#Noticia

Alerta IPYS: Las detenciones arbitrarias continuaron en la sexta semana de cuarentena

  • Desde el inicio del decreto de estado de alarma anunciado por Nicolás Maduro, IPYS Venezuela ha registrado, hasta el 27 de abril, 15 casos de detenciones arbitrarias que han vulnerado los derechos de 20 trabajadores de la prensa, cinco familiares y un defensor de DDHH vinculado a la labor informativa de periodistas
  • Detener, atacar e intimidar a los trabajadores de la prensa pone en evidencia el rol autoritario del régimen venezolano y el incumplimiento del ordenamiento jurídico interno relacionado con el acceso a la información y la libertad de expresión

Cuatro nuevas detenciones arbitrarias se registraron en Venezuela hacia los trabajadores de la prensa desde el miércoles 22 hasta el lunes 27 de abril, sexta semana desde que inició la cuarentena decretada por Nicolás Maduro a través del decreto de estado de alarma por la pandemia de la Covid-19.

José Marcano, José Mata, Jesús Hidalgo Rincón y Ovidio Mora fueron los cuatro trabajadores de la prensa que estuvieron detenidos por ejercer compromisos con la información, a pesar de que la labor informativa de los medios de comunicación y sus trabajadores, contemplada dentro del acceso a la información, no puede ser violentada ni en estados de excepción.

El caso más reciente fue la detención al periodista Ovidio Mora, de 66 años, y su esposa Elbia Pulido en el estado Delta Amacuro por funcionarios del Destacamento de Seguridad Urbana (Desur) órgano perteneciente a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en Tucupita. IPYS Venezuela@ipysvenezuela

#AvanceIPYSve | Periodista Ovidio Mora fue liberado este #26Abr a las 6pm luego de 24 horas detenido en la sede del comando del Desur de la GNB en #Tucupita #DeltaAmacuro

Los funcionarios liberaron al comunicador luego que el #25Abr fuera detenido junto a su esposa, Elbia Pulido.

Mora se disponía a llevarle la cena a su hijo, quien trabaja cerca de la residencia del comunicador, cuando una comisión del Desur lo abordó en los alrededores de su casa y le dijeron que debía volver a su propiedad para cumplir el confinamiento por la pandemia. Ante el comentario de Mora que solo llevaría comida a su hijo y volvería, los funcionarios comenzaron a agredirlo física y verbalmente, en medio de la discusión su esposa salió de la casa a ayudarlo y fueron detenidos. Elbia Pulido fue liberada inmediatamente, pero los efectivos se llevaron al periodista alegando desacato a la autoridad.

La esposa pudo conocer que Mora sería presentado ante los Tribunales el lunes 27, pero alrededor de las 6 de la tarde del domingo 26, el comunicador fue liberado luego de 24 horas detenido en la sede del comando del Desur de la GNB en Tucupita. Mora contó a IPYS Venezuela que durante el tiempo de detención no le fue permitido ver a sus parientes y lo mantuvieron esposado.

Un hecho similar fue registrado en San Carlos, municipio Colón al sur del estado Zulia. El locutor de la emisora A.L. Stereo 89.7 FM y director de la televisora regional “Sur TV”, Jesús Hidalgo Rincón fue detenido alrededor de las 5 de la tarde del jueves 23 de abril, mientras se encontraba en la sede del canal.SNTP@sntpvenezuela

#AlertaSNTP | Fue detenido por el Conas Hidalgo Rincón, locutor independiente de A.L Stéreo 89.7 fm de Santa Bárbara de #Zulia.

Rincón fue abordado en las instalaciones del canal televisivo de su propiedad, Sur TV, y trasladado en una camioneta roja.

Hasta el momento se desconoce a donde habría sido trasladado el locutor de A.L. Stereo 89.7 Hidalgo Rincón, quien según testigos, fue sacado de las instalaciones de su canal “Sur TV”, en San Carlos de Zulia, municipio Colón, por “personas que parecían funcionarios policiales”.

Vecinos de la sede de la televisora afirmaron al comunicador Dílmero Urdaneta, que Hidalgo Rincón habría sido buscado en una camioneta de los bomberos de la localidad y posteriormente trasladado a la sede del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (CONAS). La detención que se extendió durante seis horas, hasta las 11 de la noche, fue negada por el director de Medios de la Alcaldía de Colón, Alex Dukson Fernández, a través de sus redes sociales y las de la alcaldía, donde afirmó que Hidalgo Rincón fue “entrevistado por los cuerpos de seguridad de manera voluntaria”.

El Director de Medios de la Alcaldía de Colón, Licdo. Alex Dukson Fernández, acaba de publicar en las redes sociales que el Locutor Hidalgo Rincón no fue detenido por ningún cuerpo de seguridad y sólo está siendo entrevistado “voluntariamente” por uno de estos cuerpos.

Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter

Asimismo, el alcalde del municipio Colón, Blagdimir Labrador informó en su programa radial transmitido por Sur del Lago Stereo 91.9 FM, que el comunicador había asistido a una supuesta “comparecencia voluntaria” y posteriormente había sido trasladado a su lugar de residencia por el comandante del cuerpo de bomberos, Over Paz, la noche del 23 de abril. La aparente citación del locutor ocurrió luego que denunciara a través de redes sociales y de su programa radial la supuesta vinculación del cuerpo bomberil con la comercialización de combustible.

El alcalde Blagdimir Labrador acaba de informar a los medios de comunicación, a través de su programa “Labrando Futuro”, transmitido por Sur del Lago Stereo 91.9 FM, este mediodía, que el locutor Jesús Hidalgo Rincón fue llevado a su residencia la noche de este jueves #23Abr

Ver imagen en Twitter

El locutor Jesús Hidalgo destacó a través de un audio difundido por un grupo de Whatsapp que “producto de cuestiones legales, tuvimos que ausentarnos, pero estoy con todos ustedes haciendo lo que mejor hago: informar, entretener y educar”, destacó el director de Sur TV, quien agregó que estaría al aire con su emisiones informativas de “Noticias del Sur” desde las 6 de la mañana del lunes 27 de abril.

IPYS Venezuela intentó comunicarse con Hidalgo Rincón, pero solo se limitó a destacar que el procedimiento no se ajustó a derecho, y expresó su temor de hablar a través del canal usado para la conversación, luego que su teléfono estuviera en manos de funcionarios del Conas.

Otras dos detenciones arbitrarias se registraron en Delta Amacuro el miércoles 22 y jueves 23 con dos trabajadores de la emisora Sureña del Delta 88.9 FM, la primera detención fue contra José Marcano, operador de la estación radial, por parte de funcionarios de la GNB, cuando llegaba a su casa a las 7:30 pm, luego de estar en la sede de la emisora con una transmisión de Nicolás Maduro que se extendió por más tiempo. Marcano fue llevado al comando del cuerpo militar donde estuvo detenido hasta las 6 de la mañana del jueves. Los funcionarios alegaron que el trabajador de la prensa se encontraba rompiendo el confinamiento.

Una teoría similar fue usada para detener a José Mata, locutor del medio radiofónico, cuando se dirigía a su lugar de residencia el jueves 23 de abril después de una guardia en la sede de la estación radial. La detención arbitraria de Mata se extendió por aproximadamente 30 minutos, desde las 4:30 de la tarde.

Las restricciones de libertad contra los trabajadores de la prensa se han convertido en el principal patrón de violación contra los derechos informativos de medios de comunicación y periodistas desde que se anunciaron los primeros casos del nuevo coronavirus en el país. 

El Estado venezolano ha omitido todas las recomendaciones de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de otros expertos, vinculadas con libertad de expresión y acceso a la información. Tales organismos realizaron un “energético llamado a garantizar el rol trascendental que cumple la prensa en contextos de pandemia”, y señalaron que los gobiernos deben “hacer esfuerzos excepcionales para proteger el trabajo de los periodistas”.

Además, la CIDH, por medio de la Resolución 1/2020, pidió a los Estados “garantizar que no se realicen detenciones arbitrarias durante la vigencia de estados de emergencia o restricciones a la circulación de las personas”, recomendaciones que hasta ahora han sido incumplidas por las fuerzas públicas.

Detener, atacar e intimidar a los trabajadores de la prensa pone en evidencia el rol autoritario del régimen venezolano y el incumplimiento del ordenamiento jurídico interno relacionado con el acceso a la información y la libertad de expresión.

#InformarNoEsDelito

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: