Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
Opinión

Salarios justos y dignos o más calle Por Marlon Jiménez García

El pueblo trabajador está en la calle y estará en ella hasta tanto el USURPADOR Procubano y su régimen comunista y fascista atienda a sus requerimientos que, no es otra cosa que lograr salarios justos y dignos, así como beneficios propios, del hecho de constitucionalmente disfrutar de todo lo que se genere del TRABAJO COMO UN HECHO SOCIAL.

Ellos, no se inmutan ante las protestas, son indolentes y actúan, en consecuencia, de manera violenta contra aquellos que reclaman sus derechos, los apresan, los amenazan y para ello utilizan las “huestes asesinas” preparadas para tal efecto, tanto cubanos como venezolanos que se prestan (por una bolsa de comida) a atacar ferozmente a sus propios vecinos.

Causa indignación escuchar al USURPADOR Procubano considerarse un «Presidente obrerista». La realidad es que nunca los trabajadores, en su conjunto, han estado en peores condiciones, no solo desde el punto de vista salarial, sino también en lo social y en lo ético, como están ahora; nunca antes en el contexto laboral había existido en un Gobierno, políticas restrictivas que incidieran como vorágine de forma negativa en la calidad de vida de los entes laborantes y de los dependientes de estos.

Éste régimen comunista y fascista, es y será, una cosa inútil y despreciable, el hecho de llamarse Maduro «presidente obrerista», manifiesta de forma inequívoca que la «realidad construye la verdad», porque esa afirmación, confirma que todo se debe a un engaño o artificio encubierto, propio y natural de los ñángaras como una filosofía de vida, marcada por su apéndice impermeable de la ideología que profesan.

La «realidad y verdad» es que tanto el fenecido como el USURPADOR Procubano, son anti obreristas, son tramposos y malos cumplidores de sus obligaciones. En Venezuela la deuda interna, desde el punto de vista laboral en el sector público, aumentó en estos últimos 15 años del régimen comunista más de 100 mil por ciento (y la llevaron a cero con los 14 ceros que le quitaron a la moneda); cuestión que se vislumbra en las condiciones laborales de los jubilados, que andan en la calle como “rodilla de chivo”.

El régimen en casi todas sus Ministerios está súper atrasado en el pago de las prestaciones sociales; por ejemplo, en el ministerio de Salud y Educación cientos de miles de trabajadores que tienen «oficialmente» más de 12 años jubilados, no han recibido los pagos correspondientes, con la gravedad de que los cálculos de esas prestaciones sociales adeudadas, fueron hechos con salario de años anteriores a la fecha de jubilación, lo que significa que la inflación se «tragó» esos montos y de nada le servirá a ellos para disfrutar de los años laborados. Estos jubilados más bien le deben al Estado.

Igualmente ocurre con las universidades nacionales, es patético ver los cálculos de las prestaciones sociales de profesores, personal administrativo y obreros, realizadas en base a salarios de años anteriores, por no haber existido aumento salarial en el año de su final laboral, por ejemplo los jubilados del año 2010 y 2011, pertenecientes también a esta política inflacionaria y maula del régimen. Los trabajadores activos, jubilados y pensionados viven un calvario y su padecimiento además de minar sus fuerzas físicas tiene de manera superlativa un daño patético en lo espiritual y en lo moral.

El USURPADOR Procubano está cumpliendo cabalmente con las instrucciones ordenadas por sus asesores cubanos, DESMORALIZARLOS para que acepten de manera inútil más que pasiva todas las imposiciones que le haga el régimen hasta que pierdan su propia dignidad como seres humanos; tal cual como lo manifestó el monseñor Víctor Hugo Basabe, Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Barquisimeto: Invito al país en general, Venezuela para “poner en el corazón de la oración a nuestra Venezuela herida, maltratada, traicionada y saqueada hasta más no poder y para que cesen las burbujas de la falsedad económica que pretenden ocultar al mundo la precaria situación en la que están inmersos la mayor parte de nuestros hermanos venezolanos”.

En ese sentido, el monseñor Basabe también “elevó sus plegarias por los maestros y profesores por el personal del sector salud, los trabajadores de la prensa, entre otros profesionales y obreros en general para que en el desempeño de sus actividades reciban el trato digno que merecen por su trabajo en pro de esta tierra y de quienes en ella habitamos. También pidió oraciones por los jóvenes para que su país que los vio nacer, sea donde consigan realizar sus sueños de esperanza y no en otras fronteras; igualmente pidió oraciones por los ancianos a fin de que sus vidas no transcurran en medio de la precariedad, la mengua, el olvido y la carencia y se reconozcan sus esfuerzos del pasado para la construcción y progreso de este país”.

Esas y otras cosas bien interesantes que dijo en sus palabras, fue motivo para recibir una condena realizada de manera grotesca y grosera por parte de los comunistas y fascistas del régimen; pero más significativo es el respaldo que toda la sociedad le da a ese mensaje lleno de verdades que, palpa una realidad inequívoca y no existe sobre la tierra fuerza ideológica y menos éstos delincuentes, que la pueda desmentir y convencer en contrario.

La Iglesia Católica está y ha estado por siempre del lado de los más débiles;  los trabajadores, jubilados y pensionados es un fiel reflejo de ello. Es la hora de la democracia y de la libertad, se presenta una oportunidad única para trabajar en pro de sus logros. Salgamos el lunes 23 a la protesta, no hay miedo, nuestros hijos y nietos nos lo agradecerán, El USURPADOR Procubano O CORRE O SE ENCARAMA.  

Profesor Universitario

Marlons.jimenez55@gmail.com.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: