Política

Opinión Del Discurso Político por José Cándido Pastel Ideológico a la venezolana

El célebre Voltaire, en una novela que tituló, cándido o el optimismo, Voltaire padre del humanismos y para desdicha de él no creía en Dios, sin embargo alusiva a que vivíamos en el mejor de los mundos posibles; por la cual para un filósofo, se hacía necesario el despertar ideológico, vale decir que este no es, el mejor mundo que hay otros mejores, en esta breve novela, Cándido osaba preguntar Ah ¡donde estas tu, en el mejor de los mundos posibles, a lo que el Doctor Pangloss, colorido personaje destinado a justificar calamidades y pedir unánime resignación, en entrega a optimizar dijo, si estamos justificando desdichas injustificables, claro está, todo esto era indispensable; de las desventuras particulares nace el bien general, de modo que mientras más abundan las desdichas particulares más se difunde el bien.

Cándido sumido en sus incontables infortunios dice: si este es el mejor de los mundos imaginables, ¡cómo serán los otros!; y réplica Pangloss, amigo Cándido, es que en el barco a nadie le importa si los ratones están bien o mal.

En el tiempo o en la historia las ideologías políticas, son los postulados o ideas fundamentales que caracterizan a las organizaciones políticas, es el focus de cómo deben funcionar las instituciones de un Estado, de una Nación, es un conjunto de ideales que se pretende transferir a la población, para su comportamiento, en lo ético, político, social, económico y religioso, que para el polímata suizo, Jean Jacques Rousseau, lo denominó el contrato social, y proscribe el Hombre Nace libre, pero en todos lados está encadenado; ciertamente no solo está encadenado está vendado, gringolizada su visión, hoy a tantos años de Cándido y Pangloss, en este andar sociopolítico sigue siendo el mismo, con la diferencia que hoy existen los Maduros, los Guaidó, los Allup, los Lopez, los Cabello, los Vecchio, los Rodríguez, los Aristobulos, Zambranos, los Berttucci, los Falcón, los Fermín, los Tintori, los Ledezma, y nosotros los Cándidos de siempre.

Los esquemas ideológicos siempre están marcados por el cómo influyen en la gobernabilidad del mundo, de allí la eterna tira y encoje de la derecha, la izquierda, los de centro, y sus extremos, la ultra derecha, la ultra izquierda o comunismo radical, los demócratas, los republicanos, los liberales, los anarquistas y los sin nada; pero quienes le han sacado más el filo a la navaja, al esquema ideológico, es la clase política de la izquierda y sus constantes disfraces de confusión ideología hacia la humanidad, quiénes han logrado sembrar iconos en la sociedad, con sus movimientos sociales, como el orgullo gay, y el movimiento lésbico, que son verdaderos baluartes para la izquierda y que siembran en ellos mayor depravación y amparo; que por cierto a estos ociosos sociales, porque, eso es lo que son ociosos sociales, llevan en su pecho estampado la cara del mayor asesino que haya tenido Latinoamérica, como lo es el carnicero como ciertamente es conocido el Che Guevara, sin saber o querer entender, que el Che odiaba a los Gay, a todo aquel revestido de homosexual, le era repulsivo para él, a tal punto que los mataba luego de violarlos o violarlas, en este pastel ideológico, los gay adoran a su verdugo, cosas de la izquierda válgame Dios; pero a la par de estos iconos de la izquierda fabricados en el tiempo, también están los movimientos feministas, el eco-socialismo, el socialismo libertario de los pueblos, el socialismo sindical, el socialismo de los tuertos, el socialismos de chucutos, el socialismo de los mudos el socialismo de los pueblos originarios, el socialismos de mancos, el socialismo de los colectivos, el socialismo de los delincuentes, el más cruento de todos, que es el socialismo revolucionario marxista leninista, los no alineados, los desalineados y por ultimo esta el socialismo anarquista que hoy camina a pasos agigantados dejando estragos en los países que abundan en democracia; de cierto es que desde 1917, el socialismo comunismo, ahora socialismo del SXXI, es eficaz y tiene vasta experiencia en el retroceso de las naciones y la siembra de hambre, muerte y miseria en la población.

La derecha en sus métodos conservadores, en una Concepción propia de los demócratas, se ha dedicado a construir el mundo, mientras las izquierda comunista se encarga de destruirlo, dos facetas muy claras de por dónde se debe conducir la humanidad, en la concepción democrática, sólo hay espacio para la creación, para el trabajo, para el emprendimiento, para el desarrollo progresivo de las naciones, en función del desarrollo humano y su progreso colectivo, modernizar la ciudades, generar campos de trabajo a la población, impulsar la educación en todos sus niveles desprovistas de ideologías, procurar el bienestar social es un cometido cotidiano de la democracia, la generación de ciencia y tecnología nos acerca cada día a mayor modernidad jamás pensada; pero mientras demócratas, republicanos y liberales nos dedicamos a la modernización del mundo y la humanidad, nos olvidamos de los bastiones políticos de la sociedad; dejándole el campo libre a los destructores del mundo la izquierda y su siembra de miseria, hambre y muerte, para que haga su empastelamiento ideológico y genere confusión en la población en el mundo; justificando desde dichas injustificables a las que Cándido se enfrenta todos los días hecho en socialismo del SXXI.

Entre el 27 de febrero al 8 de marzo de 1989, se suceden unos acontecimientos al Este de Caracas, que algunos llaman revuelta social, otros El Caracazo, yo las llamaré por su nombre la Conjura contra la Democracia, Venezuela venía atravesando por una situación difícil luego del viernes negro de Luis Herrera Campins, toca al muchacho de rubio, acometer unos cambios significativos, que hoy más que nunca está en mi convencimiento, de que con tales ajuste acordados políticamente y ejecutados por el insigne estadista y uno de los tres mejores presidentes que ha tenido la historia contemporánea de Venezuela, que por cierto el otro mejor presidente es el padre de la democracia, Don Rómulo Betancourt y precursor de Partido del Pueblo, que por cierto llevo en mi sangre; hubiésemos salido adelante y hoy por hoy fuéramos un país del primer mundo y no una hecatombe social en lo que se ha convertido nuestro país gracias a la plaga de la izquierda; y cuando digo que fue una conjura contra la democracias, lo fue, es porque allí intervinieron todos los reconcomios de la izquierda, en un plan urdido para acabar con el hombre de Estado, sino además acabar con la Democracia que por aquellos días tambalea, producto de la borrachera taciturna de unos demócratas que se adormecieron en la bonanza petrolera; de tal magnitud fue la conjura que además de participar todos los parásitos y asaltabancos de la izquierda, algunos miembros del glorioso partido del pueblo se prestaron para la conjura, que por cierto hay son autoridades, colaboracionista del socialismo SXXI.

Mientras la conjura cogía trecho, en las casa de Bandera Roja, tercer camino, los tronquistas, el mas, el mir, el partido comunista, la capucha y la ultra universitaria, los repitientes crónicos; en los cuarteles de nuestra armada un rufián conspiraba al unísono de la tramoya comunista inspirada en los ideales de Fidel Castro, que a decir de don Rómulo Betancourt era un vulgar pistolero que importó el terrorismo europeo lo llevó a cuba y luego lo fue expandiendo poco por todo América latina, y precisamente fue la conjura de caracas, donde se puso a prueba el terrorismos de Fidel y del carnicero Che Guevara.

Luego de la cristalización de la conjura contra la democracia, comenzó el calvario ideológico de los venezolanos, nos vendieron la receta de la constituyente, y cual cordero nos enrollamos la soga y nos fuimos al matadero y sepultamos la Constitución del 61, por cierto la más completa y republicana que hayamos tenido en la historia de nuestra nación; de allí en lo adelante comenzó el zigzagueo comunista del S XXI, hacer de las suyas, pero sobre todo comenzó la compra de conciencia del establisments y los convirtió en aliados unos de frente y otros soterrados, por intermedio de terceras personas y llegamos al puntos donde Gobierno y Oposición son un cuero del mismo ganado; el gobierno con toda la estructura de la izquierda cabalgando pasitrotero sobre el lomo de una oposición germinada por partidos de izquierda y otros de la nada ideológica y unos poquitos que medio entienden la nación de la democracia y su concepto de república y estado federal, la conclusión es muy sencilla la última agrupación que realizó el establishments fue la de un fenómeno denominado el Frente Amplio y si ustedes revisan quienes son los del Frente Amplio los países de América, nos encontramos en que todos los frentes Amplios del hemisferios son aliados del comunismo del S XXI, por lo que nuestro país no escapa a esa realidad izquierdistas perce.

De todo este empastelamiento ideológico que nos sembró la izquierda y sus maléficas ambiciones, de expandir el hambre, la muerte y destrucción por todas las partes del mundo, nos debe llamar a la reflexión a todos los venezolanos y revisar y repensar que somos como nación, quienes somos como ciudadanos ideológicamente hablando; yo en lo particular me declaro REPUBLICANO de Estado Federalista, apuesto al resurgir de la democracia para mi país, apuesto a la generación de empleo y reniego del populismo y sus bonos de miseria y vagancia, apuesto a una educación libre de pensamiento del andamiaje comunistoide, opuesto al libre mercado, a puesto a la igualdad de oportunidades de acuerdo a su preparación, apuesto al bienestar social, apuesto a las juntas de vecinos, a las juntas parroquiales, a la Municipalidad, a los estados federativos, su transferencia de competencia y administración de sus recursos, apuesto a las fuerzas armadas despartidizadas, en suma, apuesto a la grandeza de mi Nación y el Bienestar de nuestras gente.

José Cándido

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: