NacionalesOpinión

Caiga Quien Caiga Especial: Pido que se haga realidad la Ley Aprobatoria para atender problema eléctrico

Hoy en la asamblea nacional de Venezuela, se incluyo un punto en la cuenta: Ley Aprobatoria de Mecanismo de asistencia financiera y técnica ante la emergencia humanitaria del sector eléctrico.

La aprobación de esta ley permitiría acceder a unos recursos, a una solución que únicamente ejecutaría el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

Ellos manejarían todo, recursos, equipos y tendrían la autoridad para ejecutarlo. El resto de los entes nacionales deberán someterse a sus directrices. La junta directiva que a los efectos manejaría el programa sería designado en absoluta paridad por el ejecutivo nacional y la asamblea nacional, más uno designado directamente por la ONU, quien la presidiría. Cada uno tendrá un suplente.

Además la Asamblea Nacional, a través de sus comisiones puede supervisar, al igual que la Veeduría que a los efectos se designe de la sociedad civil.

Señores Diputados, del oficialismo y de la oposición, no creo necesario resaltar la magnitud de la crisis eléctrica y sus implicaciones. Muchas veces he sido critico y muy duro acerca de sus ejecutorias, sin embargo esta me parece una buena oportunidad para reivindicarse ante una comunidad cansada de discursos y que clama por soluciones.

Por supuesto que habrá quienes se opongan, critiquen y hasta denuncien. Es su derecho. Yo por mi parte, como es característica de mi accionar en los medios, siempre he pedido de parte del sector político partidista, elevar el nivel de la lucha hacia objetivos concretos.

Esta es una excelente oportunidad señores diputados y no puede haber nada que los aleje de ese norte.

El pueblo de Venezuela, tenemos tiempo señalándolo y confirman nuestras observaciones recientes encuestas, se muestra inconforme con sus dirigentes y a mi en lo particular, me parece un excelente conector social la aprobación de este instrumento, además de su necesidad para que los recursos no se pierdan. Es más pudiera transformarse en un buen ejercicio, para retomar el camino del reencuentro por un cambio que aporte mejoras para la calidad de vida.

Dudar ante un pueblo que espera sería imperdonable.

Yo no soy diputado, si lo fuera, preferiría equivocarme haciendo y contribuir en el logro de un elemento importante para atender el problema eléctrico, motor fundamental del desarrollo y del bienestar humano.

Estaremos atento y ofrezco mi humilde contribución. No tendría sentido otra cosa, después de tanto señalar entuertos y olvidos. Yo vivo en Venezuela y padezco sus problemas.

Al fin y al cabo, a los hombres en política se le juzga por los hechos y no por las expectativas de lo que pudo ser y no fue.

Los venezolanos de los Estados Zulia, Táchira, Mérida, Nueva Esparta, entre otros, lo agradecerán.

Ustedes deciden.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: