Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
#NoticiaPolítica

Luego de la petición de Biden: Renuncia Nury Martinez, la concejala del Ayuntamiento de Los Ángeles que llamó “changuito” al hijo afroamericano de otro edil

El fiscal de California iniciará una investigación para determinar si los políticos latinos que hicieron comentarios denigrantes contra negros y oaxaqueños violaron la ley en el rediseño de los distritos electorales

Fin del camino para la concejala Nury Martinez. La edil latina ha cedido a la presión política y de la comunidad, que había exigido su renuncia del Ayuntamiento de Los Ángeles tras hacerse públicos comentarios racistas y crueles contra un niño afroamericano y la población oaxaqueña de la ciudad.

“Con el corazón roto renuncio a mi asiento en el Concejo del distrito 6, la comunidad en la que crecí y mi casa”, escribió en una larga carta en la que no se disculpó con los ofendidos. Martinez era hasta hace poco una de las latinas más destacadas de California, pero ha visto cómo iba perdiendo rápidamente su poder después de que el fin de semana se hiciera público el audio de una conversación con otros dos compañeros y un líder laboral donde llama “changuito” al hijo negro de otro edil.

El presidente Joe Biden, quien aterrizará en la tarde de este jueves en Los Ángeles para dar impulso a su plan de infraestructuras, pidió el martes la renuncia de todos los implicados en la conversación, que ocurrió en octubre de 2021 y que fue filtrada este domingo en Reddit, provocando un escándalo de grandes dimensiones que trascendió el ámbito local. Hasta ahora, solo había dimitido Ron Herrera, el líder de la Federación de Trabajadores del condado de Los Ángeles, quien también había estado presente en la reunión.

“El presidente cree que todos deberían dimitir”, afirmó el miércoles Karine Jean-Pierre, la portavoz de la Casa Blanca.

La caída de Martinez, nacida en EE UU de padres que emigraron desde México, ha sido a cámara lenta. Tras la publicación de la conversación, de algo más de una hora, la edil dejó primero la presidencia del Concejo, que ocupaba desde enero de 2020. El martes, minutos antes de que se llevara a cabo la primera reunión presencial en el Ayuntamiento tras el estallido del escándalo, anunció mediante un comunicado que daba un paso atrás y solicitaba una baja temporal en el cargo al que llegó hace nueve años. Para la sorpresa de muchos, la edil se aferró al puesto a pesar de que con las horas aumentaban las voces que exigían su renuncia.

Este miércoles ha llegado finalmente su dimisión. En la larga carta que la anunció no pide perdón ni habla expresamente del episodio que forzó su salida. En cambio, concluye afirmando que espera que su trayectoria haya inspirado a las pequeñas niñas latinas a “soñar con más de lo que se puede ver”.

“Ha hecho lo correcto”, ha dicho tras conocerse la dimisión el gobernador de California, Gavin Newsom.

“En nuestro Estado no hay lugar para estos comentarios, ni en nuestra política. Todos debemos modelar nuestra mejor conducta para vivir los valores que tantos luchamos por proteger todos los días”, ha añadido el mandatario demócrata, quien había pedido desde el lunes la salida de Martinez y de los otros dos concejales.

A Newsom se sumaron voces como las del senador Alex Padilla, quien ocupó la vacante que dejó Kamala Harris en el Senado, el alcalde angelino, Eric Garcetti, y los dos candidatos que se disputan la ciudad, Karen Bass, una mujer afroamericana, y el magnate Rick Caruso.

La polémica charla ocurrió en octubre del año pasado durante un momento de alta tensión política. El Concejo estaba en medio de un proceso que tenía como finalidad el rediseño de los 15 distritos electorales que componen la ciudad, de 10 millones de habitantes. Este se lleva a cabo cada 10 años y brinda la oportunidad a los ediles de luchar por expandir su zona de influencia en las zonas que representan.

Es en este contexto en el que Martinez habla con los compañeros de cómo ampliar la influencia de los latinos en la ciudad. La edil carga especialmente en contra del concejal Mike Bonin, quien es gay y tiene un hijo junto a su esposo. Martinez llama a Bonin “pequeña perra” y critica que utilice a su hijo negro como si fuera “un accesorio”.

“Su negrito, a su lado”, añadió Martinez sin que nadie de sus interlocutores censurara sus comentarios. El concejal De León, quien tiene raíces guatemaltecas y creció en la zona fronteriza de Tijuana y San Diego, afirma que Bonin porta a su hijo como si fuera un bolso de Louis Vuitton. Antes de pasar a otro tema, Martinez también afirma que la pareja cría al menor “como un niño blanco” y sugirió que el infante necesitaba una paliza.

Martinez, de 49 años, habla en otro momento de forma despectiva sobre los oaxaqueños y centroamericanos que viven en el densamente poblado barrio de Koreatown, en el centro de Los Ángeles.

“Veo a mucha gente oscura muy baja… No sé de dónde viene esta gente, de qué aldea vinieron, cómo llegaron aquí… Tan feos, son horribles”, afirmó. En la urbe casi el 50% de los habitantes se identifican como latinos.

El martes, Bonin, entre lágrimas, tuvo la oportunidad de responder a los hirientes comentarios que sus compañeros dijeron a puerta cerrada.

“Mi esposo y yo estamos enojados, con el corazón roto y nauseabundo. Yo provoco muchos ataques y quizá son merecidos, ¿pero mi hijo? Eso hace sangrar mi alma y me hace hervir el temperamento”, dijo el edil ante una sesión donde reinó el caos. Decenas de personas acudieron al Ayuntamiento a exigir la renuncia de los concejales que participaron en la conversación. Martinez no acudió y De León y Cedillo tuvieron que abandonar el Ayuntamiento ante los gritos de “¡fuera, fuera!”.

“Hay muchos que están pidiendo perdón ahora. Es un buen segundo paso, porque el primero que deben tomar es renunciar. Renuncien y después pidan perdón”, finalizó Bonin, quien anunció en enero que no buscaría la reelección en los comicios del próximo mes.

El escándalo que ha provocado la filtración del audio no para de crecer. El fiscal de California, Rob Bonta, anunció el miércoles que abrirá una investigación sobre los hechos que provocaron las polémicas palabras de Martinez, De León y Cedillo. Esto es la lucha por el poder que abrió el proceso de rediseño de los distritos.

“El audio proyecta dudas sobre un proceso político que es piedra angular en Los Ángeles. Dadas las circunstancias, mi oficina investigará reuniendo los hechos y trabajará para determinar la verdad y tomará acciones de ser necesarias”, indicó Bonta, quien aprovechó la ocasión para condenar nuevamente el episodio, que definió como “inaceptable, doloroso y ofensivo”.

Fuente ElPais.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: