CaigaQuienCaiga.net

#NoticiaInternacionales

Una alerta mundial: El tratado que amenazará nuestras libertades

¿Está el borrador del tratado de pandemias de la OMS representando una amenaza real para la soberanía de Estados Unidos y las libertades de sus ciudadanos?

En esta oportunidad analizaremos el tratado de pandemias que está negociando la OMS. Con plan de aprobarse en mayo, es el momento ideal para adentrarnos en este importante tema que podría marcar el futuro de la gestión de crisis globales.

Abordaremos los cuestionamientos sobre la forma en que el borrador del acuerdo evadiría el control del Senado estadounidense, los fallos de la OMS durante el COVID y si darle más poder la solucionará. También exploraremos cómo afectaría la soberanía y las libertades individuales.

Todo con el objetivo de arrojar luz sobre este proceso opaco y generar un debate informado. ¡Comencemos!

A menos de tres meses para que finalicen las negociaciones sobre el nuevo tratado de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para enfrentar futuras pandemias, voces críticas han salido a la luz para advertir sobre los posibles riesgos que este acuerdo internacional podría representar para las libertades de los ciudadanos.

Si bien la intención declarada de gobiernos como el del presidente Joe Biden es fortalecer la arquitectura de salud global a través de un mayor compromiso con la OMS, muchos analistas cuestionan que esta sea la mejor estrategia, sobre todo a la luz de los evidentes fallos cometidos por el organismo durante la reciente pandemia de COVID-19.

La forma en que la OMS ignoró durante meses los primeros reportes sobre la nueva enfermedad procedentes de China y repitió sin cuestionar la información brindada por las autoridades de Beijing, terminó por socavar seriamente la credibilidad y confianza que se le tiene a esta agencia de Naciones Unidas.Suscribirse

Esto, sumado a los opacos e irresueltos cuestionamientos sobre el posible origen artificial del coronavirus en un laboratorio de Wuhan, ha llevado a que numerosos expertos alerten que darle mayor poder y autoridad a la OMS por medio de este nuevo tratado no necesariamente resolverá los problemas estructurales que han quedadi en evidencia durante la emergencia sanitaria global más grave de los últimos cien años.

Pero los riesgos no solo estarían asociados a la gestión sanitaria internacional, sino que varios estudios alertan que el borrador del tratado de la OMS está redactado de forma estratégica para eludir el escrutinio y los cuestionamientos que desde las instituciones se puedan hacer.

Por ejemplo, en el caso de Estados Unidos al no denominarlo explícitamente como “tratado”, se busca saltar este requisito constitucional con la única intención de que el presidente Biden pueda suscribirlo de manera ejecutiva, sin necesidad de someterlo a una votación en el Congreso.

Esto evidencia la falta de transparencia con la que la administración demócrata ha venido negociando los términos del tratado de la OMS, según denuncian legisladores republicanos.

Pero quizás la preocupación más importante radica en que, de entrar en vigor, este acuerdo internacional posiblemente transfiera una gran cuota de la soberanía de los paises en materia de salud pública hacia la sede central de la OMS en Ginebra.

Algunas de las estipulaciones previstas le darían a la agencia de la ONU la atribución de coordinar la logística global de vacunas, medicamentos y equipos médicos durante futuras emergencias, con la capacidad de obligar a los países miembros a ceder el 20% de sus suministros.

Y esto, resulta particularmente peligroso dado que China es considerada por Naciones Unidas como una nación “en desarrollo”, por lo que podría verse beneficiada con un trato especial en términos de acceso a tecnologías y conocimientos patentados a nivel global.

Adicionalmente, la total falta de mecanismos de rendición de cuentas y supervisión independiente sobre cómo la OMS utilizaría y distribuiría luego dichos recursos médicos, abriría las compuertas para un trasvase de propiedad intelectual, estadounidense por ejemplo, a economías geopolíticas rivales como la china.

Peor aún, ante una emergencia futura donde la OMS declare una “emergencia sanitaria pública de importancia internacional”, existe el temor de que las directrices emanadas desde Ginebra terminen convirtiéndose en directivas de facto para las naciones.

person in blue jacket holding white textile
Photo by Mufid Majnun on Unsplash

Y por si fuera poco, esto se vería potenciado en un contexto donde las instituciones mundiales como la propia OMS muestran una creciente ofensiva para “combatir la desinformación”, término que frecuentemente se utiliza como eufemismo para cercenar la disidencia y la libertad de expresión de quienes ponen en tela de juicio los mensajes oficiales.

Ante esta amenaza latente sobre las libertades individuales, los gobiernos deberían ser extremadamente cautelosos antes de comprometer a sus paises con un acuerdo de semejante envergadura, el cual está plagado de interrogantes respecto a su impacto sobre la soberanía nacional y los derechos constitucionales de los ciudadanos.

Ante una emergencia futura donde la OMS declare una “emergencia sanitaria pública de importancia internacional”, existe el temor de que las directrices emanadas desde Ginebra terminen convirtiéndose en directivas de facto para las naciones.

Más que apresurarse en sumar a Occidente a otro “compromiso global” de dudosa factura, lo recomendable sería exigir mayor transparencia en las negociaciones, someter su contenido a un prolijo escrutinio legislativo según aplique, e incluso considerar reformar en profundidad una OMS que ha demostrado graves fallas en la gestión de esta y anteriores crisis globales.

En última instancia, los ciudadanos merecemos decidir a través de nuestros representantes electos si están dispuestos a ceder parcelas de su soberanía e independencia a organismos internacionales cuestionados, en pos de una “gobernanza global de la salud” de contornos poco claros y que podría terminar coartando los derechos y libertades que tanto costó conseguir.

Fuente:

Destacadas

https://destacadas.substack.com/p/el-tratado-que-amenazara-nuestras

Comment here