Caiga-Quien-Caiga-Tu-fuente-de-noticias
Opinión

¿Será nuestra única opción la creación de la República del Zulia? Por Edwin Martínez Espinoza.

Pienso, luego escribo, hablo y actuó, el asunto es que venimos de un tránsito de inestabilidad política, económica y social, un periodo de decadencia. Al final parece pero no es una pesadilla la experiencia vivida por el país entero.

La dirigencia del gobierno y la oposición resultaron ser socios sentados en una mesa de diálogo donde se reparten el gobierno y el poder.

Cuando publique el título de este artículo en mi estado y redes sociales recibí muchos mensajes privados de unos que se alegraban y otros que cuestionaban el asunto sin adentrar en las razones, por eso debo aclarar que es una opinión válida estar a favor o en contra de una idea, lo que carece de lógica es que se cuestione al autor, al título y no el contenido.

Primero debo aclarar que soy chavista radical y antiimperialista pero hay casos y cosas que viene haciendo y permitiendo el gobierno desde la muerte del Comandante Hugo Chávez, que rallan en lo fascista porque prácticamente volvimos a la época más oscura de la cuarta república, agravada por múltiples factores pero como hay gente que juzga lo superficial, tendré que dedicar las pocas neuronas que tengo para explicar en este artículo porque criticar el título carece de lógica.

La vieja propuesta de creación del Estado Coquivacoa en los años 60 y 70 que sirvió de base para formular el anteproyecto de Ley para la creación del Distrito Metropolitano para la Costa Oriental del Lago en ocasión del proceso Constituyente de 1999 en el que los constituyentes le dieron especial tratamiento al alto Apure y la gran Caracas con la creación del Distrito Metropolitano Capital y Distrito Especial de Alto Apure, además de la creación del Estado Vargas, actualmente La Guaira que curiosamente tenía para ese entonces menos características históricas, políticas, económicas y sociales que la geografía de la Costa Oriental del Lago que los superaba hasta en habitantes, venimos de esa iniciativa política que estuvimos a punto de llevar a referéndum pero la dirigencia de ambos bandos jugaron al desgaste, cocinaron a fuego lento el asunto hasta que bajo la presión.

Luego se inició un nuevo proceso Constituyente en el que intentamos promocionar la idea y la dirigencia del gobierno y la oposición logro aplastar la justa reivindicación de nuestro pueblo.

No es un capricho, en un foro donde participo el difunto General Alberto Miller Rojas tuve la oportunidad de manifestar mi rechazo al centralismo que se venía imponiendo como solución mágica porque fue usado como instrumento para destruir todas las conquistas populares obtenidas con la descentralización y con la vigencia de la extinta Ley Orgánica de régimen municipal que abrió paso a la elección universal, directa y secreta de gobernadores y alcaldes con competencias y recursos establecidas por la Constitución y las leyes, en este particular volvimos al pasado porque aunque todavía podemos elegir y ser elegidos como gobernadores y alcaldes, se viene configurando una especie de camisa de fuerza que limita la acción de gobierno mediante la eliminación de fuentes de ingreso como la Ley de asignaciones económicas especiales y otras que nos asisten por derecho en virtud de nuestra situación geográfica y por ser región petrolera.

En la actualidad nos encontramos con algo semejante a una situación de posguerra como consecuencia del bloqueo, las sanciones y la corrupción, causado por una oposición apátrida que pidió la intervención extranjera y por la negligencia de un Estado que degeneró a la condición de conuco de una minoría. Los culpables y responsables.

Sumado a lo anterior estan las consecuencias de la pandemia y muy importante, el impacto de la geopolítica y el zigzageo del gobierno en las relaciones diplomáticas que se comportan como la parodia en la que, Joselo interpretaba al pastelero que voltiaba el cuadro dependiendo del visitante.

Con estas condiciones tenemos las herramientas para entender las causas del empobrecimiento de nuestra moneda, la ineficiencia de los servicios públicos y el alto costo de la vida generado por el juego macabro de la dirigencia del gobierno y la oposición a través del BCV donde compran para luego vender en el mercado paralelo del dólar, hay gente que ya no trabajan sino que diariamente se dedican al negocio de comprar y vender las divisas que el gobierno «quema» en el sistema bancario.

Mientras la dirigencia del gobierno y la oposición «se divierten» haciendo grandes fortunas mediante métodos ilegales, nuestro pueblo tiene un salario mínimo mensual equivalente a 7 dólares con lo que puede comprar dos o tres productos de la cesta alimentaria.

Lo anterior es lo más recurrente en cada hogar y no me refiero a una zona específica del Zulia, lo mismo ocurre en todo el país mientras que en la calle las colas por la escasez de gasolina caracterizadas por el negocio de algunos funcionarios ligados a la distribución en un país cuyo gobierno se da golpes de pecho por haber recuperado la producción y refinación, claro, este asunto también tiene su lógica; la mesa de diálogo en México es el escenario donde la dirigencia del gobierno y la oposición se reparten el gobierno y poder, el gobierno necesita el reconocimiento del gobierno de Estados Unidos y para «destituir al interino» pusieron unas condiciones como la habilitación de la Chevron que curiosamente está asumiendo el control de nuestras reservas del LAGO sin la obligación de pagar impuestos municipales, regionales y nacionales, por esa razón no hay gasolina para los expendios, se la están llevando a Joe Biden.

Como pueden ver es difícil e imposible continuar apoyando al fariseísmo, la traición y la mentira enmascarada en nombre de la memoria del Comandante Hugo Chávez pero además es difícil e imposible que nosotros los zulianos tengamos que continuar sosteniendo la lógica capitalista de la dirigencia del gobierno y la oposición porque ambos se disputan la titularidad de culpabilidad y responsabilidad de la tragedia Nacional, la permisividad, la complicidad y la impunidad por ausencia de un Estado responsable de justicia y de derecho.

Por eso el título es una pregunta generadora que alegro a la gente de la derecha y molesto a algunos militantes de izquierda, de las dos corrientes se acordaron de la madre mia pero es irrelevante cuestionar un asunto sin conocer la motivación porque se trata de todos sin distinción alguna, se trata de darle un parao a los viejos y nuevos ricos y avanzar en la búsqueda de soluciones colectivas que hagan de las conquistas populares algo progresivo para bienestar del pueblo y no para una minoría privilegiada que nos escamoteo la esperanza, el estado de bienestar, la salud y la vida de nuestro pueblo.

Ya se que muchos defensores mecánicos del gobierno dirán que no tiene rango Constitucional, pero la Constitución de 1999 propuesta por el Comandante Hugo Chávez fue violentada con la aprobación de las leyes Constitucionales que hicieron retroceder las conquistas populares revolucionarias para restaurar el extinto Estado cuarta republicano.

Es un tema muy profundo que requiere de análisis pero lo que no podemos es continuar sosteniendo un Estado que vulnera nuestros derechos y los más sagrados principios y valores plasmados en la Constitución de 1999.

Hay que volver a Chávez y si esto requiere medidas excepcionales, habrá que asumirlas.

Usted tiene la palabra.

Edwin Martínez Espinoza.

@edwinviene

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: