Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
#NoticiaInternacionales

La verdad de la izquierda Argentina: Cristina Kirchner armó una justicia a su medida en Santa Cruz con amigos y parientes

Mientras reclama en Buenos Aires, el pasado habla.

Foto: El flamante gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner, en 1991 junto a su gabinete. El primero a su izquierda es Carlos Zannini, a quien en 1999 designó presidente del Tribunal Superior de Justicia de la provincia.

Aunque en Comodoro Py pide apartar a jueces y fiscales por fotos, en su provincia Néstor y Cristina Kirchner barrieron con la independencia judicial.

Familiares de Néstor Kirchner, ex integrantes de su gobierno, compañeros de militancia y asesores de la legislatura son sólo algunas de las categorías en las que podrían colocarse a muchos de quienes luego fueron importantes integrantes del Poder Judicial de Santa Cruz. Allí se desarrolló un modelo de justicia que incluyó la reforma de la Constitución Provincial, devino en la destitución del procurador Eduardo Sosa y posibilitó trámites expeditivos en causas que involucraban a Néstor y a Cristina Kirchner, y también Lázaro Báez.

Desde que Néstor Kirchner asumió el poder como gobernador de Santa Cruz, en 1991, se tomaron decisiones claves en torno al Poder Judicial provincial. Hubo designaciones de personas de su estrecha confianza en puestos clave de la justicia, una reforma que corrió de su puesto al entonces procurador Eduardo Sosa, políticas que al menos tensionaban la independencia y autonomía del Poder Judicial respecto del Ejecutivo.

Los sucesivos movimientos para colonizar a los tribunales de la provincia fueron descriptos por el gremio judicial santacruceño como un esquema «en el que ensamblaron piezas para entramar una dinámica funcional al poder político«, según dijo a Clarín Roxana Beroiz, secretaria general.

Natalia Mercado, hija de la gobernadora Alicia Kirchner, se desempeña como fiscal de instrucción en El Calafate. Tuvo a cargo la investigación sobre el crimen de Fabián Gutiérrez, el ex secretario privado de Cristina. Mercado ingresó al Poder Judicial santacruceño antes de los 35 años y la mayor parte del tiempo tuvo el mismo cargo. Por el lugar donde ejerció su tarea, no tardó en tener que investigar a su propia familia, aunque debía excusarse de tal circunstancia.

Pero no lo hizo. Por ejemplo, tuvo el deber de investigar a sus tíos, Néstor y Cristina Kirchner, por la adquisición de 200.000 metros cuadrados de tierras fiscales en El Calafate. En aquella superficie se levantó el hotel boutique Los Sauces Casa Patagónica. El precio vil de aquellos terrenos estaba bajo la lupa.

Su hermana, Romina Mercadose desempeña en la fiscalía de Estado del gobierno de su madre. Eso sí, actualmente lo hace ad honorem.

Romina se encuentra procesada por lavado de dinero junto a Cristina, Máximo y Florencia Kirchner, en las causas Hotesur y Los Sauces. El caso está bajo revisión en la Cámara Federal de Casación Penal, después de que dos jueces del Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5) sobreseyeron a los imputados sin la realización del juicio.

La sobrina de Cristina fue además su abogada en un reclamo fiscal que tramitó en Santa Cruz, donde logró el sobreseimiento sin tener que afrontar la ejecución que durante la gestión de Mauricio Macri el fisco le había impuesto.

Vinculada a la ex familia presidencial, se encuentra la aún jueza de Instrucción, Valeria López Lestón, prima de Néstor Kirchner. 

En la justicia santacruceña también hubo lugar para el ex cuñada de Máximo Kirchner, Candela García, secretaria de Ejecución de la Cámara Criminal. Ingresó, aseguraron fuentes judiciales, «como contratada después de muchos años en la secretaria legal y técnica, fue defensora y ahora Secretaria». 

Más nexos de la política

Los nexos también provienen del mundo de la política y de la militancia en suelo santacruceño. Daniel Mariani, vocal del Tribunal Superior de Justicia, se desempeñó como asesor en la Legislatura Provincial, pero más conocido fue siempre como un «operador de los Kirchner en el mundo judicial» de la provincia, según reseñó alguien que lo conoce hace décadas como integrante de la Corte provincial.

Mariani asumió en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en reemplazo de Carlos Zannini, quien antes había sido ministro de Gobierno de Néstor Kirchner (1991-1995) y diputado nacional, entre 1995 y 1999. En 2003, cuando Kirchner asumió la presidencia de la Nación, Zannini dejó la el TSJ para desempeñarse como Secretario Legal y Técnico de la Presidencia.

El listado incluye a una de las vocales Tribunal Superior de Justicia, se trata de Reneé Fernández quien se desempeñó como asesora de la secretaría Legal y técnica cuando Néstor Kirchner fue gobernador.

Además, fue apoderada y fiscal general del Frente para la Victoria. Cuando juró como integrante del TSJ, el gremio y otras organizaciones rechazaron su designación. Sobre ella pesa un pedido de jury por mal desempeño y maltrato al personal. Desde el Gremio judicial recordaron que fue «denunciada por demorar expedientes y por comportamiento hostil durante una audiencia de familia».

Conocida por los años que trabajó junto a Carlos Zannini, se encuentra María de los Angeles Mercau vocal en el Tribunal Superior de Justicia. En el mismo ámbito pero como presidente Tribunal, se desempeña Paula Ludueña, fue la abogada defensora de Daniel Varizat el funcionario kirchnerista que en 2007 atropelló a un grupo de docentes en pleno conflicto estatal, dijo que «actuó en legítima defensa».

El esposo de Ludueña se desempeña como secretario privado de Alicia Kirchner y realizó mismo trabajo anteriormente, para el ex vicegobernador de Santa Cruz y actual presidente de YPF, Pablo González. 

Para ingresar a TSJ se propuso a Fernando Basanta. Integra la terna donde compite con dos personas de trayectoria y amplia carrera judicial, pero aseguran que «el sillón tiene su nombre», en el presente se desempeña como fiscal de Instrucción en Río Gallegos. Cuenta con todo el respaldo de Alicia Kirchner, ya que fue su ex Ministro de Gobierno pero además un ex funcionario vinculado a La Cámpora.

Otros vinculados

Vinculado al kirchnerismo desde la gobernación de Néstor Kirchner, Domingo Fernández, es Defensor General de Santa Cruz, fue elegido el año pasado como segundo en el Consejo Federal de Defensores y Asesores Generales. 

Ex secretario Legal y Técnico de la gobernación durante muchos años, Iván Saldivia, hoy trabaja como Fiscal ante la Cámara Criminal y subroga la fiscalía ante el Tribunal Superior de Justicia.

Apadrinado por el kirchnerismo, con escasos antecedentes Marcelo Vazquez se convirtió en Juez Federal de Río Gallegos, se ganó el mote de «juez gomero» cuando fue subrogante de la Cámara de Casación en 2015 y entre su experiencia laboral puso que había trabajado en una casa de neumáticos Firestone/Bridgestone. Duró sólo ocho meses en el máximo tribunal penal. 

La discusión más reciente se da en torno a Marcelo Bersanelli, Juez de Primera Instancia de Río Gallegos, ex cuñado de Maximo Kirchner. Candidato a ocupar la Cámara Federal de Piedra Buena. Fue funcionario municipal y provincial durante la gestión kirchnerista. En la audiencia del Senado negó ser abogado de Cristina Kirchner, dijo que sólo la acompañó en una presentación «ella tiene sus abogados», dijo.

Bersanelli fue la persona elegida por la vicepresidenta cuando el juez Claudio Bonadio ordenó una tasación sobre su chalet ubicado en Río Gallegos, en aquel entonces estaba casado con Candela García, ex cuñada de Máximo Kirchner.

Fuente ElClarin.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: