CaigaQuienCaiga.net

#NoticiaNacionales

REINA EL SILENCIO SOBRE Desfalco billonario en Venezuela: Cómo el Ministro Castro Soteldo, Alvaro Pulido y Majed Khalil usaron Agropatria y PDVSA para robar a los ciudadanos».

Una de las personas más cercanas a Tareck El Aissami que hasta el presente, luce tranquilo. ¿Por qué en el combate contra la corrupción que supuestamente hace el gobierno de Maduro, no incluye a este personaje? A continuación uno de los tantos desfalcos

En Venezuela, la corrupción ha sido una constante durante décadas. Sin embargo, hay casos que destacan por su magnitud y descaro, como el de la expropiación de Lácteos Los Andes y el desfalco a través de Agropatria y PDVSA, que involucran a los hermanos Khalil, Álvaro Pulido y el Ministro de Agricultura y Tierras, Wilmar Castro Soteldo.

El caso de Lácteos Los Andes es uno de los más emblemáticos. Esta empresa, que durante años fue una de las principales productoras de alimentos en Venezuela, fue expropiada en 2010 por el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez y entregada a los hermanos Khalil, quienes, según denuncias de la oposición, no tenían experiencia en el rubro.

Desde entonces, la producción de la empresa se desplomó, y se registraron irregularidades en la gestión de los nuevos dueños. Según informes de la Contraloría General de la República, los hermanos Khalil no cumplían con los objetivos de producción y mantenimiento de la planta, y se registraron pérdidas millonarias.

Pero el caso de los hermanos Khalil no se limita a la expropiación de Lácteos Los Andes. También han sido señalados por su participación en el desfalco de Agropatria, una empresa estatal encargada de la distribución de insumos y maquinarias agrícolas. Según denuncias de la oposición, los hermanos Khalil, junto con Álvaro Pulido y el Ministro de Agricultura y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, habrían creado un entramado de corrupción para desviar fondos de la empresa.

De acuerdo con las investigaciones, los implicados habrían utilizado empresas ficticias para realizar compras ficticias de insumos agrícolas, y luego habrían revendido esos productos a precios inflados a través de empresas intermediarias. Según estimaciones de la oposición, el desfalco podría ascender a más de mil millones de dólares.

El escándalo salió a la luz en 2017, cuando el diputado opositor José Guerra presentó pruebas de las irregularidades ante la Asamblea Nacional. Sin embargo, hasta el momento no se ha llevado a cabo ninguna acción judicial contra los implicados.

El caso de los hermanos Khalil y el desfalco a través de Agropatria y PDVSA es sólo uno de los muchos ejemplos de corrupción que han afectado a Venezuela en las últimas décadas. La impunidad y la falta de transparencia en la gestión pública han permitido que estos casos sigan ocurriendo, mientras que la población sigue sufriendo las consecuencias de la crisis económica y social que atraviesa el país.

Comment here