EconomíaNacionales

Reportaje ¿Hubo Blackfriday en una Venezuela en CRISIS? Lea, vea y opine

Venezolanos hacen cola afuera de una tienda en un centro comercial durante las ventas del Viernes Negro en Caracas, Venezuela, 29 de noviembre de 2019.

Las puertas del centro comercial Sambil se abrieron y quienes esperaban por ello corrieron hacia las instalaciones durante el primer Black Friday en Venezuela. Todo apuntaba a que la celebración de una tradición estadounidense no pasaría por debajo de la mesa pese a la crítica situación del país.

Después que el gobierno, del presidente en disputa Nicolás Maduro flexibilizó los controles al comercio,los venezolanos tuvieron por primera vez su propia versión de «Black Friday». Esta Inició el viernes y se extenderá todo el fin de semana en algunos comercios.

Este año en el que Venezuela enfrenta sanciones financieras de Estados Unidos, ha dejado a los comerciantes operar con menos limitaciones.

“Mi hermana lo vio en las redes sociales y dijo: Mira hay un 70% de descuento en el Sambil, y nos venimos corriendo”, dijo Elizabeth Díaz, una trabajadora bancaria de 42 años, que reside en las ciudad de Los Teques a 35 kilómetros del centro comercial Sambil de Caracas, donde esperaba en una fila frente a una juguetería para comprar regalos para sus tres nietos.

Pasaban las horas y las filas para lograr ingresar a las principales tiendas de productos electrónicos o vestimenta eran cada vez más largas. Fue después de mediodía que la afluencia empezó a cambiar.

En el C.C. El Recreo al centro de la ciudad de Caracas era poca la asistencia de compradores. Algunos de los que acudieron al lugar esperaban obtener mejores ofertas de las que encontraron.

“Me llevo a mi casa un paquete de medias”, dijo una profesora jubilada que acudió con su hija en búsqueda de zapatos deportivos y no fue posible comprarlos. Le pareció un engaño los descuentos que hicieron.

Una joven que había asistido a una franquicia de ropa luego de que sus amigos y familiares la convencieron por tratarse del Black Friday, aseguró que estaba rindiendo el dinero que sus padres pudieron darle y que hasta el momento había podido comprar una camisa.

“No es que puedo comprarme un clóset, pero al menos una camisa”, señaló al confesar que no tenía muchos conocimientos sobre la tradición.

Si bien fueron las grandes tiendas de ropa y de productos electrónicos las que estuvieron más concurridas, los consultados aseguraron que era a través de sus ahorros que podían darse el lujo de adquirir uno que otro artículo o pieza que les hiciera falta.

“Estoy pagando con mis ahorros. Con el sueldo no sería posible”, exclamó un señor que pagaba en dólares un par de audífonos en una tienda donde las ofertas rondaban entre el 20% y 50%.

Muchos confesaron estar sorprendidos porque se diera el Black Friday en medio de una crisis socio-económica como la que actualmente afecta a Venezuela. Aún así, estaban dispuestos a aprovecharla aunque no estuvieran tan complacidos con los precios y lo vieran como intento de normalización.

“Precios de locura”: así se vive el Viernes Negro en medio la crisis de Venezuela

En un intento por reactivar el comercio en Venezuela, los comerciantes intentan ofrecer “precios de locura” a la poca parte de la población que puede acceder a estos tipos de productos y servicios, según Ecoanalítica. La firma señala que un 50% de la población quedaría excluida, pues la mayoría de los precios están fijados en dólares y no en bolívares. El Black Friday se presenta en un país donde el salario mínimo mensual está por debajo de los 10 dólares.

Fuente: CNN, LaPatilla, NTN24, twitter,youtube, entre otros.

Comment here