#NoticiaInternacionalesTecnología

La tecnología se impone: Conductores de Uber y Lyft de Miami preocupados por la llegada futura de robotaxis

Lea este artículo en inglés en el Miami Herald.

Desde hace mucho tiempo, los conductores de Uber y de Lyft, han dicho que para ellos conducir para ambas compañías es una buena forma de ganar dinero adicional.

Para residentes del área de Miami como Humberto Pimentel, de 58 años, su trabajo en Lyft en los últimos cuatro meses representa el 50 por ciento de sus ingresos regulares. El resto, dijo Pimentel, lo gana vendiendo neumáticos, pero en ese campo, el negocio está muy lento.

De modo que para Pimentel, el anuncio de Lyft de que autos autónomos (también conocidos como robóticos) llegarán pronto a Miami, es una preocupación.

“Cada auto autónomo que esté en la calle es un trabajo menos que tendremos nosotros”, dijo Pimentel, que vive con su esposa, dos hijas y su suegra.

El mes pasado, el grupo Argo AI de tecnología autónoma, junto con Ford y Lyft, anunció que comenzará a probar 1,000 vehículos autónomos —llamados robotaxis— en Miami y en Austin, Texas, el próximo invierno. De este modo, se continúa el trabajo que Argo AI y Ford han llevado a cabo probando conductores de autos Ford en Miami desde el 2018. En el otoño del 2020, la empresa anunció que aumentaría sus pruebas en Miami.

Los resultados de estas pruebas son una nueva preocupación en la Florida, que tiene una de las mayores densidades de conductores de Uber y Lyft del país. Uber ha dicho que antes de la pandemia del coronavirus, tenía alrededor de 100,000 conductores trabajando en la Florida, lo que equivale a uno de cada 100 empleados del estado. Lyft no quiso decir cuántos conductores tiene.

Aunque los expertos coinciden en que no es muy probable que el 100 por ciento de las flotillas de las dos plataformas se conviertan en autónomas, las pruebas son un indicio de que los robotaxis llegarán a la ciudad más pronto de lo que muchos creen. Asad Hussain, analista del grupo financiero Pitchbook, que estudia la industria de los vehículos autónomos, dijo que para el 2030, y no antes, los coches autónomos de Uber y Lyft comenzarán a verse más.

Si la presión por automatizar, tiene algo, es que el sector se convertirá en más intenso, dijo Hussain, en momentos en que las compañías enfrentan salarios más altos, una tendencia que ha coincidido con una carencia de conductores en medio de la pandemia del COVID.

La industria ha dicho que el temor de que un robot ocupe el lugar de una persona y se eliminen cierta cantidad de empleos, posiblemente se compensarían por los nuevos empleos que los vehículos autónomos crearán, como puestos para dirigir las flotas para darle servicio y mantenimiento a los vehículos así como la necesidad de conductores seguros y conductores que probarían nuevas ciudades, enseñándole nuevas rutas a los vehículos autónomos.

Un representante de Lyft señaló los comentarios que hizo el director ejecutivo John Zimmer sobre un futuro donde la demanda —entre otras, la de conductores — en realidad aumentará cuando los robotaxis empiecen a funcionar.

“Los vehículos autónomos solo pueden solucionar una parte de los viajes, así que hará falta más conductores de Lyft para darle servicio al mercado cada vez mayor de los antiguos dueños de autos”, escribió Zimmer en el 2016.

Sin embargo, esto no Alivia la preocupación que tiene Walter Ruiz, de 34 años. El conductor de Miami dijo que está ganando buen dinero desde que comenzó a conducir a finales del año pasado, y estima que gana cerca de $17 la hora, mucho más que lo que están dispuestas a pagar muchas compañías que buscan con ansiedad conductores. Ruiz dijo que solicitó un empleo como rescatista, pero por el momento conduce al menos ocho horas diarias para mantener a su esposa, hermana y sus padres.

“Nos veremos en un gran aprieto si nos quitan el trabajo”, dijo Ruiz.

Elliot Katz, cofundador y jefe de negocios de Phantom Auto, una compañía de operaciones remotas que trabaja de forma estrecha con terceras partes enfocados en la automatización, dijo que los días en que un humano no esté en el volante de un automóvil están aún muy lejos. Katz trabajó antes como abogado en el bufete DLA.

“Así que las personas que en la actualidad conducen para Uber y Lyft, en un futuro podrían convertirse en operadores remotos”, dijo Katz.

Katz reconoce que para trabajar en Uber y en Lyft no se necesita una experiencia ni un título universitario, pero señala que estos conductores pueden realizar un trabajo como operador remoto. Un entrenamiento se daría, y el hecho de que el empleo sea remoto elimina el tener que ir a la oficina, e incluso salir de la casa.

Sin embargo, ello eliminaría un elemento clave que un chófer de Uber del Gran Miami llamado Roben —que pidió no se mencionara su apellido por temor a represalias— dijo que le ayudó a encontrar empleo poco después de haber llegado de Venezuela. Los robotaxis, dijo, a la larga le quitarían el sustento a conductores como él.

“Soy mi propio jefe”, dijo. “Controlo mi tiempo”.

Traducción de Jorge Posada

Fuente ElNuevoHerald.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: