CuriosidadesOpiniónTecnología

Redes Sociales: Laberinto del que No queremos salir

WHATSAPP_Redes Sociales: Laberinto del que No queremos salir

Las Redes Sociales son un laberinto del que No queremos salir porque de hacerlo quedaríamos incomunicados de nuestro entorno y eso No nos conviene. Hoy en día intercambiamos mensajes a través de WhatsApp, no solo con familia y amigos, sino con compañeros de curso, de trabajo, opciones de empleo, comunidades de vecinos, contactos relacionados con nuestros hijos, agentes de servicios del hogar, y un largo etc.

El pasado 6 de enero 2021 WhatsApp anunció nuevas condiciones que obligan a sus usuarios a compartir datos con Facebook para no perder el acceso a dicha App.

¿Qué hacemos? ¿Quedarnos con WhatsApp? o ¿Cambiar a LINE, WeChat o Telegram?

Pero… cualquiera de estas empresas, o la fusión de estas, puede, en poco tiempo, convertirse en un nuevo monopolio.

Respecto a WhatsApp

SI, molesta que nos pongan entre la espada y la pared:” Aceptas o suspendo la cuenta”.

SI, es irracional que ellos decidan qué es correcto y que no compartir y, peor aún que se posicionen a favor de una tolda política poderosa.  Sobre todo, si toleran cuentas de terroristas, pederastas, grupos radicales y otros.

WhatsApp, como todo lo gratuito, en realidad, fue dado a cambio de algo o con un propósito

Toda la mensajería instantánea gratuita persigue conocer nuestros datos para hacer negocios ¿Cómo hacen negocio? Conociendo nuestros temores, necesidades, apetencias para ofrecer los productos que supuestamente cubren esas carencias. Generando matrices de opinión, manipulando información para algún interés especifico nos pretenden inducir a consumir o decidir de acuerdo con los intereses de los grupos poderosos.

SI, es verdad que a través de WhatsApp circulan mensajes para distraer, confundir, crear matrices de opinión sesgada, publicidad engañosa, crear estereotipos. Pero, somos nosotros los que reenviamos, muchas veces, sin comprobar las fuentes o pensar en el interés oculto que puedan tener.

¿Acaso Telegram no hace o no hará lo mismo?

Esto lo va a hacer cualquier otra red social que utilicemos porque es, y siempre ha sido, el objetivo de los medios de comunicación en todos sus formatos: obtener beneficio de la gran masa de “tubos digestivos” que habitamos el mundo.

Sabemos que todo esto ocurría y ocurre con la publicidad y los contenidos en TV y ¿Cómo lo hemos combatido? Aplicando criterio a lo que vemos y escuchamos.

Facebook compró a WhatsApp por su gran número de usuarios para conectarlos a la actividad comercial de Facebook. En realidad, ya esto viene ocurriendo solo que ahora el dueño de Facebook (Mark Zuckerberg) está sometido a presiones legales y ha preferido “perder” muchos usuarios, a cambio de dejar registro que ha solicitado consentimiento legal al usuario. No lo hizo antes porque no le habían presionado como ahora. Hace poco Trump lo demandó y Apple le exige transparencia.    

Digo “perder” porque mucho antes de la estampida actual de usuarios seguro que WhatsApp almacenó la información de sus usuarios que tuvo en pleno auge.

De modo que WhatsApp es gratis, pero tiene un gran capital que es la información acerca de nosotros y nuestra defensa, al utilizar las redes sociales, es aplicar un sano criterio selectivo y no facilitar información personal sensible.

Pero…

¿Realmente resolvemos algo yéndonos de WhatsApp, por decir algo, a Telegram?

Podría pensarse que, para “castigar” a WhatsApp, simplemente volvemos a utilizar solo llamadas telefónicas y emails, pero aún así no estaremos a “salvo” mientras estemos en contacto digitalmente.

Ahora bien, lo que probablemente va a ocurrir es que unos van a Telegram, unos a LINE, otros a WeChat, es decir, nos dispersaremos

Entonces, en breve, esas empresas se fusionarán o comenzarán a compartir datos entre ellas para nuestra comodidad y conveniencia de ellas. Con lo cual es la misma situación de ahora: monopolio, pero con otro nombre y otros beneficiarios.

Es decir, un laberinto del que no queremos salir.

¿Toda esta situación con WhatsApp no será promovida por su competencia para debilitarla y “pescar en río revuelto”?

Siempre, aunque somos mayoría, estamos manipulados por los más poderosos. Eso si, tenemos la libertad de decidir qué poderoso nos manipula hasta que se fusionen y maquinen el monopolio con otros nombres.

Ejemplo, Elton Musk, el hombre más rico del mundo, cofundador de PayPal entre otras grandes empresas, recomendó Signal para sustituir a Twitter y tantos usuarios le tomaron la palabra que los servidores de verificación colapsaron. Donald Trump recomendó Telegram y en pocos días ha crecido enormemente la cantidad de usuarios. Incluso se dice que el expresidente fundará su propia red social competencia de Twitter y su propia emisora de TV.

Respecto a Telegram

El que haya abierto cuenta Telegram habrá podido observar que van apareciendo los contactos WhatsApp a medida que se registran en Telegram con el mismo nombre con el que los creamos en WhatsApp. Por lo tanto, WhatsApp le facilita datos a Telegram. No está comprobado que en sentido contrario también sea así. Por otra parte, los contactos de WhatsApp los guardamos en Gmail, que es de Google. 

¿Se supone que en Telegram estamos más seguros?

El contacto que creamos en WhatsApp, lo guardamos en Gmail y cuando ese contacto crea cuenta Telegram nos aparece como contacto automáticamente en Telegram.

Estamos en medio de un entramado tecnológico.

Otro tema colateral es que pronto nos cuestionaremos continuar con Google. YouTube es de Google. Sería terrible que se perdiera el dinero y esfuerzo de muchos en hacer una marca, tener audiencia genuina, espontánea y consecuente en sus canales de YouTube.

Otras reflexiones

*Una vez que WhatsApp nos ponga a decidir si seguir o no, sea lo que sea que hagamos debemos estar conscientes de que estamos atrapados por una necesidad que nos crearon y somos responsables de haber asimilado intensamente esas herramientas en todas nuestras actividades.

*¿Aislarse es una buena opción? ¿Le hemos sacado provecho? ¿Es tiempo de dejarnos de mensajitos? ¿Son “tontos” todos nuestros mensajitos? Es discutible. Estar ante el TV 16 horas al día es “malo” y, según lo que se vea, es “malísimo”. Todo depende de qué, para qué, con qué criterio utilicemos esos medios. Lo mismo aplica al ordenador, a las redes sociales y a todo lo que hacemos.

*Si el que usa WhatsApp y no tiene Facebook no compartirá sus datos, entonces ¿La mejor opción es cerrar Facebook?

*Si no utilizamos los medios de comunicación actuales es como si desapareciéramos.  

*Es importante valorar que generalmente aceptamos las normas sin leer, pero afortunadamente ahora somos más críticos.

*Es recomendable conocer OneChat ya que combina más de 22 servicios de mensajería. Esta aplicación puede mantener nuestros contactos de forma independiente de la App que tengan nuestros contactos ¿Formará este el nuevo monopolio?

*El dueño de Telegram, el ruso Pavel Durov, dijo que en 2021 se creará stickers de pago y los mensajes a grandes audiencias (canales) serán de pago. Durante estos primeros 7 años, el y su hermano Nikolai han financiado la plataforma.

https://www.milenio.com/tecnologia/telegram-gratis-2021-anuncia-servicio-paga

Visita recomendada

Artículo hecho por ILONKADAS

Humor gráfico, reflexiones, resúmenes de noticias y temas sociales

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: