#NoticiaDeportesInternacionales

Asombroso: 489.228.117 millones de euros, el contrato con el PSG que dinamitó el equilibrio económico del fútbol.

EL Diario EL MUNDO de España desvela el acuerdo que firmó el brasileño con el PSG en 2017, el segundo más importante de la historia del fútbol después del de Messi con el Barça. La operación costó al club francés 489.228.117 euros.

El segundo contrato más importante de la historia del fútbol, después del de Lionel Messi con el Barcelona, corresponde a quien fue su compañero en el Camp Nou y vuelve a serlo en el Paris Saint Germain (PSG), como si no les uniera sólo el fútbol, también el dinero. Lo firmaron el PSG y el delantero brasileño Neymar da Silva, el 3 de agosto de 2017, en Barcelona. Establece un salario bruto anual, incluyendo un bonus automático para el jugador, de 43.334.400 euros durante cinco temporadas, más una sexta a razón de 50.556.117 si permanecía en el club, a modo de prima de fidelidad. Si a ello se añaden los 222 millones que el PSG invirtió en su fichaje, al pagar la cláusula de rescisión al Barcelona, el gran club-estado de capital qatarí invirtió en la operación Neymar 489.228.117 euros.

EL MUNDO ha tenido acceso en exclusiva al documento del acuerdo que rompió el equilibrio económico del fútbol mundial tras la irrupción del estado de Qatar, propietario del PSG a través del fondo soberano Qatar Investment Authority. Neymar ha renovado ese contrato antes de su conclusión, la pasada temporada, pero sin que variaran apenas las cantidades, más allá de los ajustes fiscales y los provocados por la pandemia del Covid.

El contrato de Neymar fue la antesala del más importante jamás firmado en la historia del deporte, el de Messi con el Barça tres meses después, que ascendió a 555.237.619 euros, desvelado por este periódico en enero. Pero también fue el punto de inflexión a partir del cual se dispararon las cifras de las operaciones en el fútbol con la entrada en escena de lo que Javier Tebas, presidente de LaLiga, llama clubes-estado, encabezados por el PSG, que se convirtió en una apuesta del emir Tamim bin Hamad Al-Thani para dar visibilidad a Qatar en todo el mundo.

185 MILLONES NETOS

La vinculación profesional con Neymar se subdivide en tres documentos de 19 páginas que abordan los ingresos del futbolista, sus obligaciones y sus derechos de imagen. Establece un salario bruto anual de 43.334.400 euros. Sirva como referencia para apreciar la dimensión de esta cantidad que el importe supone más del doble de lo que percibía Cristiano Ronaldo en el Real Madrid durante su última temporada en España. Hasta ese momento, Neymar estaba por detrás del portugués en el ránking de salarios, percibiendo 17 millones netos en su último curso en el Barça. Con el nuevo contrato, le correspondían 185 millones netos durante seis temporadas. En ningún caso, menos de un fijo de 30 millones al año.

Sólo Messi puede decir que ha ganado más que Neymar jugando al fútbol, al percibir en su última etapa en el Barcelona la cantidad de 74.900.000 euros libres de impuestos por temporada. Más del doble que el brasileño.

El contrato firmado por Neymar el 03/08/2017, al que ha tenido acceso EL MUNDO.

El multimillonario contrato de Neymar establece, en primer lugar, que el club francés había procedido a desembolsar al Barça la mayor cláusula de rescisión pagada hasta ahora por ningún club del mundo: 222 millones de euros. Era el precio de la libertad del jugador fijado por el club catalán hasta el 30 de junio de 2018, fecha a partir de la cual estaba prevista que ascendiera a 250 millones, muy lejos de los 94 que el Real Madrid había invertido en la contratación de Cristiano Ronaldo. El fichaje del brasileño Philippe Coutinho por 160 millones por parte del Barça fue consecuencia, precisamente, de la venta de Neymar y de la inflación creada en el mercado por la operación. Ni siquiera la reciente oferta del Madrid por Kylian Mbappé, 180 millones de euros, alcanza el listón de Neymar.

En el apartado del traspaso que queda debidamente reflejado en el contrato al que ha accedido este periódico, el club parisino se compromete a asumir cualquier tipo de eventualidad. Ya sea una reclamación por parte del Barcelona o una contingencia fiscal derivada de esta operación económica, que le convertía en propietario del futbolista durante cinco temporadas más una opcional con un coste medio anual para el club de 81,5 millones de euros.

IMPATRIADO

El documento contempla el beneficio fiscal que supone la condición de impatriado de Neymar: un 50% en su tributación, al no haber sido residente fiscal francés los cinco años anteriores. Ello permite amortiguar de forma considerable al PSG la operación, al pactar cantidades netas con el futbolista y tributar por su salario al 30,77%. Esta cifra contrasta con el 48% que se debe abonar en España para los jugadores extranjeros que vienen a trabajar a nuestro país, el 45% en Inglaterra o el 40% establecido en Alemania.

El contrato recoge los beneficios fiscales por su condición de impatriado.
El contrato recoge los beneficios fiscales por su condición de impatriado.

El contrato especifica que Neymar firmó con el PSG asistido por dos agentes deportivos, Laurent Gutsmuth y el célebre israelí Pini Zahavi, uno de los representantes de cabecera del magnate Roman Abramovich en el Chelsea inglés. Las retribuciones de ambos agentes, así como los honorarios del padre del futbolista, fueron abonadas al margen del contrato del delantero brasileño y no figuran en el acuerdo.

Una vez establecidas estas cuestiones, el documento desglosa las cantidades a percibir. Entre 2017 y 2022, el PSG se compromete a abonar a Neymar cada mes un fijo de 3.069.520 euros antes de impuestos, que, una vez aplicados, se quedan en 2.125.000 euros netos. Es decir, Neymar se garantizó el cobro de 43.334.400 euros anuales. Al mismo tiempo, el PSG se comprometía por escrito a que, pasara lo que pasara, el futbolista nunca percibiría menos de 30 millones netos al año.

El apartado en el que se especifica el salario mensual del jugador, bruto y neto.
El apartado en el que se especifica el salario mensual del jugador, bruto y neto.

El PSG se compromete, además, al pago adicional de un bonus, incluido en la cifra anterior, que se eleva, en el caso de que el jugador cumpla con una serie de requisitos simbólicos, a 541.680 euros brutos al mes (6.500.160 euros al año). El propio contrato especifica que, en cualquier circunstancia, estos ingresos nunca descenderían de los 375.000 euros netos (4,5 millones por temporada).

El acuerdo contempla, asimismo, la renovación automática una vez finalizado el plazo del contrato por una temporada más, hasta el 30 de junio de 2023. Eso sí, deja abierta esta posibilidad a criterio del jugador, que se reserva la posibilidad de ejercer este derecho. “Para que no haya dudas, el jugador podrá firmar o no la modificación del contrato”, establece el documento, que introduce este año adicional como premio para satisfacer la fidelidad del jugador con el club francés. En esa hipotética sexta temporada, la cifra bruta de sus ingresos ascendería a 50.556.117 euros. O lo que es lo mismo, 35 millones al año.

El documento refleja el incremento salarial en caso de seguir una sexta temporada.
El documento refleja el incremento salarial en caso de seguir una sexta temporada.

El PSG deja claro que «define como remuneración neta» el importe que se le abona al jugador descontando «cotizaciones a la seguridad social y todos los impuestos sobre la renta debidos en Francia sobre la remuneración pagada por el PSG». De hecho, blinda al jugador ante modificaciones futuras y asume los costes de su defensa jurídica si fuese necesaria en ese ámbito.

Una vez establecidas las condiciones básicas del contrato, el PSG le impone, entre las escasas exigencias que contempla el acuerdo, “cumplir íntegramente con sus obligaciones fiscales francesas, tanto en lo que se refiere a sus declaraciones de impuestos como al pago de impuestos de cualquier tipo, estén o no relacionados con la remuneración pagada por el club». Y le advierte sobre la posible comisión de delitos fiscales que, destaca, no toleraría en ningún momento.

DERECHOS DE IMAGEN

En la terna de documentos que vertebran el contrato de Neymar figura una parte importante, al igual que ocurría en el caso de Messi, para detallar la explotación de los derechos de imagen del futbolista. En el supuesto del brasileño, y a diferencia de lo fijado por Messi en su acuerdo con el Barça, la explotación de su imagen vinculada con el PSG se la cede íntegramente al club parisino.

El pasado mayo, el PSG anunció oficialmente la renovación de Neymar, que tiene ya 29 años, hasta 2025. Por lo que ha prorrogado dos años más su multimillonario contrato en condiciones similares a las de su último año firmado, según ha podido saber este periódico. Se trata, además, de unas condiciones muy similares a las que el PSG ha fijado en el nuevo contrato que ha firmado por dos temporadas con Messi, que se convierte junto con el brasileño en el futbolista mejor pagado del mundo, aunque muy por debajo de su salario en el Barcelona. La estrategia del club francés pasa ahora por aproximar a Mbappé a las cifras reflejadas en el contrato de Neymar para garantizar su continuidad y evitar su fuga al Madrid.

Fuente El Diario El Mundo de España

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: