Opinión

La voluntad de Maracaibo Por Politólogo Vincenzo Alaimo Cupani

La tierra del Sol Amada ha sido la referencia en desarrollo y progreso, con una identidad única y contagiosa, pionera en muchos de los éxitos de la nación, y además semillero de hombres y mujeres que han hecho historia en el mundo.

Los que nacimos aquí, y amamos a esta tierra, sabemos que nuestra ciudad hoy no es el reflejo de la Maracaibo que añoramos, los que están afuera saben también que la ciudad de hoy no es la misma que dejaron al irse, Maracaibo ha sido una de las ciudades mas golpeadas por la crisis política, social y económica del país.

No hay cifras oficiales de cuantos marabinos residen hoy en día en la ciudad, lo que si sabemos es que muchos ya no están, la cantidad de casas vacías, se desdibujan en la penumbra de las noches oscuras por falta de alumbrado público.

Los ciudadanos desconocen sobre los ingresos y gastos en sus parroquias, se ha perdido el interés por la cosa pública, la transparencia por parte de las autoridades y la participación popular en la discusión y toma de decisiones.

 Hoy en día, con la tecnología de la información, el análisis de datos y la inteligencia artificial, es sencillamente fácil que las autoridades comuniquen a los ciudadanos los ingresos y gastos del municipio en tiempo real, además de provechoso para un feedback con los ciudadanos en las áreas de interés de inversión, es la gente la que verdaderamente debe decidir donde invertir los recursos que son de todos.

Sin esta información, estamos a oscuras, como la noche, no hay transparencia, ni participación, y mucho menos democracia real, protagónica y participativa.

La voluntad de Maracaibo debe ser la lucha constante, a diario, por una mejor ciudad. Es el deber que tenemos como ciudadanos de trabajar por lo nuestro. Es el derecho que se exige por tener las cuentas claras en la administración local.

En este tiempo electoral, medita sobre la ciudad que tenias, la que tienes, y la que quieres.

La que teníamos ya no esta, y no volverá de la noche a la mañana, a no ser que tomes decisiones sobre la que tienes hoy, y enderecemos el camino hacia la del mañana.

Seamos ciudadanos críticos, conscientes, y racionales. Exige cuentas, a quien gobierne, es un deber y un derecho.  

A votar!

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: