Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
Opinión

Oposición Venezolana es ineficaz y socialmente cara Por: Johnny Ramón Galué Martínez

NOSOTROS
EL PODER DEL EJEMPLO ANTE LA METAMORFOSIS Y LA DESCOMPOSICIÓN DEL SISTEMA DE LOS PARTIDOS EN VENEZUELA

Es necesariopredicar y practicar con el ejemplo, ante las causas estructurales, como el agotamiento del sector opositor de coalición, donde subyace este proceso. De donde podemos concluir,  al explorar algunas de las consecuencias más serias de la crisis del sistema de partidos; la ruptura de los consensos políticos, la crisis de hegemonía y la creciente ingobernabilidad del país, determinada por una oposición débil y sin vínculos con la sociedad venezolana. Desde hace muchos años, el sistema democrático en Venezuela como de la región andina está asediado por una compleja crisis de gobernabilidad, que se origina principalmente en la fragmentación de la representación política y de los sistemas de partidos, así como en el desmantelamiento de las capacidades de los Estados para hacer frente a las crecientes demandas y conflictos sociales.

En este orden,  nos vamos a referir, sobre el poder del ejemplo, tomando como escenario, la segunda guerra púnica, el más conocido de los enfrentamientos bélicos acaecidos en el marco de las guerras púnicas (se conoce con el nombre de las guerras púnicas a los tres conflictos armados que enfrentaron en el año 264 a. C). Entre las dos potencias que entonces dominaban el Mediterráneo occidental, como eran Roma y Cartago. La contienda data en el año 218 a. C., fecha de la declaración de guerra de Roma tras la destrucción de Sagunto, (localizada en la Comunidad Valenciana, en España). Allí, Publio Cornelio, se ganó el nombre de «El Africano».

Nunca, obligaba a sus hombres a sacrificios que él no era capaz de hacer, hacía grandes marchas a pie con él al frente, comía lo que sus soldados y era austero en el fondo y en las formas. El africano, predicó con el ejemplo, estableció la disciplina militar y castigó severamente a los oficiales corruptos y negligentes. Con eso se ganó su respeto y la fidelidad más absoluta; con eso consiguió hacer de una tropa desmoralizada, un increíble ejército. Las legiones V y VI, derrotadas y deshonradas en Cannas (al sudeste de Italia) recobraron su honor en Zama, (en lo que hoy es Túnez), donde en inferioridad numérica, en un territorio hostil y contra elefantes que nunca habían perdido una batalla.

Gracias a la labor del africano, (Publio) un colectivo desmoralizado y corrupto, volvió a ser la más poderosa fuerza del mundo civilizado, las Legiones. De ahí la importancia del ejemplo, más que de las palabras.

Una de las lacras en este país, son los que confunden la gestión pública de las cosas, con que el Estado deba dar empleo indiscriminadamente. El estado está para dar servicios, no empleos. Me recuerdan a los religiosos, que cuando se les ataca su gestión personal dicen que se ataca a dios y no es así. En la política venezolana, la clase política es ejemplo de poner amiguitos en todos los cargos de elección popular, de no trabajar lo mismo que cualquier dirigente social normal y otra serie de cosas por todos conocidas; no significa que deba ser así, solo significa que aquí es así, por eso la oposición en Venezuela es ineficaz y socialmente cara.

Es hora de dar ejemplo, de andar a pie al frente del País, como hizo Publio Cornelio Escipión, que la clase política se monte en el bus y vea las cosas que allí ocurren o que vaya a un supermercado y vea cómo la gente empobrece hasta el último bolívar fuerte o lo que queda de él, pero no, tienen miedo a que les peguen.

Es hora de quitar cargos inmerecidos, de procesar políticamente, a quien o quienes se hayan apropiado de la buena fe de los venezolanos, para su uso personal, y pretender capitalizar un descontento colectivo que no les pertenecen ni lideran. La oposicióndebe predicar con el ejemplo. No hay tiempo para olvidarse de esto. Si el político desea reconocimiento, debe encontrar oportunidades para brindar reconocimiento a los demás. Si desea la honestidad de los demás, debe ser honesto con ellos.

La comunicación, es algo más que hablar y escribir con eficacia. Las acciones comunican más que todo lo que pueda decirse o escribir. En última instancia, se debe ser consecuente con lo que se escribe, lo que se dice y lo que se hace, para estar en alineación total. Es necesario predicar con el ejemplo, hacer lo que dices que vas a hacer y mantener el

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: