#Noticia

Opinión: El deterioro del sector eléctrico nacional, Por Víctor Herrera

La infraestructura eléctrica del país ha sufrido durante los últimos veinte años un proceso de deterioro gradual, pero sostenido, como consecuencia de las políticas y prácticas aplicadas dentro de los organismos encargados de llevar las políticas publicas en el sector.

En 1999 paralizaron los planes de expansión en ejecución. En 2002 congelaron las tarifas eléctricas. En 2008 la crisis se hizo evidente para todos: hubo cuatro apagones nacionales. A finales de 2009, Corpoelec impuso restricciones al consumo de electricidad, por la fuerte sequía y la indisponibilidad del parque térmico.

En 2010 se decretó la emergencia eléctrica y se aprobó una Ley Orgánica del Sistema y Servicio Eléctrico, socialista, que prohíbe la participación privada en el sector. Las empresas eléctricas existentes fueron integradas en una sola: Corpoelec.

Esta decisión se tradujo en un caos operativo, que agravó la crisis. En 2016 la Asamblea Nacional aprobó una excelente ley eléctrica “Ley Orgánica del Sector Eléctrico”. Entre muchos aspectos permitió la Descentralización como paso previo a la Privatización en áreas de Generación y especialmente en Distribución. Reconoció la competencia de los municipios en la responsabilidad eléctrica de su jurisdicción. Definió el ente responsable de tarifas, Propuso la creación de los distintos entes que ordenarían y controlarían el Sector Eléctrico, etc, etc. Irresponsablemente el ejecutivo nacional hizo caso omiso a la misma.    

Las siete causas principales de la crisis eléctrica venezolana son las siguientes:

1.- Desprofesionalización de la industria (7).

2.- Abandono de la planificación a corto, mediano y largo plazo, en materia de operación, mantenimiento y expansión del sector. (4)

3.- Abandono de los criterios técnicos y económicos para tomar decisiones. (3)

4.- Partidización de todas las estructuras organizativas de Corpoelec. (5)

5.- Abandono de la «calidad de servicio» como criterio fundamental. (6)

6.- Abandono de la gestión comercial que redujo los ingresos y favoreció el aumento de pérdidas no técnicas. (2)

7.- Corrupción que devoró miles de millones de dólares. (1)

De Verdad todas estas causas son prioritarias.

Percepción y situación del servicio eléctrico (porcentajes).

CiudadValoración negativaFrecuencia de apagones
San Cristóbal89,792,4
Barinas89,087,3
Maracaibo80,569,0
Barquisimeto72,059,2
Punto Fijo63,536,7
Valencia56,923,5
Ciudad Bolívar48,920,6
Porlamar46,326,0
Barcelona31,312,1
Caracas26,98,1

Fuente: OVSP (2020).

Desafíos para superar el colapso eléctrico.

Venezuela tiene ante sí el desafío de recuperar y estabilizar el sector eléctrico nacional, esencial para la recuperación económica y social del país, y enfrentar la emergencia humanitaria compleja. No será solo un asunto de inversiones cuantiosas.

Es necesario formular un plan integral que incluya todos los componentes del sistema eléctrico. Se requerirán inversiones considerables durante varios años en generación, transmisión, distribución y comercialización. Además, PDVSA deberá completar la infraestructura para el suministro de gas natural a las plantas termoeléctricas. Sin gas natural no puede haber recuperación eléctrica. Venezuela, sin suficientes ingresos de divisas por la caída de la producción y el precio del petróleo, solo podrá contar durante la emergencia con el apoyo de organismos financieros internacionales. Tales recursos deberán ser invertidos en los proyectos con mayor impacto para enfrentar la emergencia.

La recuperación eléctrica requerirá participación del sector privado. Para ello será necesario un marco legal que asegure a los inversionistas las garantías políticas y jurídicas necesarias. Se requerirá también establecer un nuevo modelo de desarrollo del sector eléctrico que asigne al Estado las funciones de formulación de planes y políticas, regulación y coordinación técnica, y que propenda gradualmente a que el sector privado asuma la mayor parte de las actividades de generación, transmisión, distribución y comercialización. Además del apoyo financiero será necesaria la asistencia técnica internacional, con personal calificado, y reclutar y formar el talento humano nacional indispensable para recuperar, operar y mantener la infraestructura.

Es indispensable que a mediano plazo el sistema eléctrico sea sustentable económica y financieramente. Para tal fin deberá establecerse un sistema tarifario que cubra los costos operativos y las nuevas inversiones. En las actuales condiciones de precariedad social e institucional, este proceso no será rápido ni políticamente fácil. Tardará varios años alcanzar la meta de sustentabilidad financiera y hará falta un sistema de subsidios directos, temporales y enfocados en los sectores sociales vulnerables, mediante el cual todos aporten, mucho o poco, según su capacidad.

Se requerirá también sentar las bases para la sustentabilidad ambiental del sistema eléctrico. Habrá que valorizar y aprovechar íntegramente el gas natural, el recurso no renovable más abundante en el país, y el más conveniente ambiental y financieramente, para desplazar los combustibles líquidos. Sin gas natural en las plantas termoeléctricas no habrá recuperación eléctrica sostenible. Venezuela deberá retomar el aprovechamiento de los recursos hidráulicos, e impulsar las energías eólica y solar.

Al ocurrir el cambio político tres serán los programas esenciales, en los cuales habrá que enfocar los recursos financieros disponibles para atacar la emergencia: (3)1) recuperación de algunas de las plantas térmicas instaladas, sobre todo en las regiones zuliana, andina y centroccidental, (1)2) recuperación del sistema nacional interconectado prioritariamente ampliar el corredor eléctrico 765 kV  y (2)3) recuperación de las unidades de generación hidroeléctrica de Guri, Caruachi y Macagua. (4) Abordar la descentralización en Distribución, (5) Creación de los Institutos Municipales de Alumbrado Público. (5) Campaña Publicitaria para ir moldeando la Cultura eléctrica del venezolano, Que es la energía? ¡Es un Recurso costoso de producirlo! En especial que el Venezolano entienda que si bien el Servicio Eléctrico es un  derecho Humano su uso tiene obligatoriedad de pago…  Paralelamente deberá comenzar la recuperación gradual de los sistemas de distribución, alumbrado público y comercialización en todo el país.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: