CaigaQuienCaiga.net

#NoticiaNacionales

#Crisis Escasez de gasolina pincha la burbuja de estabilidad que vivía Caracas

A medida de que el gobernante Nicolás Maduro trataba de convencer al mundo que Venezuela se había arreglado, su régimen redoblaba esfuerzos para crear en Caracas una burbuja de estabilidad, asegurándose que la capital estuviese libre de sufrir los severos problemas de escasez de combustible y productos de primera necesidad que asfixian al resto del país.

Pero la burbuja estalló en días recientes y los conductores en la capital del país se han visto obligados a hacer largas filas nuevamente para tratar de echar gasolina en sus autos, situación que sigue siendo peor en otras ciudades, donde el combustible es ofrecido en las calles por vendedores ambulantes en botellas a un precio de un dólar por cada litro.

El que el problema se registre en Venezuela es una gran ironía, considerando que el país cuenta con las mayores reservas petroleras del mundo.

“En Caracas nosotros ahora podemos pasar hasta ocho o diez horas en cola”, dijo Carlos Julio Rojas, coordinador de la organización no gubernamental Frente en Defensa del Norte de Caracas.

“Lo que nos han comentado en conversaciones con los trabajadores de las estaciones de servicio es que está llegando menos gasolina a Caracas porque ante la crisis en las refinerías, ellos han tenido que reducir los envíos a la capital. Pero si nosotros estamos aquí enfrentando una situación tan grave, no nos queremos imaginar lo que se vive en el interior del país”, dijo el activista.

Y el problema, que está impactando el transporte de alimentos a la capital y otras ciudades, no tiene fácil solución y podría perdurar a lo largo de las próximas semanas, dijeron expertos.

La actual crisis fue provocado por fallas registradas en una de la refinería de Cardón, una de las pocas que se encontraban funcionando en el país, y el régimen está tratando de reactivar la producción allí, lo cual podría tomarse algunas semanas más, dijo Juan Fernández, ex director de planificación de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Pero cualquier cosa que se haga al final será poco más que colocar un paño caliente a un paciente que está gravemente enfermo, dijo.

“El sistema de refinación de Venezuela está por el piso y mientras no se haga un verdadero esfuerzo para recuperar las refinerías esto va a ser cíclico”.

La situación ha comenzado a dejar sus huellas en la producción de alimentos en el país.

En imágenes que se hicieron virales esta semana, un productor de tomates aparece botando su producción en un río en el estado de Trujillo porque la falta de combustible imposibilitaba trasladar el cargamento hasta Caracas.

“Aquí desde Carache (Trujillo), botando los tomates porque no hay combustible. Eso está demasiado barato, no da para llevarlo hacia el mercado de Coche (Caracas)”, narraba la persona que grababa el video. Pero la escasez de combustible desde hacía tiempo hacía sentir su impacto fuera de Caracas.

En el vecino estado de Mérida, las dificultades para obtener combustible se había tornado tan pronunciada que las autoridades allí habían adoptado un sistema de bingo que asigna cuales autos pueden ser atendidos en determinadas estaciones de gasolina dependiendo del último número de la placa del vehículo.

El ex gerente de PDVSA Horacio Medina, quien fue designado por la oposición como presidente de la Junta de Administración Ad Hoc de los activos en el exterior de Venezuela, dijo que los problemas de refinanciación del país no tienen rápida solución y que la nación deberá invertir eventualmente miles de millones de dólares para resolverlos.

“A la red de refinerías no le han hecho mantenimiento como debe ser desde hace años, ni mantenimiento preventivo ni mantenimiento correctivo”, dijo Medina, al señalar que en muchos casos lo que se requiere es realizar renovaciones completas de las instalaciones.

Además de los problemas de las refinerías, la situación también se ha visto agravada ante las dificultades de la industria interna de suministrar crudos medianos y ligeros de bajo contenido de azufre que puedan ser mezclados para mejorar la calidad del crudo extrapesado que sí está siendo suministrado, dijo.

A diferencia de la versión oficial difundida por Maduro y su equipo, la situación no es producto de las sanciones aplicadas por Estados Unidos contra el régimen, aún cuando éstas sí han acentuado los problemas, dijo.

Se debe, principalmente a la colocación en la dirección de la industria de personas sin experiencia y conocimiento de lo requerido y a la decisión de usar los fondos destinados al mantenimiento de las instalaciones en proyectos políticos, explicó.

Lo que se ha hecho en términos de mantenimiento “es colocar unos parches” en situaciones que no se resuelven de esa manera.

“No se puede curar un cáncer con aspirinas,” dijo Medina, “y lo que se requiere en la industria petrolera es el equivalente de una intervención quirúrgica y aplicación de quimioterapia”.

Fuente ENH

Comment here