Educación

Opinión: La abstención militante, Por José Guerra

El término la abstención militante la tomé de un amigo que participó en las últimas etapas de la lucha armada en Venezuela. La abstención, salvo contadas excepciones, no es política. Contrariamente, es la anti política. En marzo de 1961 en el informe ante el Tercer Congreso del Partido Comunista de Venezuela (PCV) celebrado en Caracas la consigna fue “este es el último año que los comunistas hacen un congreso en la oposición”. De allí, con la opinión contraria de Gustavo Machado, Jesús Farías, Pedro Ortega, Cruz Villegas y Héctor Mujica, entre otros, el PCV le declaró la guerra al gobierno de Betancourt. Se fundaron las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN) y las Unidades Tácticas de Combate…
QUE DEN CLASE PRESENCIALES LOS ENCHUFADOS, LOS GENERALES Y LOS MINISTROS.
Aristóbulo, Nicolás, les voy a proponer la fórmula para que abran clases presenciales, la vaina es así: que den clase los milicianos, los generales, los coroneles, los capitanes, los guardias, los policías, los del partido, las viejas del CLAP, los enchufados, los diputados, los ejecutivos de maletín y negocios turbios con el estado, los hijos de los ministros y los ministros, los traficantes, los pranes, los contrabandistas, PERO, AQUÍ ESTÁ EL DETALLE, LES PONES EL SUELDO DE LOS EDUCADORES, SI ELLOS HACEN EL TRABAJO POR 2 DÓLARES MENSUAL, ENTONCES ME PONES A MI DE GENERAL Y TODO SERÁ LINDO Y BELLO. Por la calidad de la educación no se preocupen, hace tiempo ustedes la volvieron pedazos, por no decir mierda, que es la descripción que cabe.
Una última, Aristóbulo haz mercado con dos dólares, de verdad que yo no puedo, dime en qué auto mercado compro comida con vocación, qué chino recibe patria y me da jabón a cambio, en cuál farmacia me reciben socialismo del siglo 21 y me dan losartán, explícame cómo le cambio los ojos de Chávez al señor de las verduras por unos tomates y una lechuga, avísame en donde me venden desodorante con sólo mostrar el carnet de la patria, enséñame a ahorrar para comprarme un yate aunque sea de juguete.
Tengo mucha vocación, lo que no tengo es comida en la nevera ni espíritu de esclavo.
Ya saben, aquí lo único presencial que tenemos los educadores es la hambruna y la miseria, eso sí que llega todas las quincenas.

DOCENTES Y TRABAJADORES AMOR CON HAMBRE MATA.
SIGUENOS EN https://facebook.com/groups/226468689202678/

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: