#NoticiaOpinión

Verdades y Rumores Por Darwin Chávez: Desafíos 2022 la oposición en su laberinto

DESAFÍOS 2022. Este tipo de análisis de cada final de año parece ser parte de un círculo vicioso que se repite y se repite. Lamentablemente aún no llega el momento en el cual estemos hablando sobre resultados 100% satisfactorios en la larga lucha por la liberación de Venezuela. El 2021 estuvo lleno de disputas, contradicciones y nuevos escándalos en torno al manejo de los activos y recursos en el exterior por parte del gobierno interino. Nada nuevo en la historia de los años recientes. El año comenzó mal y termina un poco peor. ¿Recuerdan la “encerrona de Bogotá” del primer trimestre? ¿Qué ha cambiado desde allí en cuanto a la falta de unidad y peleas en la oposición? Pues nada y más bien parecen haberse agravado. Los escenarios son casi idénticos a los que pintó entonces el embajador de Estados Unidos, James Story, en el regaño colectivo que planteó en aquel entonces. Comencemos desde lo específico para ir luego a lo colectivo. Juan Guaidó termina un año en peor posición que el anterior, porque sigue perdiendo credibilidad y respaldo de la mayoría de los venezolanos. Sigue cansón y repetitivo en sus mensajes. Literalmente se volvieron fastidiosas sus participaciones. Ya no tiene nada interesante e importante que decir a los venezolanos, aunque su ego lo alimentan desde algunos medios aliados y sobre todo las cuentas de redes sociales que lo adulan todo el día y atacan a quienes no lo apoyan y que son parte del aparato de propaganda que tiene color patilla. En cuanto al G4 sigue más dividido que nunca, con un Primero Justicia jugando a un cambio sustancial en la conducción y formato del interinato, mientras Voluntad Popular sigue aferrado a la “teta financiera” que tantos beneficios le ha traído. Mientras tanto, AD y UNT siguen meditando el lugar que van a tomar en medio de esa disputa. Ese tema será noticia de aquí al 5 de enero cuando, en teoría, deberían elegir la nueva directiva de la AN 2015. Ahora vamos a lo medular que es la urgente reconstrucción de la unidad. Ese parece el cuento del “gallo pelón”, porque no termina de tomar forma y para lo cual aún no hay respuesta. Pero revisemos lo que hipotéticamente deberían hacer. Tal como lo he planteado en esta columna, parece imposible que los actuales líderes de la oposición por iniciativa propia se reúnan, se insulten, griten, reclamen y luego que hagan la catarsis de los resentimientos acumulados, puedan llegar a un acuerdo de unidad. Si durante la “encerrona de Bogotá” hubo conatos de pelea, imagínense como sería ahora cuando hay mayores diferencias entre ellos. Dudo que esos presuntos líderes aparten sus intereses, posiciones y caprichos por voluntad propia y se unan de nuevo. Ante eso insisto en la tesis del “Auctoritas” que los reúna, sermonee y obligue a reflexionar. Sin esa figura de autoridad dudo que este ejercicio se haga realidad. Pero supongamos que se logra esa unidad, luego lo importante es que se haga realidad la propuesta de legitimación de liderazgos mediante elecciones populares, mientras en paralelo se asume con seriedad la negociación, en el caso que se reanuden oficialmente, a lo que deberían sumarse los sectores disidentes en especial los grupos que lideran María Corina Machado y Antonio Ledezma. Mientras más unidad de propósitos y convicciones haya en la delegación opositora, mejores resultados se obtendrían de ese proceso que hay que verlo como una ventana de oportunidad que debería ser aprovechada. Una vez se hayan realizado las elecciones y designados los líderes que van a conducir la lucha, se debe trazar la estrategia que incluya las conversaciones con el oficialismo, el aprovechamiento del apoyo internacional y por supuesto la elección del candidato presidencial de UNIDAD mediante primarias para que sean los venezolanos quienes decidan. Todas estas acciones requieren de tiempo porque no pueden realizarse de forma inmediata, por lo que es necesario que en medio de la reorganización tomen la decisión de iniciar o no la activación del referendo revocatorio, o más bien enfocar el esfuerzo de cara a las presidenciales de 2024 ¿o 2023? Tienen que hablarle claro al país, lo que es un paso fundamental para recuperar la confianza de los venezolanos. ¿Hay el interés y la voluntad en la oposición para superar estos desafíos? Quiero pensar que sí.

DUDA. Es muy fácil llegar a la conclusión de que las negociaciones entre el chavismo y oposición están en punto muerto. Luego de la suspensión de la última ronda antes de las elecciones, a raíz de la pataleta roja por la extradición de Alex Saab, pero además por los resultados del 21N, no se ha sabido nada más sobre el tema más allá de los llamamientos de la oposición para reanudar el proceso. Sin embargo, me informan que continúan realizándose reuniones de las comisiones designadas en los temas fundamentales. La fuente va un poco más allá y me habla de supuestos avances. Trataré de hacer un resumen de lo que me cuentan. Al parecer en las conversaciones, el régimen acepta que tiene que facilitar una salida electoral a la crisis y que si pierden tendrán que entregar el poder. Lo que si rechazan de plano es la activación del referendo revocatorio, porque saldrían muy golpeados y “sin honores” del poder. Aparentemente han propuesto obviar el RR, pero realizar elecciones parlamentarias en el 2022 y las presidenciales para 2023, lo que implica recortar el período de Maduro en un año. El ganador de las presidenciales en el 2023 asumiría en enero de 2024. ¿Por qué rechazan el revocatorio, pero aceptarían las presidenciales en 2023? Porque, según la fuente, los chavistas esgrimen que perder los comicios no mancillaría su orgullo y los deja con vida política, mientras una derrota aplastante en el revocatorio los elimina. Me cuentan que hay consenso en seguir trabajando en esta salida, que podría ser parte de un acuerdo rubricado no solo por los dos sectores, sino también estaría avalado por la comunidad internacional, incluyendo las naciones que son aliados confiables del oficialismo. Ojalá este panorama tan favorable se haga realidad. Pero tengo un problema con la información recibida ¿Cuál? Que todo suena demasiado, pero demasiado bonito.

JUGADA. Muchos preguntaban las razones del retraso en la toma de posesión de Manuel Rosales, sobre todo luego que Rafael Ramírez y Gustavo Fernández ya había asumido sus cargos. En relación con el tema hice varias consultas en Un Nuevo Tiempo y fueron muy cautelosos con la respuesta, supongo que para no enredar el complejo proceso de transición en la gobernación del Zulia. Sin embargo, un cercano a Manuel me dijo las razones el sábado en la mañana, luego del acto frente a la Basílica: “Todo se retrasó porque Omar Prieto quiso mantenerse en el cargo hasta enero de 2022 y para ello maniobró con los actuales integrantes del Consejo Legislativo, quienes por orden de él alegaban que MR debía jurar en el cargo ante el nuevo CLEZ que asume en los primeros días del nuevo año. Pero una llamada y dura advertencia desde el PSUV en Caracas abortó la maniobra de Omar y se pudo concretar la toma de posesión”¿Por qué Omar quería entregar en enero y no en diciembre? Conociendo al personaje debe haber hechos muy turbios vinculados. Por los momentos dejó sin un bolívar las arcas del ejecutivo regional y solo pagó un mes de aguinaldo a los empleados y obreros, además por supuesto del robo descarado de equipos y cuanta cosa de valor consiguieron sus huestes. Resaltante que Prieto no termina de asimilar el rechazo masivo de los zulianos y cree que aún puede hacer lo que le venga en gana. Eso podíamos llamarlo: “Síndrome del chavista derrotado y humillado”.

ROTACIÓN. Aunque desde el entorno de Juan Guaidó siguen negando cualquier posibilidad de que haya una rotación en la presidencia de la AN 2015 y en el interinato, creo que aún el tema está vigente ante la ofensiva de Primero Justicia. El destino de Guaidó a lo interno dependerá de la decisión que tomen Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo. En torno a AD supuestamente ya estaban arreglando las desavenencias y Henry Ramos Allup podría apoyar a JG. En cuanto a UNT aún no tienen nada definido. El principal argumento para defender que Guaidó se mantenga es que Estados Unidos lo apoya solo a él y a nadie más que a él. Inclusive advierten que los gringos supuestamente amenazaron que si había un cambio, ellos se apartaban de la búsqueda de una solución. Ese cuento medio chino no me lo creo por completo. Aquí hay que recordar varias cosas importantes. La primera que Guaidó es una circunstancia y no es indispensable en la lucha por una Venezuela libre. Segundo, la necesidad de EEUU de resolver el tema Venezuela no depende de si Guaidó está o no está, sino de su objetivo que no solo es sacar al chavismo del poder, sino de golpear a la izquierda latinoamericana al sacar a Maduro quien, en buena parte, financia con dinero sucio las acciones del Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla, pero adicionalmente frenar la crisis humanitaria y la migración masiva de venezolanos. Y tercero, la lucha por Venezuela no es la exclusiva lucha de Guaidó, sino de todo un pueblo. En el caso que logre sobrevivir y pueda seguir con su parodia interina, tendrá que aplicar severos cambios que afectarían los intereses de su partido Voluntad Popular y de Leopoldo López, así como del resto del G4. Ese festín de dinero no puede continuar y debe ser cortado de raíz. Para responder a un lector sobre porque ahora lo llamo “parodia interina” si inicialmente apoyé a Guaidó, admito que respaldé al interinato hasta poco antes de la mitad del 2020, pero como consecuencia de sus contradicciones y el amparo a la corrupción, cambié de posición. ¿Qué pasará con Guaidó? Lo sabremos en el camino hacia el 5 de enero. ¿Guaidó es indispensable? No.

DISFRAZADOS. Quiero alertar a Manuel Rosales, Rafael Ramírez y Gustavo Fernández del interés de un grupo de enchufados “audiovisuales”, quienes ganaron mucho dinero con el chavismo y que ahora quieren disfrazarse de opositores para ir ocupando espacios en los planes comunicacionales de la Gobernación del Zulia y las alcaldías de Maracaibo y San Francisco. Estos personajes están liderados por Julio Reyes, quien fue parte de “La Troika” de negocios que hizo desastres en la gestión de Francisco Arias Cárdenas y que ahora pretende hacer algo similar en las tres mencionadas administraciones. Hagamos un poco de memoria con “Julito” quien durante la última gestión de Pancho se convirtió en el esbirro que persiguió a periodistas y medios de comunicación. Cómo olvidar que fue el autor material de los problemas que aún afectan a Global TV con su salida de la televisión por cable, mediante una resolución de Conatel que el mismo tramitó. Cómo olvidar que fue el autor y ejecutor de aquella jugada que impidió la venta de Atel TV. Cómo olvidar que manejaba casi el 100% del presupuesto de comunicaciones de la Gobernación del Zulia, ya que en ese ámbito nada se movía si él no lo autorizaba y que me desmienta Juan García. Incluso creó de la nada una agencia de publicidad para manejar todo, absolutamente todo de la gestión de FAC. Cómo olvidar que Conatel no otorgaba habilitaciones de radio y TV sin que él diera el visto bueno. Y si Conatel le consultaba para eso, presumo que también le preguntaba para tomar acciones contra medios de comunicación. Este personaje quien de periodista simple y común ahora es un supuesto empresario con mucho dinero, en este momento está buscando monopolizar las transmisiones de TV de los tres organismos. Incluso está usando a la productora que hacía el programa “Omar a las 7” y todas las transmisiones del anterior gobernador. Es tan descarado lo que pretende este sujeto y sus aliados, que cuando faltaban minutos para iniciar la difusión de la toma de posesión de Gustavo Fernández, en los monitores que usaban los técnicos en la móvil aún estaba la “mosquita” del programa de Omar Prieto. Lamentablemente alguien se dio cuenta y evitaron es tremendo pelón. ¿Quieren una evidencia más? Pues resulta que Julio Reyes llamó a un funcionario cercano a Rosales y le dijo que por orden del hijo de Manuel ellos se encargarían de la transmisión del acto frente a la Basílica. Menos mal que el funcionario quedó con la duda y llamo directamente a Carlos Manuel Rosales y este le dijo que eso era falso. Eso demuestra que está tan desesperado por quedarse con el negocio, que hasta miente descaradamente. Le quiero preguntar a Manuel, Rafael y Gustavo ¿Se van a dejar engañar por estas sanguijuelas que han hecho dinero con el chavismo y pretenden hacer lo mismo con ustedes? Si le trabajaron a Omar Prieto y a otros chavistas, que ahora asuman las consecuencias. Y en relación con Julio Reyes, está prohibido olvidar todas sus fechorías contra periodistas y medios de comunicación.

SIN BRÚJULA. Esa fue la respuesta que recibí desde el gobierno interino, cuando consulté en qué anda Leopoldo López quien sigue acumulando millas de viajero empedernido. Les comparto la respuesta textual: “De ese no vale la pena ni hablar, porque anda loqueando y sin brújula en medio de su vida de rey en España y sus inútiles viajes al exterior. El único que le aplaude sus acciones es el jalabola y egocéntrico zuliano que le acompaña para arriba y para abajo”. Más claro imposible.

GABINETE. Varios consultan mi opinión sobre el gabinete que designó Manuel Rosales en la Gobernación del Zulia. A todos les digo lo mismo pues era algo que esperábamos quienes conocemos a MR. No podíamos esperar una integración plural con representantes de los partidos que integraron la coalición que lo llevó a la victoria. De nuevo se rodea mayormente de gente de su confianza que le acompañaron no solo a él en su paso anterior por la Alcaldía de Maracaibo y la Gobernación, sino otros que fueron parte del equipo de su esposa, Eveling Trejo de Rosales. Lo anunciado ni me asombra, ni me espanta. Quienes esperaban cargos de primera fila para los partidos políticos, definitivamente no conocen a Manuel. Ahora bien, ¿Es un error rodearse solo de quienes son confiables para él? De pronto sí, pero también hay que tomar en cuenta que la labor que le toca es casi que titánica. Ahora bien, si revisamos el arranque de su gestión, podemos calificarlo como satisfactorio porque en vez de sentarse a lamentar el estado de catástrofe de la gobernación, se puso en marcha con mercados populares gracias a una línea de crédito de Empresas Polar y el plan de recuperación vial con maquinarias y asfalto “fiao”. Un amigo que fue parte de la campaña de MR me consultó si confiaba en Rosales y le ratifiqué que no, pero que apostaba a su éxito.

LEGITIMACIÓN. Sigue en el tapete la propuesta de Maria Corina Machado para legitimar los liderazgos que conducen a la oposición mediante elecciones populares. Sobre este y otros temas conversé con Gustavo Ruiz, coordinador estadal y miembro de la dirección nacional de Vente Venezuela, en el último programa #CONTRASTES. Ruiz profundizó en la propuesta que busca allanar el camino para una unidad real y la recuperación de la confianza de los venezolanos. Coincidimos en una duda en común y es que parece imposible que los actuales líderes de la oposición aparten sus intereses y hasta sus caprichos, para sentarse en una misma mesa y construir una verdadera unidad. Frente a esa realidad también coincidimos que se necesitaría una figura externa, una especie de Auctoritas que los reúna en un mismo propósito. En relación con los resultados del 21N, Gustavo hizo un muy crudo análisis. Disfruten el programa.https://www.youtube.com/embed/4Tmj0nuQukI?feature=oembed

BUENA INICIATIVA. El nuevo alcalde de Maracaibo, Rafael Ramírez, inició muy bien su gestión no solo por las acciones que apuntan a comenzar a resolver problemas graves como, por ejemplo, la recolección de basura. También es importante referirse a la iniciativa de invitar a la ONG “Transparencia Venezuela” a través del colega y profesor, Jesús Urbina, para formar parte de la supervisión de la gestión y la lucha contra la corrupción, lo que me parece un hecho inédito en una nación plagada por los malos manejos administrativos. Ramírez lo resumió muy bien: “Hablamos de modelar nuestra conducta de cara al futuro. Que exista la formalidad y la formación. Entendamos que en la función pública tenemos que ser transparentes, rendir cuentas y generar confianza”. Espero que esta sinergia se convierta en un excelente ejemplo de lo que podemos construir en una nueva Venezuela, luego que la tormenta delictiva del chavismo se disipe.

GESTIÓN. Conversé largamente con mi amigo Marco Rivero, secretario general del Partido Centro Democrático (PCD) en el Zulia, sobre su designación como director del Sagas. Considero que Marco tiene todo para hacer una buena gestión en ese organismo que es uno de los más importantes de la Alcaldía de Maracaibo. ¿Es un premio de consolación por el rifirrafe con su fallida candidatura a concejal? No, es un premio al compromiso asumido y al aporte del PCD a la victoria de Rafael Ramírez. Buena decisión del alcalde de Maracaibo porque en política hay que honrar los acuerdos con los aliados y eso fue lo que sucedió. Marco apenas se juramentó el lunes 13 de diciembre y me dijo que no había un solo bolívar en el organismo, pero que desde este jueves 16/12 comenzaban a trabajar en el mantenimiento preventivo en toda la ciudad, pero además a corregir las fugas en el Mercado de Santa Rosalía que es una “bomba de tiempo”.

NADA DE NADA. La ruta del “desespero” de Omar Prieto sigue sin arrojarle resultados satisfactorios. Sigue en un peligroso limbo, mientras reagrupa fuerzas en el municipio San Francisco. A lo único que se aferra y que lo mantiene con algo de esperanza, es que aún se sostiene en el cargo de vicepresidente del PSUV en el Zulia. Omar está pasando rápidamente al olvido. Pocos de aquellos que le adulaban y aplaudían como focas sus acciones lo recuerdan ahora, incluyendo algunos colegas que ahora de nuevo son opositores. Una fuente de lo que queda de entorno me cuenta que enero es un mes clave, porque al parecer en Caracas postergaron para inicios de 2022 las decisiones en torno a Omar. En paralelo, Néstor Reverol y Francisco Arias Cárdenas siguen con el cuchillo entre los dientes maniobrando para su aniquilación final.

PREGUNTA. Le quiero hacer una pregunta a Omar Prieto en torno a una de las dos redes de extorsión que funcionaron en su gestión y que dirigía una dama de su más extrema confianza en la Procuraduría del estado: ¿Ya ajustó las cuentas de los ingresos de esa red con RDG? Creo que hay unas cuantas “pelucas californianas” que deben repartirse entre los involucrados, incluyendo a Lisandro CabelloClaramente lo que ella hizo fue una deslealtad a una relación cercana y de muchos años.

MENSAJE. Esta columna es la última por lo que queda de 2021. Este columnista, como es costumbre en los 17 años de existencia de este espacio, se toma unas vacaciones. Estaré de regreso con el mismo ímpetu y dedicación a partir del jueves 13 de enero. No quiero despedirme sin antes desear a todos mis lectores y a los venezolanos en general, que tengan una Feliz Navidad sin importar el lugar donde se encuentren y que el 2022 esté repleto de éxitos, trabajo y sobre todo mucha salud. Ojalá en este nuevo año, logremos la libertad de Venezuela y el reencuentro de todos los venezolanos que por tanto tiempo hemos esperado. Que Dios y La Chinita sigan iluminando nuestro camino. Nos leemos el año que viene.

Darwin Chávez|@darwinch857|darwinch67@gmail.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: