Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
Internacionales

Polémica generó #Hilo filoso que lanzó periodista Orlando Avendaño @OrlvndoA Editor de Panampost

#Hilo | ¿Por qué considero un game changer esta gira de Guaidó? Hace un año Duque recibía en Nariño a un líder ignoto, sin trayectoria, visto como héroe luego de hazaña del 23/01. Hoy vuelve a recibir a Guaidó, pero comprendiendo los vicios y serísimos problemas de la oposición.

Es fundamental, para cualquier análisis, entender que Guaidó entra a Nariño arrastrando el fracaso estratégico del 23/02, el del 30/04, Oslo (del que Duque se enteró por la prensa) y demás errores y acusaciones.

Duque sabe a quién recibe ahora. Y Duque, como los venezolanos, sabe que su estabilidad, la de Colombia y su Gobierno, pasa por la resolución del caso venezolano. Duque necesita que Guaidó triunfe y ahora debería de ser severo y poner barreras.

Lo mismo ocurre con Brasil. El Gobierno de Bolsonaro, inteligentemente, ha optado por no lanzarse de lleno en el apoyo a Guaidó. Su urgencia no es la de Colombia, pero también tiene la necesidad de resolver Venezuela (por las peligrosas amenazas que representa el chavismo).

Aquí nadie está jugando. Si se da la reunión con Trump (amén de su trascendencia), con Macron y otros mandatarios, sabemos que la gira va en serio. Trump, quiero pensar, no se reuniría con un loser —o con tendencia a fracasar–.

En consecuencia, la reunión vendría acompañada del compromiso de que EEUU conduzca —seguro con mayor capacidad de control– todo el proceso.

Por otra parte, está el hecho del desafío de la salida de Guaidó al régimen. Más allá de interpretaciones particulares, el hecho es: Guaidó tenía prohibición de salida. ¿Se elevó la apuesta para luego bajarla? ¿Se estaría dispuesto a hacer algo que contrarreste el desafío?

No quiero ser ingenuo y ahí entra nuestra responsabilidad. Los venezolanos tenemos la obligación de imponer nuestra voluntad. Hay que ser severo en la siguiente premisa: Guaidó no puede regresar, de ninguna manera, con las manos vacías o con una propuesta mediocre o cómplice.

De hecho, el regreso a Venezuela de Guaidó, sin una propuesta (o solución) a la altura, supondría su anulación como alternativa. Es obligatorio ser rígidos y estar preparados para lo que todos rechazaríamos con firmeza. Esta gira representa una oportunidad única.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: