#Noticia

Opinión: ¿Alacranes?, Por Rubén Limas Presidente de Acción Democrática




No servirán de nada los diálogos, negociaciones y acuerdos si los venezolanos no salimos a votar masivamente este 21 de noviembre. Nada dará resultado si se mantiene la abstención. La única manera de generar un cambio es votando.

En la sesión extraordinaria, convocada por la Junta Directiva de la Asamblea Nacional (AN) el martes pasado, se aprobó el Acuerdo de Apoyo al Memorándum de Entendimiento entre el Gobierno de la República de Venezuela y la Plataforma Unitaria ( un sector de la oposición que llamó a no votar el 6 de diciembre, alegando desconocer a Maduro y al CNE de entonces)
Por supuesto, en principio y por principio apoyamos este acuerdo, porque fue justamente eso lo que alegamos para participar en las pasadas elecciones parlamentarias; había que sentarse a dialogar con los que están en el poder y abandonar la ruta abstencionista y salir a votar.

Por esa postura nos llamaron colaboracionistas y alacranes, como único argumento, ante la falta de propuestas políticas para los venezolanos.

Estos sectores que persistían en su empeño de abstención y en el gobierno interino, al firmar este Memorándum de Entendimiento, han capitulado, y abandonado una estrategia que surgió, en su momento, sin la consulta debida de todos los factores. Han regresado a la ruta electoral y aunque no lo reconozcan, nos han dado la razón: La solución es votar.

Ahora bien, alertamos que producto de odios mellizales, soberbias y vanidades, algunos de este sector opositor están pensando inscribir candidaturas divisionistas. Esto simplemente le haría nuevamente el juego al gobierno, como se hizo en las pasadas elecciones parlamentarias. No quisiera pensar que en el fondo esa es su estrategia.
Muchas veces escuché a un fulano señor, de personalidad altanera y patán, decir que no se hacía política con las glándulas, pero lamentablemente algunos no dejan de practicarla.

La gente en los barrios, caseríos y urbanizaciones nos está exigiendo que hagamos el mayor esfuerzo posible por unirnos, y quiero a través de este artículo dejar claro que la posición de la Alianza Democrática es precisamente esa: vamos a promover la unidad, sin agachar la cabeza, con una posición firme de exigir lo que corresponda pedir.

No se puede llamar a no votar, cuando conviene a interés particulares y de la noche a la mañana cambiar de opinión porque ahora está en juego su pellejo. Esa incoherencia ha restado el poder que tiene el voto como instrumento de los grandes cambios que se deben dar en Venezuela. Además ha hecho que la gente pierda la esperanza y la fe, la cual debemos recuperarla no con discursos, si no con ejemplos.

Por los tiempos que van rodando, no creo se puedan lograr inscribir candidatos unitarios en este momento, tendremos hasta el 22 de septiembre oportunidad de hacer los cambios y ajustes que se deban hacer. Por lo pronto, nos inscribiremos varios candidatos a los distintos cargos de elección popular, mientras logramos acuerdos de última hora.

También hemos señalado, que de no haber la madurez necesaria para alcanzar los acuerdos, le tocará decidir al elector por medio de lo que siempre hemos conocido como “La economía del voto”. Tendremos que votar por aquel candidato o candidata que tenga la mayor base de apoyo posible, esperemos no llegar hasta allá, pero sí llegado el momento, no hay acuerdos, le tocará a la gente decidir.

Por lo momentos siguen las reuniones y búsqueda de acuerdos. Que nadie se ponga nervioso, ni juegue adelantado, hay que tener los nervios de acero y avanzar.
Los que sí está claro, es que la decisión correcta la tomamos quienes decidimos regresar a la ruta electoral, e impulsar la mesa de Diálogo Nacional, los que han llegado a la mesa tarde no solo lo han entendido, sino que lo firmaron.

Hasta algunos de los asistentes a México, regresaron en el avión presidencial de Nicolás Maduro, porque solicitaron una “colita” de regreso, me imagino para comenzar ahorrar, porque se acabó el interinato. Que todo esto sirva para reunificar las fuerzas opositoras y darle una paliza electoral, como señal de los grandes cambios que vienen para Venezuela.

PD: Alguien me preguntaba ¿ Limas , y ahora como llamaremos a los que fueron a México? ¿Alacrancitos? Y le respondí firme y contundentemente: mi condición humana se ha caracterizado siempre por el respeto y la tolerancia, jamás diría, ni señalaría eso. Respeto que hayan regresado a la ruta electoral, y ojalá entiendan que divididos no vamos a ninguna parte. Siempre le digo a mi equipo de trabajo, que la fuerza más importante para lograr los cambios es el amor, no el odio, ni el rencor.

Comments (1)

  1. I have been browsing online more than 3 hours today, yet I never found any interesting article like yours. It is pretty worth enough for me. Personally, if all webmasters and bloggers made good content as you did, the web will be a lot more useful than ever before.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: