CaigaQuienCaiga.net

#Noticia

Opinión: “EL 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer” Por Coromoto Díaz

Este 8 de marzo nos encuentra en un mundo convulsionado, donde la lucha ciudadana se intensifica por la crisis económica general, la más grande y grave crisis global que la humanidad ha visto hasta hoy, con una alta tasa de desempleo, hambruna y violencia.
Hablar de la mujer en este contexto y comprender su situación es partir de la tesis de que así como el hombre, la mujer no es sino un conjunto de relaciones sociales
históricamente determinadas y cambiantes según las variaciones constantes del
proceso de su desarrollo social, la mujer es, pues, un producto social, y como tal es
parte importante en la evolución de las sociedades.
Sin embargo todavía hoy a pesar de los innumerables avances tecnológicos las mujeres trabajadoras se les sigue pagando menos que al hombre por el mismo trabajo y esta desigualdad salarial genera más plusvalía (más riqueza) para una minoría empresarial que casi siempre tiene a la cabeza la figura de un hombre. La mayoría de las mujeres trabajan en la informalidad con jornadas hasta de 12 horas o más; sometida al agobiante trabajo doméstico no remunerado.
Esta situación profundiza la doble opresión de la mujer: como mujeres y como
trabajadoras.
Además, continúa el repudiable y lamentable incremento de la violencia contra la
mujer en nuestra sociedad, llegando al asesinato. En tal sentido es necesario reafirmar que la violencia contra la mujer no ha existido siempre, no es “natural” ni será eterna. En algunas sociedades llenas de autoritarismo y discriminación: Es resultado de las consecuentes relaciones de explotación y opresión, que hacen consentir que los hombres tienen la atribución “natural” de dominar a la mujer, de considerarlas inferiores, su propiedad y por tanto ven también como “normal”
maltratarla. Todo como reflejo del exacerbado hedonismo de las sociedades en decadencia, excesivamente individualistas y sin escrúpulos.
En esta fecha expresemos nuestra solidaridad con las mujeres venezolanas, luchadoras sociales que por su consecuencia lucha por la libertad, se encuentran encarceladas en nuestro país, saludamos a las prisioneras políticas, combatientes de la guerra psicológica, social y económica que enfrenta toda la sociedad frente a un régimen criminal, aquellas que no se han dejado amedrentar por la represión contra sus justas luchas, para las cuales demandamos ¡Libertad!
Saludamos a las mujeres que participan en las luchas contra las políticas de sumisión y control fascistas ejecutado por Maduro y secuaces, que han afectado mucho más a mujeres y niños dejándolos en condiciones precarias de vida.
Finalmente, llamamos a cada venezolana a luchar por los derechos de la mujer, parte de los derechos fundamentales de la ciudadanía, y en ese esfuerzo nos iremos forjando para las más altas luchas que traerá el porvenir hasta alcanzar nuestra libertad y el retorno de La Democracia y el restablecimiento de nuestra República.
La protesta en cada rincón de nuestro país, es una contundente muestra de hartazgo y de rechazo a que las cosas sigan igual pero hay que darle un contenido claro a nuestra lucha, sin dejar por sentado la tesis que sólo bajo unas elecciones sin las debidas garantías y bajo el yugo opresor del régimen, es la única solución viable a la crisis política y social, que la voz de la mujer en la Venezuela profunda grité a todo pulmón que rechaza ser nuevamente manipulada y conducida a otro fraude en contra de los verdaderos intereses de la República. Y a nivel global que esa misma voz exprese que:

“LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER, ES SIN DUDA, UNO DE LOS PROBLEMAS
PRINCIPALES A DENUNCIAR EN EL CONTEXTO ACTUAL MUNDIAL…”

COROMOTO DIAZ
Quito-Ecuador.

Comment here