#NoticiaInternacionales

La sarna se apodera de la población en Cuba

Algunos cubanos ya tienen llagas en la piel debido al tiempo sin tratamiento: ‘La gente se está muriendo en vida’, dice una holguinera con un bebé enfermo.

La aguda falta de medicamentos está haciendo que enfermedades controlables se expandan por Cuba y generen situaciones insoportables para muchas familias. Tal es el caso de la sarna o escabiosis, de la que los cubanos constantemente se quejan en las redes sociales y que va camino de generalizarse en Mayarí, Holguín.

Aquí todos tenemos sarna

“En mi casa todos la tenemos desde hace dos meses”, comenta Luis Torres, jubilado de la industria del níquel. “Esto es insoportable, nadie en casa puede dormir de noche y no sabemos qué hacer. No venden medicinas y con yerbas se alivia, pero no se acaba de curar. Antes, los médicos te decían que no te automedicaras y ahora te dicen ‘ve a ver qué medicamento resuelves por ahí’“.

El caso de Yenny es peor, porque uno de sus niños enfermos es lactante: “A mí jamás me había caído esto, ni en el Periodo Especial crítico, porque en los 90 había problemas con los medicamentos, pero no como ahora”.

“Se me parte el corazón con mis dos hijas, con su piel tan linda como la tenían y ahora están llenas de llagas y picazos, y de día o de noche, locas de la picazón, al igual que nosotros, los padres. Y mi bebé lleno de picazos y llorando sin parar a veces, sin saber qué cosa echarle porque tengo miedo hacerle daño inventando medicamentos. Esto es criminal”, lamenta Yenny.

“La permetrina y el lindano aquí nunca habían faltado así. Ni los antibióticos tampoco. Ahora ni eso ni nada, no hay medicamentos y la gente se está muriendo en vida, sufriendo hasta por un dolor de cabeza, de picazón, de la presión alta, de todo. No tenemos siquiera un antihistamínico para aliviar la alergia que da esta sarna”, añade.

“Las llagas se infectan y no tenemos cómo curarlas. Lo único que conseguí fue violeta genciana y parecemos pitufos todos con salpicaduras azules. Menos el bebé, claro; por suerte todavía no tiene llagas”.

Los hijos de Idalia Ramírez no están yendo a la escuela desde enero, también por la sarna. Según cuenta, “son varios en cada aula los que faltan por esa razón. Ahorita será mejor dejar en casa a los que no tengan, porque será mayor el número de gente con escabiosis que sin ella. Esto no se cura sin medicamentos y uno se lo va contagiando al otro. Y cuando lo coge alguien en casa, todos se contagian, no importa la higiene que haya, se pega igual”.

“Mi niña está en prescolar y no me preocupa mucho que falte, pero el varón está en la segundaria básica y posiblemente pierda el curso, porque lleva dos meses con sarna y no me lo aceptan en la escuela así. Además, ha estado mal, con muchas llagas por todo el cuerpo, principalmente en las manos y en el pene. Es horrible y desesperante ver a tus hijos enfermos y no poder hacer nada porque no hay medicamentos. Fui al hospital y no hay nada tampoco para curarlo. Es una desgracia”, se queja esta madre.

La sarna es causada por el parásito Sarcoptes scabiei, un ácaro microscópico que normalmente produce prurito al segregar una toxina alérgeno mientras penetra en la piel y se reproduce. En algunas personas es solo ese malestar insoportable, pero en otras la escabiosis puede ir acompañada por lesiones inducidas por microbios, como piodermitis y linfangitis.

Cuando se cuenta con los medicamentos adecuados, como son la permetrina, el lindano o el benzoato de bencilo, se puede curar con cierta facilidad. De lo contrario se puede padecer sarna por períodos muy largos. En el caso de las infecciones asociadas en la piel, producidas por estafilococos y estreptococos, lleva tratamiento con antibióticos so pena de complicaciones más severas.

Pero todos estos medicamentos están en falta absoluta en Cuba (no esporádica como otras veces) y no se vislumbra una solución para mejorar el abastecimiento. El Gobierno prácticamente no habla del tema. Parece estar pendiente solo de las vacunas en evolución contra la Covid-19 y descuida el resto de las enfermedades, tanto o más peligrosas.

En el espacio televisivo Mesa Redonda del pasado miércoles 10 de febrero, Marino Murillo (vocero oficial de la Tarea Ordenamiento) anunció una rebaja de los precios de los medicamentos que habían sido subidos astronómicamente el mes pasado, pero nada dijo de cuándo abastecerán las farmacias que llevan más de tres años vacías. Mientras tanto, el pueblo padece de plagas y enfermedades curables, y municipios como Mayarí corren el riesgo real de un contagio masivo de sarna al estilo medieval.

Fuente Diario de Cuba

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: