos.

“Hoy me dirijo a Texas para ver de primera mano la crisis en la frontera sur de nuestro país”, decía el correo electrónico de recaudación de fondos, señalando que DeSantis fue “el primer gobernador en enviar recursos” a la frontera con México después que Abbott pidió asistencia a otros gobernadores.

Más de 2,000 donaciones llegaron ese fin de semana, la gran mayoría donaciones pequeñas hechas en línea a través de los esfuerzos de recaudación de fondos como el correo electrónico que el brazo político de DeSantis envió, según los informes de finanzas de la campaña.

La misión en la frontera con México ha sido considerada un asunto de Estado porque fue en respuesta a una solicitud oficial de Abbott en el marco del Pacto de Asistencia para la Gestión de Emergencias, (EMAC) y porque “la crisis fronteriza afecta directamente a los contribuyentes de la Florida”, dijo Christina Pushaw, secretaria de Prensa del gobernador.

“No sería apropiado clasificar esto como una actividad política, porque la naturaleza del EMAC es intergubernamental e implica un contacto oficial entre dos gobiernos estatales”, dijo Pushaw.

Ron Meyer, abogado demócrata de Tallahassee especializado en financiación de campañas y elecciones, dijo que dado que podría haber algún componente de temas estatales, podría estar permitido por la ley estatal.

“Siempre es doloroso observar lo que quizá esté técnicamente permitido, pero que no deja de ser un mal uso de los recursos del estado con fines políticos”, dijo Meyer. “No se puede disfrazar. Está mal, pero la cuestión de si es ilegal … ahí es donde se entra en la zona gris”.

NACIONALIZAR UNA FUTURA CANDIDATURA

Gran parte de las prioridades políticas de DeSantis a nivel estatal se centran en temas que tienen un atractivo nacional para los electores republicanos, quienes, según las primeras encuestas, lo consideran el principal aspirante a la presidencia en 2024.

Desde que asumió el cargo, DeSantis ha apoyado muchos temas nacionales, colmo la prohibición de las llamadas ciudades santuario, la lucha contra los llamados a quitar fondos a la Policía, la prohibición del concepto académico de la llamada Teoría Crítica de la Raza en las escuelas de educación básica y la realización de cambios en el sistema de votación estatal después que Donald Trump perdió las elecciones de 2020.

“Hay una tendencia a la nacionalización de las elecciones estatales, donde estamos viendo un aumento de las contribuciones de fuera del estado a los candidatos de todo el país para cargos estatales”, dijo Pete Quist, subdirector de Investigaciones de OpenSecrets, que rastrea las contribuciones políticas estatales y federales. “Eleva el perfil que el candidato tiene para los donantes potenciales”.

Aunque DeSantis no es candidato oficialmente declarado en la contienda para la gobernación de la Florida en 2022, ha pasado una parte del verano recaudando fondos agresivamente en el sur de California, Nevada, Nueva Hampshire y la semana pasada, en Wisconsin. Esas recaudaciones de fondos fuera del estado —que son comunes para los políticos que buscan un cargo más alto— han ayudado a su comité político a acumular unos $44 millones hasta finales de junio, según los informes de finanzas de la campaña.

La ley de la Florida establece un límite de contribuciones de $3,000 para los candidatos a cargos estatales, pero no hay ninguna limitación en cuanto a la cantidad que un comité de acción política puede recibir o gastar.

El comité político afiliado a DeSantis ha recibido contribuciones mensuales multimillonarias desde febrero. En julio, el comité político contrató a otra empresa asesora de recaudación de fondos adicional y adquirió una lista de direcciones de correo electrónico de The Daily Wire de Ben Shapiro, una de las empresas de medios de comunicación conservadores de más rápido crecimiento en Estados Unidos, por $3,000 como medio para ampliar sus operaciones de recaudación de fondos, según los informes financieros de la campaña y la tesorera del comité Nancy Watkins.

Mantener el flujo de efectivo en el comité de acción política pudiera ser una razón por la que DeSantis aún no ha anunciado oficialmente su candidatura a la reelección, dijo Quist.

“Es muy poco común que los candidatos estén recaudando grandes sumas de dinero sin formar un comité de campaña. En muchos estados, de hecho, se forma un comité de campaña y simplemente se mantiene activo mientras se está en el cargo”, dijo Quist.

‘COSAS POLÍTICAS ATROCES’

El manejo de la pandemia por parte de DeSantis ha elevado su perfil nacional, más aún cuando ataca a Biden y a Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país. El equipo político de DeSantis, por ejemplo, está vendiendo artículos y camisetas con el texto “Don’t Fauci My Florida” y envía regularmente correos electrónicos de recaudación de fondos en que critica las “políticas de confinamiento” de Fauci.

En respuesta, Fauci ha dicho que DeSantis está “haciendo cosas políticas atroces” como parte de su respuesta a la pandemia en la Florida, donde esta semana ha habido un récord de hospitalizaciones por COVID-19.

“No quiero entrar en un toma y daca con DeSantis. No quiero bajar a su nivel. Está haciendo cosas políticamente atroces, vendiendo artículos con textos despectivos sobre mí, recaudando dinero político tratando de desacreditarme. Así que no quiero meterme en el barro con él”, dijo Fauci en una entrevista el miércoles con McClatchy.

Mercancía de la campaña del gobernador DeSantis en que critica al Dr. Anthony Fauci.

Mientras tanto, el equipo político de DeSantis se jacta de que la mercancía antiFauci está “volando de los estantes”, ¡con pedidos que llegan de costa a costa!”

El brazo político de DeSantis también está recaudando fondos a partir de su disputa con la Casa Blanca sobre el uso obligatorio de la mascarilla en las escuelas. El martes, Biden lanzó un severo mensaje a gobernadores como DeSantis que se oponen a la imposición de mascarillas en las escuelas: “No estorben”.

Un día después, el gobernador dio una conferencia de prensa oficial en Panama City para hablar de los esfuerzos de recuperación del huracán Michael. Pero lo que más llamó la atención fue su respuesta a Biden, a quien acusó de “ayudar a facilitar” el COVID-19 al no asegurar la frontera con México.

“¿Por qué no aseguran esa frontera?”, dijo DeSantis. “Hasta que no lo hagan, no quiero oír nada sobre el COVID de su parte”.

Unas horas más tarde, su equipo político envió un correo electrónico de recaudación de fondos en que usó las declaraciones del gobernador casi al pie de la letra.

“Hasta que Joe Biden no asegure la frontera y controle esta crisis, no quiero escucharlo hablar del COVID”, decía el correo electrónico de recaudación de fondos.

RIVALIDAD EN EL BOMBARDEO DE LOS MEDIOS

DeSantis —al igual que su rival demócrata en la contienda por la gobernación de 2022— la comisionada de Agricultura Nikki Fried– está llamando la atención sobre su agenda y eventos oficiales apareciendo en sus medios de noticias por cable preferidos.

Fried se presenta regularmente en MSNBC para criticar la respuesta del gobernador a la pandemia en la Florida, mientras que DeSantis prefiere Fox News y One America News para hablar de lo bien que hace las cosas.

“Están saliendo en la televisión por cable porque el canal de cable que ha elegido atrae a la mayor parte de su base, y están tratando de asegurar a su base en este momento”, dijo Susan McManus, profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de la Florida (UF).

En las últimas semanas, Fried ha sido criticada y acusada por la Asociación de Gobernadores Republicanos de utilizar recursos estatales para su campaña mediática. Su oficina, financiada por el Estado, por ejemplo, organizó un acto de prensa para hablar de las cifras del COVID-19 de la Florida y la cuenta de Twitter de su campaña distribuyó posteriormente el video del acto oficial. Además, en una reciente entrevista en la MSNBC, Fried llevó el uniforme de su agencia mientras hablaba de su candidatura a gobernadora.

“Ya sabes, me estoy postulando para ser la gobernadora del estado de la Florida. Pero nunca esperé comenzar el trabajo ahora. Esperaba empezar en 2023, pero estamos haciendo el trabajo del gobernador por él porque está ausente de nuestro estado y dejando a la gente de la Florida muy vulnerable”, dijo Fried durante una entrevista televisada a nivel nacional el martes por la tarde.

Nikki Fried, comisionada de Agricultura de la Florida, habla durante una conferencia de prensa en Bradenton, Florida, el 6 de abril de 2021. Pedro Portal PPORTAL@MIAMIHERALD.COM

“La comisionada Fried a menudo usa su despacho estatal para actividades que se asemejan a una campaña política y parecen dirigidas principalmente a aumentar su reconocimiento de nombre en lugar de servir a los floridanos”, dijo Pushaw en un correo electrónico la semana pasada.

DeSantis ha desplegado una estrategia similar.

En mayo, DeSantis promulgó cambios en el sistema de votación del estado durante un evento televisado a nivel nacional en Fox News organizado por un club de seguidores de Trump. Cuando el despliegue de vacunas del estado estaba en pleno apogeo, DeSantis se presentó en Fox News para luchar contra las críticas en medio de informes de noticias que la óptica política jugó un papel en el plan de distribución de vacunas del estado en un residencial de republicanos acaudalados.

En julio, el personal del gobernador grabó un video de una mesa redonda a puerta cerrada sobre el uso de mascarillas, que se subió a la plataforma de video conservadora Rumble y posteriormente a la cuenta de Twitter del gobernador. El video se usó más tarde en un correo electrónico de recaudación de fondos del equipo político.

Unos días antes, DeSantis fue un invitado destacado en una asamblea del Partido Republicano presentada por Sean Hannity, presentador destacado de la cadena. El evento fue trasmitido en vivo desde el restaurante Versailles en La Pequeña Habana de Miami con un telón de fondo de banderas cubanas y pancartas de “TRUMP WON” (“Trump ganó”).

La asamblea fue considerada un evento oficial porque el apoyo al pueblo de Cuba en su “lucha por la libertad del régimen comunista no es de naturaleza política” y porque Hannity se centró en el llamamiento de DeSantis al presidente Biden para ayudar al pueblo cubano, dijo Pushaw. Añadió que el gobernador había enviado una carta “con membrete oficial” a la Casa Blanca en un esfuerzo por conseguir conexión a internet para los habitantes de Cuba”.

“No habría tenido sentido que el Partido Republicano de la Florida o un comité político enviara tal solicitud a la Casa Blanca”, dijo Pushaw.

Pero algunos de los críticos del gobernador consideran que la atención de los medios de comunicación es también una estrategia.

“Creo que no solo está enviando mensajes a los floridanos, sino a los posibles electores en las próximas elecciones presidenciales”, dijo Ben Wilcox, director ejecutivo de Common Cause Florida, una organización que ha impugnado en los tribunales algunas de las prioridades legislativas del gobernador.

Sin embargo, McManus que esto sucede todos los años.

“Como digo a menudo, de aquí al día de las elecciones todo lo que haga cualquier funcionario de elección que se postule a un cargo será percibido como algo político. Todo será percibido como un posicionamiento de los candidatos”, dijo. “La teoría de la relatividad está muy presente aquí”.

Michael Wilner, reportero de la Oficina de McClatchy en Washington contribuyó a este artículo.

Fuente ElNuevoHerald.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: