CaigaQuienCaiga.net

#NoticiaInternacionales

Polémica: Alcalde de Miami asistió a partidos de baloncesto y lujosas fiestas del Grand Prix ¿Quién pagó por eso?

De izquierda a derecha: el DJ noruego Kygo, el alcalde de Miami, Francis Suárez, y el quarterback de los Kansas City Chiefs Patrick Mahomes posando juntos en la tercera noche de Carbone Beach, una cena de $3,000 por persona en Miami Beach, durante el Gran Premio inaugural de Fórmula 1 en 2022. INSTAGRAM

El alcalde de Miami, Francis Suárez, tiene gustos caros: partidos de playoffs de los Miami Heat, carreras de Fórmula Uno y experiencias gastronómicas de $3,000 por plato son algunas de sus cosas favoritas y todas esas cosas volverán a la ciudad este fin de semana.

Pero ¿se unirá Suárez a la fiesta este año? Y, si lo hace, ¿lo pagará él mismo o lo hará otra persona? Ni Suárez ni los portavoces municipales respondieron a las preguntas de los periodistas de Miami Herald.

El año pasado, Suárez asistió tanto a los playoffs de los Heat como a los eventos de Fórmula Uno, pero fue cauteloso respecto a quién pagó la cuenta.

Las leyes estatales de ética exigen que los funcionarios electos informen de cualquier regalo superior a $100 y los registros muestran que Suárez reveló finalmente que su entrada para los playoffs era un regalo de cinco cifras, miles de dólares en entretenimiento relacionado con la F1 siguen sin contabilizarse mientras Miami-Dade —y el alcalde de su ciudad emblemática— se preparan para otro fin de semana de extravagancia destinado a pintar la Ciudad Mágica como una meca del lujo mundial. Suárez, un republicano que ha barajado la idea de presentarse a la presidencia en 2024, no respondió a las preguntas relacionadas con los pagos por los eventos del año pasado.

Siempre ha sido aficionado a la Fórmula Uno. En una entrevista con The Drive, Suárez dijo que traer el Gran Premio de Miami al área metropolitana de Miami era parte de un plan más amplio para traer “experiencias premium” y redefinir la ciudad como la “capital de capitales”.

“Creo que una carrera como la Fórmula 1 encaja perfectamente con esa marca”, dijo Suárez, comparando la celebración de este evento anual de superlujo con “tener un Super Bowl cada año”.

El año pasado, el Gran Premio inaugural de Miami, de tres días de duración y patrocinado por Crypto.com, atrajo a estrellas de la talla de Serena y Venus Williams, LeBron James y David Beckham, y generó docenas de eventos derivados, entre ellos un festival en Miami Beach patrocinado por la ya desaparecida bolsa de criptomonedas FTX.

Suárez asistió al menos a una de esas fiestas: Carbone Beach, un exclusivo evento pop-up en Miami Beach con una hora del coctel ambientada en los años 20, bar de caviar y una cena sentados a cargo del chef Mario Carbone.

El evento, de cuatro días de duración y patrocinado por Major Food Group y American Express, estuvo abierto a solo 200 invitados cada noche y contó con cabezas de cartel musicales como el tenor italiano Andrea Bocelli y el DJ noruego Kygo.

Suárez fue fotografiado en la tercera noche del evento codeándose con el quarterback Patrick Mahomes, MVP de los Kansas City Chiefs.

Otros invitados a lo largo del fin de semana fueron Spike Lee, Ivanka Trump y el propietario de los Dolphins, Stephen Ross. El precio: $3,000 por asistente, que únicamente pueden pagarse con una tarjeta American Express, membresía platino o superior.

Suárez, un abogado corporativo que ejerce como alcalde y que al parecer cobra en Bitcoin, no respondió a las preguntas de Herald acerca de si se pagaba él mismo sus gastos.

Conforme al código ético de la Florida, los alcaldes pueden aceptar regalos caros de personas ajenas a la familia, siempre que se informe de ellos y no procedan de donantes prohibidos, como grupos de presión o proveedores de la ciudad, de acuerdo con Caroline Klancke, directora ejecutiva de Florida Ethics Institute (FEI).

“Estas personas claro que pueden aceptar estos regalos, pero lo que se les exige es que sean transparentes en cuanto a los regalos recibidos, cuándo los recibieron y quién se los dio”, dijo Klancke.

“Para proteger la imparcialidad, el público tiene derecho a la transparencia”, dijo, añadiendo que incluso el acceso gratuito a los actos está sujeto a requisitos de divulgación.

Suárez no incluyó la entrada a Carbone Beach en las declaraciones posteriores de regalos, como exigiría la comisión estatal de ética si su entrada le hubiera sido regalada por alguien que no fuera un familiar directo.

El único regalo del que Suárez informó en mayo de 2022 procedía del empresario tecnológico Sean Wolfington, quien le obsequió a Suárez asientos en primera fila cuando los Heat se enfrentaron a los Boston Celtics en el primer partido de las Finales de la Conferencia Este.

El alcalde de Miami Francis X. Suárez (a la derecha) y el empresario tecnológico Sean Wolfington (a la izquierda) reaccionando desde la cancha durante el primer cuarto del primer partido de la serie final de la Conferencia Este de la NBA entre los Heat y los Boston Celtics, el año pasado, en la entonces FTX Arena, el martes 17 de mayo de 2022. Daniel A. Varela dvarela@miamiherald.com

Cuando el Herald le preguntó por la entrada casi sin precio en ese momento, Suárez se negó a responder a preguntas sobre quién pagó, pero una declaración trimestral de regalos, presentada meses después de que Herald informara por primera vez de la aparición del alcalde junto a la cancha, informa que Wolfington pagó $20,000 por el asiento del alcalde, la cantidad exacta que el Herald informó como el costo mínimo de las entradas junto a la cancha para ese partido.

Como informó el Herald el año pasado, Wolfington le había regalado previamente a Suárez dos entradas de $10,000 para un partido de la temporada regular en marzo de 2022.

Las entradas para el partido de playoffs de este fin de semana contra los Knicks de Nueva York, posiblemente la rivalidad más feroz del equipo, oscilan entre $11,000 y $25,000.

La Comisión de Ética y Confianza Pública de Miami-Dade tiene la tarea de investigar posibles violaciones de las normas de divulgación. José Arrojo, director ejecutivo de la comisión de ética, dijo que, si se descubriera una violación, la junta tomaría medidas como cartas de reprimenda, multas o la evaluación de una posible restitución.

A diferencia de Suárez, los alcaldes de Miami Beach, Miami Gardens, Coral Gables y el condado respondieron a las preguntas de Herald sobre su asistencia a la lista de actividades de este fin de semana.

No se espera que ninguno asista al partido de playoffs de los Heat y solo Rodney Harris, alcalde de la ciudad anfitriona, Miami Gardens, tiene previsto asistir a las carreras de F1, que se celebrarán en una pista de 19 curvas construida especialmente para el evento alrededor de Hard Rock Stadium.

“El alcalde fue invitado a participar en la programación del evento para la comunidad y los cargos electos”, dijo la directora de comunicaciones de la ciudad Tamara Wadley. Wadley no respondió a preguntas sobre quién extendió la invitación.

Fuente: El Nuevo Herald

Comment here