#Noticia

Un milagro de Dios: Donald Trump casi se va al otro lado por COVID-19

El presidente norteamericano, Donald Trump casi se va al otro lado por COVID-19; incluso, se dice que lo salvó fue un milagro de Dios…Meses después se habla de cómo fue la enfermedad, por cierto fue más delicada de lo que admitió la Casa Blanca en el momento del contagio.

La situación quedó retratada en el libro ‘Nightmare Scenario: Inside the Trump Administration’s Response to the Pandemic That Changed History’, que se lanzará este 29 de junio y fue escrito por Damian Paletta y Yasmeen Abutaleb, periodistas del The Washington Post.

Justamente, en ese diario estadounidense se hizo un artículo basado en el texto, que mostró cómo se vivieron los momentos en que el entonces presidente Donald Trump resultó contagiado con COVID-19.

El texto expone que la enfermedad del exmandatario fue más grave de lo que se dijo en su momento. De hecho, los asesores cercanos de Trump creyeron que esa experiencia cambiaría su respuesta a la pandemia. Sin embargo, eso no ocurrió.

Y prometió proporcionar el fármaco producido por Regeneron Pharmaceuticals, un coctel experimental de anticuerpos que le fue suministrado, de forma gratuita.

Donald Trump: contraer la covid-19 fue «una bendición de Dios» 

El ‘Post’ detalla que Trump estuvo bastante ocupado durante la semana previa a su contagio, lo que pudo incidir no solo en su infección, sino en la transmisión a todo su círculo. 

En esa oportunidad, Trump, dijo: «me siento muy bien después de haber contraído la covid-19 y la enfermedad fue una bendición de Dios».

De hecho, el libro cuenta que las políticas de bioseguridad en la Casa Blanca se descuidaron a tal punto que era un riesgo asistir a cualquier evento en el que estuviera Trump. Es más, el mismo expresidente pedía que quienes asistieran a esas reuniones se quitaran el tapabocas.

Dos días después del debate presidencial con Joe Biden, Trump se enfermó y horas después de su anuncio confirmando que él y la primera dama Melania Trump estaban infectados por coronavirus, su condición empezó a empeorar.

“Su fiebre se disparó y su nivel de oxígeno en la sangre cayó por debajo del 94 %, en un momento llegando al 80 %. Sean Conley, el médico de la Casa Blanca, asistió al presidente junto a su cama. Trump recibió oxígeno en un esfuerzo por estabilizarlo”, destaca la publicación.

Pero los momentos de tensión médica apenas estaban empezando, destaca el diario, pues lo que vino en las siguientes horas fue una carrera con varios medicamentos para salvar al otrora mandatario.

“Los médicos le dieron una dosis de ocho gramos de dos anticuerpos monoclonales a través de un tubo intravenoso. Ese tratamiento experimental era lo que había requerido la aprobación de las autoridades médicas”, señaló The Washington Post.

Además, reseña el medio, se le dio una primera dosis del medicamento antiviral remdesivir, también por vía intravenosa. Ese medicamento, especifica el diario, era difícil de conseguir para muchos pacientes porque escaseaba.

Un milagro fue lo que salvó a Donald Trump

Así lo recoge el libro, que relata cómo la condición del expresidente empeoraba conforme pasaban las horas. Agrega que en un punto a Trump le estaban dando, al mismo tiempo, “una asombrosa variedad de medicamentos de emergencia”.

El medio estadounidense señala que personas cercanas al jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows, dijeron que él estaba temeroso de que el jefe de Estado pudiera morir.

Después de una jornada tensa, la condición del expresidente comenzó a mejorar. Uno de los que estaba al tanto de la información médica de Trump estaba convencido de que los anticuerpos monoclonales eran los responsables de la recuperación.

De hecho —recoge el diario— Trump llamó a Anthony Fauci, respaldado por Biden para quedarse a cargo del control de la pandemia pese al cambio de gobierno, para compartirle su percepción sobre los anticuerpos monoclonales que habían hecho efecto en él.

El mismo Donald Trump dijo que era milagroso lo rápido que ayudaron a su recuperación, asegura The Washington Post.Publicidad

“Esto es como un milagro”, le dijo Trump a su asesor de campaña Jason Miller en una llamada desde el hospital. “No voy a mentir. No me sentía tan bien”, cita el diario para finalizar su texto.

Enrique López Alfonzo

 Periodista Venezolano Independiente

+584245428120

enriquelopezalfo@gmail.com

 The Washington Post.

Pulso.com

Comments (5)

  1. Hello to all, the contents present at this website are in fact awesome for people
    knowledge, well, keep up the nice work fellows.

  2. I really like it whenever people come together and share views.
    Great site, continue the good work!

  3. Hello everyone, it’s my first pay a visit at this web site, and article is genuinely fruitful in favor of me, keep
    up posting these types of posts.

  4. Thanks for some other excellent post. Where else may
    anybody get that kind of information in such a perfect approach of writing?
    I have a presentation subsequent week, and I am at the search for such info.

  5. Hi there! This is my first visit to your blog! We are a group of volunteers and starting a new project in a community in the same niche.
    Your blog provided us useful information to work on. You have done a marvellous job!

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: