#Noticia

Opinión: Masacre de Guanare: crimen de lesa humanidad Por Enrique Meléndez

“La actitud de Iris Valera demuestra su incapacidad e irresponsabilidad, así como la carencia de calidad humana”afirma el penalista Alejandro Matos.

Para el abogado Alejandro Matos los lamentables hechos registrados en el Centro Penitenciario Los Llanos en Portuguesa no obedecen a un intento masivo de fuga, sino a una reacción de la población penal, hastiada del caos en el que se ve obligada a vivir; prueba de ello lo constituye la circunstancia de que los cadáveres quedaron todos dentro de las áreas penitenciarias y muy distantes del cercado de seguridad.

         El abogado Matos es magíster en derecho penal, docente universitario y ex coordinador del Instituto de Capacitación Penitenciaria (INCAP).

         ¿Fue un intento de fuga lo que motivó la masacre de la Cárcel en el estado Portuguesa o un amotinamiento, motivado por otras razones?

         -En mi opinión el origen de esta nueva masacre, que se registró a lo interno del Centro Penitenciario Los Llanos, ubicado en Guanare, jurisdicción del estado Portuguesa, primordialmente, está en la carencia de una nueva política penitenciaria clara y definida por parte del régimen de Nicolás Maduro, y a la violación perenne de los derechos humanos y constitucionales, establecidos en los artículos 43, 44, 45, 46, 47, 48 y 49 de la Carta Magna vigente.

         -Así como a todos los acuerdos y pactos internacionales; que rigen la materia, y que están vigentes en el país; al igual que el Código Orgánico Penitenciario en sus artículos 15, 99, 100, 101, 102, 103, 104 y 105. De tal manera que los lamentables hechos registrados en dicho reclusorio.

         ¿A cuánto asciende, según las cifras extraoficiales, el número de muertos y heridos?

         -De acuerdo con mis fuentes, el resultado extraoficial de fallecidos asciende a 49 y el número de heridos a 80, incluido el director del penal, que fue herido por arma blanca y una teniente de la Guardia Nacional, que presentó una herida leve por una partícula de granada.

         ¿Qué piensa usted de la actitud, que ha asumido ante este suceso la ministra para Asuntos Penitenciarios, Iris Varela?

         -Sin lugar a dudas que su actitud demuestra su incapacidad e irresponsabilidad, así como la carencia de calidad humana. Seguramente, terminará responsabilizando a los fallecidos, como lo ha hecho ante las múltiples masacres, ocurridas en varios centros penitenciarios durante su nefasta y macabra gestión; inventando el tema de una fuga masiva frustrada.

MATOS: Se consumó un ataque masivo contra una población civil, desarmada.

         ¿Estamos ante un delito de lesa humanidad, tal y como se ha considerado algunos casos parecidos de los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro?

         –Es evidente que estamos ante un crimen de lesa humanidad por parte del régimen, que preside Nicolás Maduro Moros, en razón de que los hechos ocurridos en el centro de internamiento antes señalado, reúnen requisitos, exigidos por el Estatuto de Roma en sus artículos 7.1.A, 25.3.B y 25.3.C.

         -Además, es público, evidente y notorio que dicho hecho se consumó a través de un ataque general en contra de una determinada población civil desarmada, con el agravante de que la misma se encontraba bajo la custodia del Estado, aunque la doctrina sostiene el término generalizado, para referirse a aquellos actos dirigidos en contra de una multiplicidad de afectados y en términos sistemáticos para referirse a aquellos actos, que son consumados bajo planes preconcebidos, ninguno de los dos términos se requieren para la calificación de los crímenes de lesa humanidad, siempre y cuando el ataque sea perpetrado de manera general;,toda vez que lo real y jurídicamente necesario es el hecho de que, bajo tales circunstancias, tan solo sea víctima una sola persona.

         ¿Cuál, a su juicio, debe ser la solución a la crisis que se vive a nivel de las penitenciarias en Venezuela?

         -Ante la dramática situación que padecen los procesados y penados en la mayoría de las cárceles del país, incluidas las masacres que periódicamente se producen; creo que lo primero que hay que hacer es destituir a la ministra para Asuntos Penitenciarios Iris Varela; para que responda por su fracasada gestión en todos los aspectos.

         -Segundo, que quien la sustituya posea las credenciales y la experiencia, para desempeñar dicho cargo, y que esté consciente, de que su principal función sea la de sociabilizar la mayor parte de los caídos en prisión; tercero, declarar en emergencia el sistema penitenciario nacional.

         -En cuarto lugar, partiendo del principio de que la prisión no debe ser para el procesado o penado un muro de contención; seguridad de los demás y sepulcro suyo, sino una institución viva y eficaz en función de una actividad permanente, que lo regenere; propongo la constitución de un conjunto de industrias penitenciarias; en lugar de las tradicionales cárceles venezolanas; las cuales resultan anacrónicas, para el logro de la formación y rehabilitación integral del sujeto.

         -Quinto, propongo que por ante la declaratoria de emergencia penitenciaria se ponga en marcha un plan de paz de los penales, que permita desarticular “el pranato” de Iris Varela que opera en las cárceles del país, y restituir así la institucionalidad en el medio penitenciario.

        -Sexto, sugiero que el nuevo titular para el área, si es que el señor Nicolás Maduro decide designar, se asesores con especialistas de la talla de Humberto Prado, Rafael Veloz, Rafael Narváez, José Humberto Villareal, Blanca Rosa Mármol de León, Fermín Mármol García, Alfredo Romero, entre otros. 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: