#Noticia

CNP Cojedes: denuncia abuso de autoridad en contra de periodista

La Junta Directiva del Colegio Nacional de Periodistas Seccional Cojedes, expresa su rechazo a todo acto de agresión física o verbal hacia los periodistas o trabajadores de los medios que en aras de cumplir con el compromiso de informar veraz, precisa y oportunamente a la ciudadanía, son objeto de irrespeto por parte de cualquier órgano de seguridad, que en el ejercicio del poder pretende someterlos al escarnio público o limitar el trabajo informativo.

Este señalamiento lo hizo Pilar Guerra, secretaria general del gremio entidad llanera por la reprochable situación a la que fue expuesto el periodista Alexander Zerlin, Gerente de Operaciones del Circuito Rumbera Cojedes 94.7, además de productor y conductor del programa Noticias Rumbera Network y del programa Línea Deportiva, el pasado 25 de marzo, cuando se encontraba a las 7:00 p.m., en la estación de servicio La Petrólea de San Carlos con la intención de suministrar gasolina a su vehículo.

De acuerdo al testimonio de Zerlin, previamente había acordado con el Mayor Aponte, responsable de controlar los despachos del combustible, el referido abastecimiento. Pese a ello, dicho funcionario con un megáfono lo acusó de estar “alterando el orden público y saboteando su trabajo” y lo mandó a esposar, indicando “ese licenciado periodista me lo esposan”. Una vez esposado, lo mantuvo a la vista de los presentes y luego dio la orden de meterlo dentro de una unidad en donde permaneció media hora.

Las personas que allí esperaban se quedaron atónitos ante el abuso de autoridad del funcionario quien sometió al escarnio público al periodista, desacreditando con su acción la profesión periodística y evidenciando un desacato al comunicado emanado por el Ejecutivo Nacional en donde el Sector Medios de Comunicación tiene prioridad al igual que los sectores salud, agroalimentario, entre otros.

Guerra recalcó que en la alerta mundial por el COVID-19, los periodistas y medios de comunicación juegan un papel importante al contribuir con la búsqueda y difusión de información, debidamente fundamentada sobre el tema, a fin de minimizar los rumores, la desinformación que genera pánico y zozobra.

Cuando se solicita el suministro de la gasolina es para desarrollar la labor informacional porque los periodistas nos debemos a la ciudadanía. La tarea es conjunta. De allí que el gremio rechace atropellos y abusos de autoridad hacia los periodistas; por tanto, recurrir a las instancias para denunciarlo es una forma de frenar los ataques. El caso de Zerlin no puede repetirse, dijo enfáticamente.

Todos somos corresponsables en evitar la expansión del Coronavirus. Informar a tiempo es la primera medida. La información, los periodistas y los medios, constituyen una tríada esencial en esta situación de salud pública. Exigimos respeto. Informar no es un delito.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: