Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
#NoticiaOpinión

Los Doctor Merengue del régimen Por el Soc. Ender Arenas Barrios

Es posible que no recuerden al personaje Dr.  Merengue, protagonista de una tira cómica argentina de Guillermo Divito. Por supuesto hay quienes no lo conocieron y otros no lo recuerdan. Se los presento o se los recuerdo.

El Dr. Merengue “Era un prototipo psicológico, era un tipo formal, abogado, de impecable saco y corbata, serio como ninguno, pero cuya verdadera naturaleza estaba en su otro yo, en su subconsciente o, como suele decirse ahora, en su alter ego diferenciado que habitaba dentro de sí mismo. El doctor Merengue decía una cosa, pero en sus fueros íntimos sostenía otra, se comportaba según las buenas costumbres y lo que las circunstancias aconsejaban, pero sus deseos eran otros”.

En Venezuela y en lo particular dentro del régimen hay muchos doctores Merengue, se presenta travestido en múltiples trajes: militar golpista, militar activo, militar retirado, hay psiquiatras, también economistas, comentaristas de radio y televisión, dueños de medios y hasta autobuseros.

Ojo, nuestra oposición también tiene un sinnúmero de Dr. Merengues. Pero esta nota no es para hablar de ellos, ya habrá ocasión. Hablo de los otros, de los que alberga el régimen, que son los que más nos han j…

 Con respecto a estos, Uds. lo han sentido. Por ejemplo, desde el primer día de su campaña presidencial, el candidato que luego resultó electo, un militar golpista, decía a cuanto programa de radio y televisión en la que asistía de que Fidel Castro era un dictador, que él era un demócrata, que su gobierno iría en la línea de la tercera vía ensayada por Toni Blair en Inglaterra.

 Le dijo al país, además, que, una vez en el gobierno, respetaría la libertad de prensa, la propiedad privada, y que, si los venezolanos entrarían en desacuerdo con su gobierno, él se iría del mismo. Ahora sabemos, que su otro yo estaba diciendo: “Sigan creyendo, pedazos de pendejos”.

Así el régimen ha construido un relato que día a día sus “Otro Yo” dice: “Qué bueno que nos ha tocado gobernar un país de g…”.

En días reciente un instructivo que violenta toda la legislación laboral, liquidando conquistas lograda por los trabajadores organizados en su lucha por la mejora en sus condiciones salariales.

Una vez que los trabajadores introducen la demanda por su nulidad, el TSJ, el encargado de respetar la ley señala que los trabajadores la han violado ( la ley), pues el instructivo (que es un documento público, de todos conocidos y sobre el cual se había hecho los cálculos para el pago de salarios y bonos de vacaciones) no existe y que pagaran por ello, así que serán multados  con lo que les queda después del pago realizado y se los haya hecho polvo cósmico la devaluación del bolívar.

Al momento de ese juicio, estaban los jueces del TSJ vestidos con sus extraordinarias togas de magistrados y se ufanaban de estar haciendo justicia. Aunque, internamente, seguro estoy que estarían diciendo: “chillen como cochinos (expresión favorita del teniente coronel Merengue cuando estaba vivo) pero nosotros hacemos la ley… nuestra ley”

Finalmente quiero referirme a una de las narrativas oficiales del régimen, en la que se suele calificar de fascista y nazi a todo aquel que se opone al régimen.

En este caso, Esteban Trapiello, un tipo afecto al régimen y dueño (?) de un canal de TV es quien mejor ha encarnado el espíritu Merengue del régimen.

Trapielo o Trapiello, como le gusta que lo llamen, pues el dice ser español y no italiano, con una enorme vocación provocadora y con gestos y desplantes sin seriedad alguna y de manera irresponsable y sobre todo mostrando una gran ignorancia nos muestra lo que realmente piensa el régimen, detrás de la fachada en la que para limpiar su rostro autocrático y dictatorial acusa a todo opositor de “fascistas”, donde destacan: Guaidó, Capriles, María Corina Machado, y también a Obama, Zelenski, Duque, el fiscal Luciani quien pidió 12 años de cárcel para Cristina Fernández de Kirchner.

Bueno, también hay otros que son señalados de lo mismo, especialmente, de miércoles a miércoles, en un programa de la televisora estatal donde otro militar Merengue despotrica a diestra y siniestra llamando fascista inclusive a la “camarada” Bachelet.

Trapielo o Trapiello, es trivial, frívolo, banal, inculto disfrazado de iconoclasta y, sobre todo, escatológico que llena su boca de su palabra favorita: “Mierda” (la palabra mas usada por él, en el programa donde Vladimir Villegas y un tipo llamado Carvajalino dicen hacer humor).

Trapielo o Trapiello, dice que de llegar al infierno para comer con Fidel y con Hitler le preguntaría a este, algo que lo tiene angustiado: porque no terminó su trabajo con los judíos. Trapielo o Trapiello es un digno heredero del teniente coronel Merengue quien en una de sus arengas dominicales dejo salir el otro yo del Dr Merengue y grito a todo pulmón:

“¡Yo maldigo al pueblo de Israel!”

Trapielo o Trapiello, no se queda asido de su pensamiento antisemita y dice como cualquier soldado de la Gestapo que anhela lanzarle una bomba a reporteros gráficos y periodistas y desaparecerlos del mapa (fue una de las perlas que lanzó en el programa).

Y es que Trapielo o Trapiello no ha hecho otra cosa que verbalizar, como el otro doctor Merengue, lo que realmente piensa el régimen, sus “ideólogos” y voceros, develándolos, ellos sí, como fascistas tropicales.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: