#NoticiaNacionales

Cierre de año: Maduro celebra meta de 90% de vacunación con cifras sospechosas

En su mensaje de cierre de año, Maduro afirmó que Venezuela avanzó en materia de institucionalidad con la instalación de la Asamblea Nacional (AN) dominada por diputados chavistas, y también recalcó las decisiones emanadas desde el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) con magistrados seleccionados a la medida del chavismo

El mandatario Nicolás Maduro se dirigió al país en un discurso de cierre de año publicado en sus redes sociales, que destacó por anunciar que se alcanzó la meta del 90% de vacunación en el país.

Con una vaga información que no entró ni siquiera en el detalle de si se refería a primeras dosis o a quienes ya han recibido ambas aplicaciones, Maduro aseveró que este hito representaba una victoria del pueblo venezolano ante el «bloqueo criminal» que habría intentado de frustrar la adquisición de vacunas y medicinas.

«Cerramos el año con buenos resultados. Hemos alcanzado la meta de vacunación del 90%. Con mucho sacrificio y satisfacción puedo decir que hemos cumplido al pueblo de Venezuela», afirmó.

No obstante, las cifras en detalle propiciadas por voceros chavistas en las últimas semanas distan de esta meta. De acuerdo con la información recabada por el Vacunómetro -producto del trabajo colaborativo de TalCualRunrunes y El Pitazo– hasta noviembre, el chavismo aseguraba haber aplicado 16.711.649 dosis pese a haber recibido solo 11.321.940.

Otros organismos poseen datos distintos. La Encuesta Nacional de Hospitales determinó que hasta el 15 de noviembre un 36,28% de la población estaba vacunada con dos dosis, mientras que el 48,20% poseía al menos una dosis. Estos porcentajes están muy alejados de la cantidad expresada por Maduro.

Durante su discurso, el líder chavista también sostuvo que a partir de enero iniciará la aplicación de la dosis de refuerzo para quienes ya recibieran sus dos primeras del esquema regular.

Tampoco ofreció ninguna actualización sobre el rastreo de los casos de la variante ómicron de la covid-19 en el país, pues hace una semana se confirmaron los primeros casos en Venezuela.

El balance de Maduro

En su mensaje de cierre de año recordó algunos de los logros del país y concretamente de su gestión. Más allá de hechos verificados como la beatificación del doctor José Gregorio Hernández -que nada tuvo que ver con el chavismo- y el «mejor año deportivo» por la conquista de la mayor cantidad de medallas en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos para el país, Maduro interpretó como positiva la institucionalidad alcanzada este 2021.

De acuerdo con el líder chavista, Venezuela avanzó en materia de institucionalidad con la instalación de la Asamblea Nacional (AN) dominada por diputados chavistas, y también recalcó las decisiones emanadas desde el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) con magistrados seleccionados a la medida del chavismo.

«Fue el año de la institucionalidad democrática, de la paz social. La instalación de la nueva AN enriqueció nuestra arquitectura legal llevándola a los nuevos tiempos. También el Poder Judicial avanzó en reformas muy importantes, sustanciales, necesarias, para garantizar que la justicia se ejerza con eficiencia y calidad», reflexionó.

Finalmente, hizo referencia al Poder Electoral, que este año fue reestructurado con una composición de dos rectores no alineados al chavismo y tres relacionados con la tolda roja. A juicio de Maduro, este Consejo Nacional Electoral (CNE) enseñó una «lección de democracia, libertad y soberanía política» tras las elecciones regionales y municipales del 21 de noviembre de 2021.

Sin embargo, situaciones como la victoria del candidato Freddy Superlano en Barinas que se detuvo debido a que el TSJ ordenó que se frenara el conteo de votos en la entidad por una supuesta inhabilitación del candidato, para que luego el CNE ordenara realizar nuevas elecciones solo en ese estado, parecen dar indicios de que el panorama no ha cambiado en el seno de un ente electoral cuyas decisiones favorecen siempre al chavismo.

Con este discurso, repleto de presuntos logros en todos los ámbitos y un crecimiento económico ilusorio, Maduro despidió el 2021 y prepara sus herramientas políticas para seguir al mando del país al menos hasta 2024, cuando se celebrarán elecciones presidenciales.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: