Opinión

La vigilancia, el odio y la cárcel por Sandy Ulacio

Columna Baile de Máscaras

En la columna anterior hablaba de cómo se gobernaba a través del miedo. Esta semana podemos describir que el miedo a la protesta colectiva en las calles por parte de los venezolanos, se trasladó a las redes sociales. El Gobierno no permite espacios, no les conviene perder el control y para ello encontró una víctima ejemplo. Mujer, médico, en una edad donde la rebeldía aún la hace consciente de lo que puede vivir en una prisión. Su nombre: Andreína Urdaneta.

Esta joven profesional de la ginecología cometió un “delito de odio” por colocar en una red social un montaje que mostraba al presidente Nicolás Maduro “colgando de una soga al cuello”. Sí, ese fue su delito, mostrar su disconformidad con la persona que representa al Estado que oprime, que arrebata vidas al no garantizar empleos con salarios dignos en el sector público, ni ofrecer garantías para generarlos en el sector privado; el mismo que tiene en estado crítico al sistema de salud y que, al día de hoy, sigue jugando con el hambre de los venezolanos obligándolos a mendigar una bolsa/caja de alimentos.

El gobierno busca que el miedo disidente se traslade a las redes, que sepan que los pueden vigilar, buscar y meter presos sin derecho a pataleo. Pero del otro lado de la acera vemos a voceros gobierneros reír a carcajadas ante públicos vestidos en su mayoría de verde, mientras colocan apodos o muestran caricaturas de líderes opositores. Ellos llaman a “atacarlos para defender la paz de los venezolanos”. Para ellos no existe la ley contra el odio y la discriminación. Son solo palabras. Los que somos periodistas, seguiremos guardando las evidencias de sus palabras y acciones sobre ese odio irracional que los carcome por no poder meter a la fuerza una ideología anacrónica, esa es nuestra ley, decir la verdad.

Cuarentena… Según anuncio presidencial vamos a la “flexibilización porque la curva de los casos comunitarios se mantiene aplanada”, esto solo me confirma dos cosas, que llegó la gasolina y hay menos riesgos de estallido social; y, por otro lado, que no hay pueblo que aguante encierro con bolsillo vacío.

Escenario electoral… La gente solo quiere votar si es para un cambio presidencial, y eso si cumple con la garantía de un nuevo Consejo Nacional Electoral. Lo repito, aunque muchos piensen que es una locura, el venezolano no es guerrerista y prefiere usar el voto como arma. «La reactivación del comité de postulaciones (para el CNE) va a depender del clima político», afirmó el jueves Juan Guaidó. Ese ambiente está turbio y solo tiene un panorama claro, si los venezolanos en el exterior tienen garantías para expresar su descontento con quien los obligó a emigrar tengan por seguro que serán “los marines” necesarios para lograr el cambio. Pero, hacen falta liderazgos que motiven porque, a lo interno, muchos juegan a botar el derecho al voto. Por cierto, ¿ya habrá conseguido el gobierno nacional los recursos para comprar las otras 25.000 máquinas para sustituir las que se quemaron?

Clamor… La comunidad internacional de donantes se comprometió a aportar 2.790 millones de dólares, 653 millones de ellos en concesiones, para brindar asistencia a los refugiados y migrantes de Venezuela en los países latinoamericanos y caribeños que los acogen. Esperemos que lleguen a buen destino y sirvan para mitigar la falta de techo, alimentos y seguridad social de millones de venezolanos que hoy prefieren regresar a Venezuela donde, por lo menos, cuentan con un techo. Ya basta que politiqueros se llenen los bolsillos y posen para la foto entregando una bolsa de comida.

Las Pulgas… Lo van a abrir en 10 días, esa es la intención, pero lograr su desinfección no elimina sus problemas de fondo con respecto a la insalubridad, distribución de espacios y la desidia de los comerciantes informales que hacen vida en este espacio. La intención de Omar Prieto era cerrar el mercado y cumplir con una promesa electoral, pero la realidad es que Las Pulgas tiene muchos “padrinos” sirios, colombianos, militares; así como muchos intereses en juego porque en ese eje -Las Pulgas, Las Playitas- es donde funcionan muchas de las “lavadoras” del dinero mal habido por drogas, prostitución y otros delitos. ¿Verdad gobernador?

Se caen los kilos… En Colombia el partido FARC está dando carreras y muy inquieto porque a comienzos de junio llegará a ese país la Brigada de Asistencia de Fuerza de Seguridad (SFAB, por sus siglas en inglés). El motivo, mejorar la efectividad en la lucha contra el narcotráfico. Lo cierto es que el grupo guerrillero, arrimado a la política, señala que “Nadie pone en duda que esta situación se desarrolle como parte de la estrategia de agresión militar del gobierno de Trump contra Venezuela y que el gobierno colombiano, de manera irresponsable, pone el territorio patrio como cabeza de playa para la estrategia desestabilizadora contra el vecino país y el continente”. Ya saben por donde vendrá el nuevo discurso antimperialista.

El FAES y la nueva AN… La sentencia 0065 de la sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia avala como legitima la directiva de la AN liderada por Luis Parra, Franklyn Duarte y José Gregorio Noriega. La orden de invadir los espacios legislativos se cumple porque se cumple por parte de la AN rojita, si no que lo digan los empleados del edificio administrativo del edificio Pajaritos, quienes recibieron esta semana la visita de los funcionarios del FAES quienes, fusil en mano y encapuchados, llegaron acompañando a los diputados de la asamblea de Parra para que tomaran posesión de las distintas comisiones y de sus sellos. La administración Trump ya lo sabe y así como sancionó a la directiva, ahora va por el resto de los parlamentarios que cayeron en la “Operación Alacrán” y todos los que se prestan a este teatro parlamentario alterno.

Movida de mata… Les hablé en la columna anterior de una movida de mata en Voluntad Popular Zulia. Comienzo admitiendo que mi informante, por la premura de los hechos, me dijo que el encargado de gremios era el que había sido eliminado de la dirección regional, por el contrario, fue el único que quedó del grupo de los conjurados en contra del despotismo y malos manejos por parte del grupo de Lester Toledo. Ahora se prepara otra jugada en las coordinaciones del Plan País -Zulia. En Caracas están al tanto y no se van a quedar de brazos cruzados.

 “Nadie puede llevar una máscara durante mucho tiempo” … ¡Hasta el próximo baile!

Sandy Ulacio García

Periodista, asesor y analista político

bailedemascaras20@gmail.com

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: