#Noticia

Colombia: ¿Por qué negociar con el Eln si es un grupo que “desvirga niñas” como acto de rebeldía?

La pregunta fue planteada por la periodista Salud Hernández-Mora en una columna publicada en la Semana de Colombia en la que critica con dureza al senador, Iván Cepeda.

Pero también a Álvaro Leyva y a Humberto de la Calle, que junto al congresista del Polo Democrático conforman, según la periodista, un “triunvirato” que trata con “guantes de seda” al Eln y con “puño de hierro” al presidente, Iván Duque.

Quieren “que nos traguemos el sapazo de que los elenos son abnegados luchadores de la causa revolucionaria y merecen trato de dignatarios”, comentó Hernández-Mora en el semanario.

En ese sentido, la derechista colombo-española considera que esa organización guerrillera tiene entre sus filas a “criminales sanguinarios” con posibilidades de ocupar una curul –en corporaciones públicas– en el hipotético caso de que prospere una tutela que pide el cumplimiento de los protocolos firmados con esa guerrilla durante el gobierno Santos y se reinicie el diálogo suspendido desde enero de este año.

“Lo que hay que pedirle a Duque es que no negocie y más bien emprenda un intensivo y atractivo programa de deserción de guerrilleros. Y otro, más imaginativo, de prevención del reclutamiento”, indicó la columnista de Semana en un artículo en el que también criticó que el “bandidaje” del Eln pueda ser un asunto que nunca llegue a la justicia ordinaria, porque hay quienes promueven “otra absolución colectiva de capos guerrilleros” a punta de protestas callejeras.


La columna de Hernández-Mora se entiende como un malestar por la acción de tutela que interpusieron el exministro Álvaro Leyva y el senador Iván Cepeda ante la Corte Constitucional que, en caso de ser fallada contra Iván Duque, obligaría al Gobierno a recomponer el diálogo perdido con el Eln y a dar explicaciones internacionales sobre el avance de los 6 ciclos del diálogo de paz con esa organización, recordó La F.M.

En todo caso, la de Hernández-Mora es una columna que generaliza la posición de integrantes del Congreso al afirmar que: “desvirgar niñas, para la mayoría en las Cámaras legislativas y los tres arriba señalados (Iván Cepeda, Álvaro Leyva y Humberto de la Calle), es un acto de rebeldía y hay que perdonarlo. Por tanto, mientras luzcan brazalete rojo y negro están a salvo”.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: