#Noticia

Opinión Del Discurso Político: Venezolanos en Cautiverio y Sin Fondo de Rescate Por José Cándido

Una  gran civilización no es conquistada desde fuera hasta que se ha destruido a si misma desde adentro

 William James Durant

Por lo general, los acontecimientos en la historia política de las naciones, están ligados a la mano del hombre, ya sea para beneficio o beneplácito de la ciudadanía, o en su defecto para su propia destrucción, o la autodestrucción, lo cierto es que, nada encaja mejor y en perfecta adecuación que la frase de sir. William James Durant, en esta Venezuela de confinamiento colectivo, sin fondos que palien el tormento que genera el hambre y la miseria, impulsada desde las bases del comunismo del SSXXI, contra nuestra magnánima población; a tal punto, que luego de esta vasta destrucción, de la institucionalidad y la separación de poderes, dentro del país, el comunismo arremetió contra lo más preciado de una nación, como lo es su sus bases Morales; Sus valores cívicos y morales, he allí cuando se produce el fenómeno de destruirse a sí misma y desde adentro.

Para hacer un ejercicio mental en la historia, alguno de ustedes debe traer a su memoria, cuando los connotados economistas del país, que solo voy a nombrar a uno ya fallecido Domingo Maza Zavala, hablar del fondo macroeconómico de nuestro país, que en un momento y en tiempos de la Democracia, llegó a tener un monto astronómico de 40 mil millones de dólares, destinados para el desarrollo económico del país; hasta que llegó la peste del comunismo del SXVII, y cual Ali Baba y sus 40 ladrones, se robaron todo ese dinero destinado al engrandecimiento del país; pero no solo se robaron el dinero, es que también se robaron y desaparecieron, la forma y mención de hacer presupuestos públicos, el país dejó de saber y no sabe en qué consisten los presupuestos fiscales de la nación, en la actualidad, como tampoco se sabe, dónde está la inversión de estos últimos 21 años de comunismo criollo, que para algunos entendidos, se habla de que, se han robado alrededor de 900 mil millones de dólares, pero hay menciones de expertos de firmas de economistas norteamericanos que suscriben que por allí pasó la rapiña comunista, hace rato.   

En todas las naciones del mundo, que practican la institucionalidad democracia y la transparencia administrativa, dentro de su presupuesto fiscal anual, hay un apartado o fondo de eventualidades o contingencia, que en los presupuestos que hacían los gobiernos de la añorada 4ta República era del 10 % del presupuesto global, cuyos fondos eran justamente destinados, para atender una eventualidad, como la que se nos presentó, con el virus chino; pero cuando estamos en manos de gobiernos forajidos como el que impera en nuestro país, la realidad no es otra, que la de estar en cautiverio y sin fondo de rescate; y es que, así estamos los venezolanos confinados en nuestros hogares, sin  comida, (con 12 kilos de comida en la caja clap, cada mes y hasta nuevo aviso, en contraposición de la contingencia americana que es de 100 kilos promedio por familia), sin agua, sin luz, sin dinero, sin gasolina, y sin un gobierno serio, que responda por la contingencia y que le hable con verdad al país; por el contrario tenemos un gobierno mentiroso; que con descaro anuncia a la población con engañifas, que tiene todo controlado, cuando la realidad es que, estamos a merced de nuestro Dios misericordioso, por cuanto nuestro sistema de salud no está en condiciones ni siquiera de atender a un catarro, mucho menos lidiar con el virus chino, no hay condiciones mínimas de asistencia, la falta medicamento, de insumos, (tapaboca, mascarillas, guantes), de reactivos, de instrumentación, de personal médico y asistencial, de infraestructura acondicionada para responder a las exigencias de  salud publica que se nos avecina en los próximos días para nuestra población.

Sin fondo de contingencia, confinados y con la soga al cuello, los venezolanos rememoramos, por donde y bajo qué argumento se robaron nuestro dinero, los del gobierno, con la cohabitación permanente del establishment opositor, que serviría de plataforma económica auxiliar para esto tiempos de angustia y desolación; millones de dólares se dilapidaron con las iniciativas de construcción del puente sobre el río Orinoco, el puente sobre el Lago de Maracaibo, el Ferrocarril del Centro, del llano, de los Valles del Tuy y de las termoeléctricas, de los centrales azucareros de Portuguesa y Barinas, de la Planta de Químicos de Paraguaná; si a ello le sumamos la parafernalia de la compra de los satélites chinos, entre ellos el Simón Bolívar cuya duración era de 15 años continuos y como todo lo chino, dejó de funcionar hace algunos días, lo que suma su tiempo de duración de 7 años y unos meses,  duró la mitad del tiempo establecido y se pagó el sobreprecio de 400 millones de dólares por algo inservible; solo hacemos mención a unas misceláneas de las tantas que existen, sin mencionar a la industria petrolera, y la minera, puesto que, hasta la fábrica de hacer machetes, se robaron la plática.

Para vergüenza de la raíz cuadrada de los venezolanos, como decía Francisco de Quevedo, ¡Donde hay poca Justicia, es un Peligro Tener Razón!; así se planta el forajido gobierno del SSXXI, frente a las verdades que corroen al país, referentes al virus chino, en su afán por tapar la realidad de la ruindad, en la que se encuentra el sistema de salud del país, persigue y encarcela a médicos, persigue y encarcela a enfermeros y trabajadores de la salud, persigue y encarcela periodistas, persigue y encarcela a jefe de medios que han publicado verdades informativas sobre el virus chino y las consecuencias por la falta de políticas sanitarias del gobierno; quienes al mejor estilo de comunistas de otrora, le ocultan la realidad al país y al mundo, de la verdadera situación, en la que nos encontramos hoy, y en la que nos encontraremos mañana, cuando se haya alejado de la tierra de José Gregorio Hernández, la peste china; por cuanto difícilmente sepamos cuantos contaminados hay en realidad y cuántos asesinatos se llevará consigo el virus chino; para el gobierno no es importante atender con verdad y justicia el problema que es de todos, para el gobierno es más importante ocultar la verdad por encima y bajo el costo que ello implique, sin importar cuantos venezolanos hoy no pueden comer, ni mucho menos cuantos venezolanos morirán por la falta de comida en cautiverio y sin fondo que los rescate.

A decir de labios del filósofo francés Voltaire, Los pueblos a quienes no se hace justicia, se la toman por sí mismos, más tarde o más pronto; permita el creador su benevolencia para con esta nación, llena de tanta gente inescrupulosa, que bajo los parámetros de la anti política nos gobierna, y realizan oposición en cohabitación con el gobierno; y que el virus chino, les ha servido de un grandioso puente para que gobierno y oposición renueven sus votos, ya no en concubinato, puesto que se proponen a dejar a tras el contubernio y pasar a la formalidad del matrimonio eclesiásticos detrás de la puerta y juntarán sus andares políticos en los tiempos por venir; si es que se lo permitimos, y es que con el mayor descaro el establishment lanzó sus redes y gritando a soto vos le anuncia a sus pocos parciales, la necesidad de un acuerdo con el gobierno del SSXXI, para ello utiliza toda la artillería a su alcance, politiqueros, medios, opinadores, la godarria intelectual y hasta radio bemba, juega su papel predominante; ante ese llamado solidario con el gobierno comunista, el comandante obrero se frota las manos, porque le llegaran a su alcance la plática que le pidió al fondo monetario internacional, los 5 mil millones para partir la cochina con el G4, y sus aliados, pero la realidad, es que no hay préstamos para la empresa criminal que representa Gobierno y la oposición; Vienen por ellos y hoy comenzó la cacería de los criminales, su cabeza tiene precio hasta 15  millones de dólares y vienen los casa recompensa, a llevarse a los narcotraficantes, y pagarán a quienes no les interesa las penurias, ni el padecimiento de la población, solo sus negocios endemoniados, a costa de la sangre y muerte de la población venezolana.

Para bien de nuestro país y los venezolanos de honra, quienes aun en las peores circunstancia, no hemos abandonado, el barco que representa nuestra nación, los EEUU, protector del mundo, lograron esta semana un acuerdo con el congreso americano por la bicoca de 2 billones de dólares, como contingencia por la pandemia del viruschino, lo que representa una respuesta contundentes para las bolsas de valores del mundo quien de inmediato su índice bursátil tanto la de New York, como la de Tokio supero los 8 punto en alza, logrando recuperar las pérdidas de los día anteriores y por ende recuperar la confianza en el comercio internacional; además de, que la farmacéutica o laboratorios Roche y el Catire Trump, le anunciaran al mundo, la ya disponibilidad, de millones de dosis de la vacuna contra el viruschino, lo que repercutirá, en que a nuestro país, le mantengan la mirada el G20, quienes en suma serán los que coadyuven a salir de la pandemia comunista y  socialista del establishment opositor, que en su conjunto son el peor virus que hemos tenido en la historia política de nuestra nación.

Nuevos anuncios de suma importancia se emiten hoy, para el país, que cambiaran no solo la correlación de fuerzas políticas, si no que cambiará la realidad política de nuestra República; a correr piojo que llego peine, muchos se quedarán con los crespos hechos, otros pondrán su barbas en remojo, por que el antivirus del catire Donald los agarro sin pañuelo y sin valeriana; por ello, hay que seguir en guardia y en resguardo, hagamos de este cautiverio y confinamiento obligado, un arma del pensamiento, una flecha de la reflexión, pero sobre todo un escudo y manto de la sabiduría; puesto que estamos muy aventajados, a pesar de no haber fondo de contingencia que aminore y nos rescate de nuestras precariedades, porque tenemos la fuerza y el coraje para restaurar a Venezuela con Prudencia, justicia y Rectitud Republicana, al servicio de los supremos intereses de los conciudadanos de nuestra Nación.

Dios y soberanía

MovCívicoRepublicanodVnla@gmail.com.

                     José Cándido

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: