CaigaQuienCaiga.net

#NoticiaFarándulaInternacionales

¿Realidad o ficción? “El Rey Juan Carlos mató a su hermano. Yo estuve allí” El testimonio de Víctor Manuel de Saboya

Beatrice Borromeo ha desempolvado el trágico suceso de Estoril. Cree que tiene similitudes con el homicidio en el que se vio envuelto el jefe de la Casa Real italiana en 1978.

Foto: Víctor Manuel de Saboya en un fotograma del documental ‘El príncipe que no pudo reinar’.EM

ROYALS Polémica docuserie

Tomada de ElMundo.es

Beatrice Borromeo (37) encarna a la princesa perfecta. Rubia y guapísima, vestida de Dior de la cabeza a los pies, estamos más acostumbrados a verla en ¡Hola! junto a su suegra Carolina de Mónaco que ocupando titulares por alguna polémica, como la que ha protagonizado esta semana con el estreno de una docuserie que ella misma ha producido y dirigido. El caso es que El príncipe que no pudo reinar, que está triunfando en Netflix, ha levantado una polvareda por su sorprendente final, relacionado con el Rey Juan Carlos.

No es el primer trabajo de la aristócrata y periodista italiana. En 2015 retrató a las mujeres de la Mafia en otro documental por el que llegó a recibir amenazas de muerte. En esta ocasión el protagonista es Víctor Manuel de Saboya, jefe de la Casa Real de Italia, y el truculento episodio que ha marcado su vida: el homicidio de un joven alemán de 19 años, un suceso por el que fue juzgado y absuelto años después.

La docuserie, de tres capítulos, reconstruye con todo detalle aquel dramático episodio con entrevistas a testigos y a familiares de Dirk Hamer, el chico muerto. Su hermana Birgit, que, además, es amiga de la madre de Borromeo, lleva 45 años intentando demostrar que fue el royal italiano quien le mató en un barco en aguas de Córcega una fatídica noche de agosto de 1978. Víctor Manuel de Saboya, de 86 años, también da su versión y su hijo, Manuel Filiberto, se abre en canal ante la cámara de su amiga Beatrice.

Hamer formaba parte de una panda de jóvenes italianos que habían ido a pasar el día a Cavallo en tres barcos. Le habían cogido una zodiac a Víctor Manuel y él se presentó frente a ellos con un fusil, furioso y de noche, y realizó dos disparos. Una de esas balas hirió de muerte a Hamer. El príncipe italiano reconoció haber sido el autor de los disparos, pero un tribunal de París le absolvió por falta de pruebas.

Pero el bombazo llega en los últimos minutos del documental con un inesperado epílogo. La entrevista a Víctor Manuel acaba, suena la claqueta y se apaga la cámara, pero sigue grabando. Él se relaja, ofrece champán al equipo y suelta: “Tengo muchas cosas que contar pero no puedo hacerlo. Cosas sobre Juan Carlos”, refiriéndose al Rey Emérito. “Era un poco maleducado con mi mujer y conmigo cuando teníamos desencuentros… y no sé por qué, porque siempre fuimos muy amables… y lo sabía ¡Yo estuve allí!“, exclama.

Las confidencias continúan: “Estábamos en el exilio y solíamos disparar a tarros y botellas en la playa de Cascais. Juanito la armó gorda. Le disparó a su hermano y le mató. Se llamaba Alfonsito. No le disparó directamente, sino a través del armario. Estuve allí. Fue un accidente al cien por cien ¿vale? Escondí mi arma inmediatamente, si no, me habrían vuelto a culpar. Después de eso, le llamó Franco. Envió a su embajador, que dijo: Juanito, vente inmediatamente conmigo a España’. Franco dijo: Le convertiré en rey”.

La muerte del Infante Alfonso, el 29 de marzo de 1956 en Estoril, siempre ha estado rodeada de misterio. En la primera versión se subrayó que Alfonsito, de 14 años, estaba limpiando el arma cuando se disparó accidentalmente. Luego se supo que fue su hermano quien cometió el homicidio involuntario, pero nada se sabía de la presencia de Víctor Manuel en el escenario.

La inclusión del off the record, ilustrado con fotos en blanco y negro de la época, no ha sentado nada bien a los Saboya. En una entrevista al Corriere della Sera Manuel Filiberto ha lamentado que se haya publicado “una conversación privada entre dos personas” que, además, “no tiene nada que ver con la historia de mi padre”.

“Mi padre y yo respetamos mucho al Rey Juan Carlos, que siempre ha estado cerca de nuestra familia. Ésta también es una historia triste y conocida y, sinceramente, no valía la pena hablar de ella como lo hace el documental”.

Manuel Filiberto no ha sido el único que se ha preguntado por qué Beatrice Borromeo ha incluido el audio. Ella lo ha justificado en otra entrevista en el mismo medio, el Corriere della Sera, porque considera que es “fundamental para entender verdaderamente la historia de Víctor Manuel” y que es la pieza que falta para “entender bien la historia de Cavallo”, la isla de Córcega donde veraneaban los Saboya y donde se produjo el homicidio del joven alemán el 18 de agosto de 1978.

La mujer de Pierre Casiraghi cree que los dos episodios tienen similitud pero asegura que no buscó esa confesión sobre el Rey Juan Carlos, que fue el propio Víctor Manuel el que contó la historia de Estoril a ella y a otros miembros del equipo. “Fue él mismo, espontáneamente, quien conectó los dos episodios. Creo que lo hizo por la gran similitud que tienen, tanto en la dinámica como en el manejo posterior de los hechos. Por eso creo que quiso contarlo, para que entendiéramos bien el contexto en el que creció”, ha justificado.

Comment here