Opinión

Bocadillos Express: Leomagno al rescate, Por José Ángel Borrego

Tal vez para las dos secciones en disputa, AD no es una princesa secuestrada que necesita de un caballero andante que salve su honra de malvados.

Tal vez no sea así, pero todo indica lo contrario. Henry y Bernabé jamás acordarán. Ese reencuentro alguna vez instituido en la tienda blanca (Día del Retorno) no aplica en trances de tan protuberante inamistad. Podría proceder lo que Tony Blair denominó “La Tercera Vía”.

Y si ambos (Henry y Bernabé) tuvieran ocasión de meditar un poco (cada uno por su lado, claro) moverían la testa de arriba abajo comprendiendo que Leomagno es la solución. (Ni tú, ni yo: Leomagno).

El tachirense los va a rebasar por los palos mientras ellos sostienen, cada uno, un retazo de lona blanca. Leomagno es amigo de ambos. Leomagno es adeco sin desviación en su culta trayectoria.

Leomagno ha sido símbolo de AD por muchos años. Leomagno puede ser la salvación de AD. Si el proceso al que se refieren adecos de bando y bando se realiza con un mínimo de decencia y un máximo de adequidhad, los adecos que concurran a inclinar la balanza hacia Henry o hacia Bernabé, terminarán llevando en hombros a Leomagno.

Bocadillos Express: Leomagno al rescate, Por José Ángel Borrego
(José Ángel Borrego, 0414-8187722)

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: