Opinión

Opinión: Maduro ¡SÍ TE VAS! Por: Marlon S Jiménez García

EL Dictador procubano, que vive momentos de “impronta” en su angustia” porque siente que el mundo se le “viene encima”, está desesperado; sostiene elucubraciones mentales que no es capaz de digerir, en su cotidianidad, de manera normal como cualquier persona; ello está relacionado intrínsecamente con varios factores; el primero de ellos, es que está subsumido en un “encierro forzado” y además, rodeado de gente en la cual no confía (ni en los anillos de seguridad que le proporcionan los cubanos, menos en los iraníes y venezolanos) y piensa que en algún momento cualquiera de ellos atentará contra su vida para cobrar la recompensa que EE.UU dará por la entrega en vida o muerte de su persona; que equivale en un valor de 15 millones de dólares. En este mismo sentido, él sabe (el miedo es libre) que muchos de sus enemigos viscerales no están en la oposición tradicional, sino que devienen de sus propias filas del llamado “Chavismo”; de hombres y mujeres; civiles y militares que se la han jugado y se la juegan para sacarlo de Miraflores y están dispuesto a TODO por hacerlo realidad; no en la búsqueda de la recompensa sino por ansías de venganza, por el mal intencionado juego macabro que Maduro realizó, con la anuencia de los cubanos, para desaparecerlos de la faz de la tierra.

En segundo lugar, la angustia “regurgitante” le crea personalidad paranoide. La acusación formal ante la CPI; la extradición a EE.UU de Álex Saab; los problemas de gobernabilidad producto de su NO reconocimiento por parte del mundo democrático internacional; la situación a lo interno de contactos intrínsecos con grupos subversivos y terroristas le está ocasionando relaciones de conflictividad con otros sectores de la vida nacional y la pérdida de respaldo interno en incrementos crecientes sostenidos en tiempo y espacio, le llevan a convertirse en un energúmeno y ve FANTASMAS por todos los lados y su respuesta inmediata es la ofensa a la sociedad democrática venezolana y grita a todo pulmón que hay un “complot” para sacarlo del poder.

 Maduro estás adivinando, ¿Cómo que comiste «bolitas adivinadoras» que venden en la Plaza Baralt? Claro que, sí te vas, es necesario salir tuyo para salvar la patria; para acabar de una vez por todas con la corrupción, con el narcotráfico, con el abuso del poder, con el irrespeto de los DDHH, con la inmoralidad generalizada existente en la FANB, por la ineptitud y desidia que constituyen la razón de ser del régimen y para exterminar de raíz las actividades gubernamentales que ejercen los cubanos en el país.

Al mismo tiempo, es necesario que te vayas para rescatar “La Familia” que tu régimen quiere desaparecer del escenario nacional, incitando con tus nefastas políticas gubernamentales, esas millonarias migraciones de nuestros jóvenes y profesionales que huyen de nuestro país para construir su calidad de vida y de su familia fuera de nuestras fronteras. Claro que, sí te vas, para salvar de la muerte a nuestro pueblo, con chavistas incluidos, y comenzar a producir la comida, los medicamentos, los artículos de aseo que han desaparecido de los anaqueles y los que hay no son comprables, y detener, con la fuerza determinada que genera angustia y desolación: la ausencia de agua, de electricidad y la inseguridad ciudadana, que ha batido récord mundial, donde más de 800 mil ciudadanos han sido asesinados en los últimos 20 años y que se agrava por las propias condiciones políticas, económicas y sociales generadas.

Claro que, sí te vas, empobreciste “ex profesamente” a los trabajadores de nuestro país; le arruinaste la vida a los jubilados y pensionados de la patria, sobre todo a los millones de empleados públicos que los llevaste a la miseria pública y a la indigencia social, con sueldos que no alcanza ni para un solo día de manutención familiar. Claro que si te vas, eres el principal estorbo para que Venezuela pueda integrarse al mundo civilizado y desarrollado, y sus ciudadanos puedan libremente, sin limitaciones, tener la posibilidad de expandir sus potencialidades individuales y ponerlas al servicio de su pueblo, para resolver con eficacia los problemas estructurales que lo aquejan. Maduro, claro que, sí te vas, para que los venezolanos, sin exclusión de ningún tipo, podamos vivir en paz y en armonía y no en permanente diatriba, que exacerba los ánimos y pasiones y ha colocado, en términos muy peligrosos, la verdadera conciliación social. 

Es fundamental que dejes el poder para desaparecer para siempre, la consolidación de ideologías contrarias al pluralismo democrático. Claro que sí te vas, de eso no te va a salvar Raúl ni mucho menos Putín; el pueblo perdió la fe en ti, la poquita que te quedaba, y tu aceptación es apenas de un 10 por ciento (vienes pa’ bajo a toda carrera) en la opinión pública. Los llamados que haces a los Generales y Almirantes (comunistas vende patria) para que defiendan la revolución, no te va a ayudar en nada; al contrario, la FANB se seguirá hundiendo en el foso en donde están, son “delincuentes integrales” y forman parte protagónica de las MAFIAS que trabajan intensamente en la “expoliación del país”; su salida de allí es imposible, apenas su aceptación en la opinión pública es de un cuatro por ciento, ¿qué van a hacer? Van a darle plomo al 90 por ciento del pueblo que los rechaza; van a sacar los aviones rusos o van a usar las fragatas misilísticas para asesinar a mansalva a los que te adversan. Tu eres un cobarde; actúas de esa manera porque estás rodeado de serviles y de jalabolas; están allí por razones eminentemente crematísticas (igual el TSJ, CNE, Poder Moral) y que están locos por «pegarse a la carrera», porque saben que se les viene el mundo encima, igual como se te vino a ti.

El pueblo te va a sacar, claro que, sí te vas, no lo dudes, pero a través de las «fragatas votolísticas» en el Referéndum Revocatorio o en unas elecciones adelantadas; pero de que te vas te vas. Vamos a salir de ti; saldrás porque el pueblo al lado de la sociedad democrática, de los partidos y dirigentes de los mismos no relacionados contigo, por el apoyo de los que sufren, los más débiles de la sociedad, de los presos políticos y de sus familias en plenitud, de los estudiantes, de los trabajadores, de los empresarios, de los padres, así lo desean por el desmadre causado por tu régimen. Claro que, si te vas, es indispensable la fortaleza de nuestra CN para avivar la esperanza de un pueblo que exige cambios de conducta gubernamentales que estimule la democracia a través del respeto a las ciudadanas colectivas e individuales

Profesor Universitario

Marlons.jimenez55@gmail.com;

@marjimgar

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: