#Noticia

Opinión: Se anima la justicia en la CPI, Por Fernando Vegas


Se ponen interesantes las cosas en la Corte Penal Internacional (CPI).
Nuestro sistema judicial es prolijo en retardo judicial, ya negativo, cuando lo realizan los jueces y fiscales al dejar de cumplir con sus deberes y diferir audiencias, aportar pruebas fiscales o no trasladar a los privados de libertad, etc. O, en caso positivo, y usualmente practicado por abogados litigantes, mediante las complicaciones procesales que producen las solicitudes de pronunciamientos sobre competencia, exceso de pruebas geográficamente repartidas distantes de la sede tribunalícia, en fin, son muchos los ardides en este sentido.
Bien, El Fiscal General de Venezuela tomó una de estas iniciativas y pidió un pronunciamiento de Control Judicial a la Sala Preliminar del CPI sobre un tema relativo a la investigación de la fiscalía que actúa dentro del marco del Estatuto de Roma, típica manera de dar un toque criollo de retardo al proceso en curso contra varios funcionarios del Alto Gobierno, civiles y militares. Sólo que allá no funcionan como aquí y, lejos de “abrir una articulación probatoria y tomarse unos días para decidir, previo informe”, los tres magistrados de la Sala Preliminar desestimaron la solicitud del Gobierno Venezolano por no haber en el momento derechos controvertidos que mereciesen pronunciamiento (aquí, nuestra Sala Constitucional habría terminado la averiguación in limini litis para la complacencia oficial) y, además, aprovecharon para ordenar las cosas al decidir: 1. Se declaran públicas las solicitudes y actuaciones de las partes; 2. Fijan hasta el día 21/7 como límite para que el gobierno venezolano añada versiones y solicitudes y hasta el 23/7 para las respuesta del Fiscal, luego de lo cual éste deberá consignar su informe.
Recordemos que ahora la denuncia de las violaciones a los DDHH tipificados en el Estatuto de Roma, entra en fase de investigación judicial lo que significa que la Sala Preliminar podrá convocar la presencia de testigos, víctimas y presuntos perpetradores. La contumacia a responder a las citaciones puede traer como consecuencia orden internacional de captura. Verbigracia ¿si citan a Maduro, será que se presentará o la obviará? ¿Si ocurriese lo último, podrán dictar una orden de aprehensión en su contra? El pronóstico es delicado para él y unos cuantos más.
Parece ser que la única beneficiada directamente por la diligencia del Fiscal criollo, fue Fatou Bensouda. Buena amiga del gobierno de Maduro. Estaba sancionada por el gobierno de los EEUU que recientemente suspendió la sanción, razón por la cual apreciamos que, a cambio, decidió declarar que iba a consignar su informe en la Sala Preliminar antes de entregar el cargo al nuevo Fiscal, Karim Khan, pero –suertuda ella- no pudo hacerlo porque el Fiscal del gobierno de Venezuela, solicitó un Control Judicial. Todo muy oportuno

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: