Opinión

Del Discurso Político: La República y El Republicano por José Cándido

Soy un caminante lento, pero nunca camino hacia atrás; de allí que puede haber gloria en el fracaso y desesperación en el éxito. Frase acuñada al decimosexto presidente de los EEUU, padre del capitalismo industrial y precursor del republicanismo moderado don Abraham Lincoln, quien impulsó desde su vigor y fortaleza, honestidad a la función pública, en tiempos de abolición, de esclavitud, de victoria sobre la sucesión y modernización del gran país de las Américas 1809-1865, quien es asesinado prematuramente a la edad de 63 años cuando estaba en la flor de sus segundo mandato constitucional.

Para Marco Tulio Cicerón (106 ac-43 ac) considerado el defensor de la ultima Republica del Imperio Romano y unos de los primeros precursores de la teoría política sobre la República, como estandarte de gobierno, aducía el filósofo que la virtud más excelsa es la que se esfuerza por ejercer el Gobierno de la república; en su marco teórico continúa el filósofo-político; el ciudadano que es capaz de imponer a todos los demás con el poder y la coacción de las leyes lo que el filósofo con su palabra, difícilmente puede inculcar a unos pocos, debe ser más estimado que los mismos maestros que enseñan tales cosas, nada más preferible que una República bien construida por su derecho común y sus costumbres, regida incluso por la sabiduría y prudencia de su autoridad.

Propio es del hombre libre luchar contra adversarios sin escrúpulos ni humanidad y oponerse a sus injurias que puedan arruinar a la Republica; siendo justo que personas honestas, firmes y de gran valor puedan dedicarse a la política, ya que la aspiración democrática no es una simple fase reciente de la historia humana. Es la historia humana; siendo que la honradez es siempre digna de elogios, aun cuando no reporte utilidad, ni recompensa, ni provecho; solo la satisfacción de haber conducido la república en sabias manos, porque construyó nuevas ciudades y hubo la conservación de las ya construidas, he allí donde el hombre se acerque más a lo divino.

Bajo la concepción de la doctrina o teoría política Republicana, resulta trascendental la conceptualización de la Virtud Cívica, noción histórica que se viene manejando desde los tiempos antes y después de Cristo Jesús, desde Tucídides, Aristóteles, Cicerón, hasta Maquiavelo, persiste el Republicanismo moderno, desde Montesquieu, Rousseau y los padres de la constitución de los EEUU, el enfoque es sobre la virtud del hombre, es menester confiar en el ciudadano medio, trabajador y honrado, que hace posible la ciudad y la práctica política.

Aristotélicamente hablando la práctica Republicana no es contraria a los principios Liberales; sino que por el contrario los complementan y refuerzan mediante una participación ciudadana efectiva, el cual permite fomentar una cultura cívica más robusta, alcanzar una mayor igualdad social y desde luego organizar las instituciones políticas, que aumente la confianza y la calidad de la participación, con ello lograr decisiones políticas más idóneas a los interés de todos; insertados en los valores de la familia, las virtudes públicas de los ciudadanos, la reivindicación de la libertad como camino seguro de la democracia, la ausencia de dominio, virtud de un estado libre; rechazo a la injusticia, a la corrupción, a la opresión como males sociales que entorpecen el buen desempeño y manejo de la República; comprometidos con el liberalismo económico que nos permite generar bienestar general de los ciudadanos, que nos conlleve al bien común de la república.
Bajo la concepción política del Republicanismo en su foro político, se priorizan las mejoras federales, los gobiernos pequeños, Estados y Municipios en su unidad política, de progreso y desarrollo de urbanidad, mediante el equilibrio fiscal, reducción de impuestos, estimulación del ahorro y la inversión, lo que de seguro impulsará el crecimientos económico, bajo el liberalismo económico o libre mercado, vale decir las soluciones del mercado están en el mercado mismo; es la ciudadanía desde sus cercanías con sus gobernantes quienes impulsaran el civismo y la honradez administrativa sobre la cosa pública, revestida en el Amparo de la República.

Unión Democrática Internacional; es una agrupación internacional que agrupa a partidos políticos de los tres continentes, conservadores, demócratas y republicanos.

De mucha trascendencia como el partido liberal Democrático de Japón, el conservador británico, el liberal democrático de Alemania y el republicano de los Estados Unidos, por nombrar a cuatro que gobiernan a sus naciones, cuya asociación fue reafirmada, por Dinamarca, Noruega, Italia, Bélgica, Holanda así como el partido conservador progresista de Canadá y un observador de primera línea el partido demócrata de los EEUU como observador; esta alianza de conservadores y republicanos demócratas en el mundo viene a enaltecer la teoría del sistema republicano como forma de gobierno, y a su vez, en contraposición a la internacional socialista que avanza en forma descontrolada por el mundo dejando a su paso hambre, miseria y destrucción en las naciones donde han gobernado sus afectos, frente a los principios de firmeza, construcción, estabilidad, y progreso Republicano; por su esencia los Republicanos son enemigos de los gobiernos Grandes, y del populismo hilvanado desde las entrañas de la internacional socialista.
En la historia republicana hombres de la talla de Lincoln, Eisenhower, Roosevelt, y Ford, han enaltecido el sistema ideológico en el mundo, basado en la honestidad del comportamiento administrativo sobre los bienes de la República; en esta parte del América no podía faltar el verdadero Republicano, Don Simón Antonio de la Trinidad Bolívar, en su proclama del discurso de angosturas, todos los ciudadanos somos igual ante la Ley, y proscribe el ilustre americano es su carta de Jamaica el proyecto de República centralista, para salvar a la América de la anarquía y concebir un futuro común por tener un pasado común, basados en el trabajo, la prosperidad y la gloria en una constitución liberal, enmarcada en Moral y luces como prioridad para sus connacionales, lo que nos ilustra que la historia no se equivoca, en el tiempo los sistemas de gobierno han alternado, y cada cual ha dejado su legado, siendo el de mayor envergadura y progreso para las naciones los que se han conducido bajo la teoría de la República como sistema de gobierno.

87% de los Venezolanos viven en condiciones de pobreza, unos más acentuados que otros, puesto que nos tocó un gobierno de igualdad a la inversa, auspiciado por el SMSXXI, y sus mentores del Foro de Sao Paulo y la Internacional Socialista, desde sus comienzos fue una propuesta populista, llena de intenciones no confesables, de expectativas inimaginable, que en el tiempo se fueron unas disipando otras concretando, acabaron con la vocación laboral, el trabajador se hizo dependiente de los bonos de la miseria, se le olvido producir con el sudor de su frente el sustento para sí, y su familia, se impulsó desde la propia presidencia el quiebre y cierre total de las empresas; sin empresas laborando y sin trabajadores solo era cuestión de tiempo para que nos llegan todas las calamidades que hoy gracias a la ideología comunista de la izquierda y la internacional socialista vivimos, delincuencia, sin servicios públicos, inflación insuperable, economía dolarizada sin tener dólares, hambre colectiva, miseria humana por doquier, pobreza integracionista, pero sobre todo cohabitación entre miembros de la izquierda que rigen la política venezolana, un gobierno en deshonra moral y económicamente hablando y un establishments opositor de izquierda, agrupados en el Frente Amplio aliados por antonomasia del verdugo comunista del socialismo S XXI; no podíamos estar peor que peor.

La Centro Derecha, en un esquema de reconstrucción de nuestra Nación, los venezolanos debemos pasearnos por un nuevo sistema ideológico el cual permita dejar atrás esa conducta de izquierda social, y cohabitación entre izquierdistas tercermundistas de pacotilla, que solo ha dejado pobreza colectiva, un país sin instituciones y devastado por la inmoralidad de sus conductores, quienes con sus conductas protervas han desbancado las arcas de nuestra maltrecha república. A este efecto estamos proponiendo reagruparnos en una organización política de Centro derecha de orientación Republicana, que atienda a los valores cívicos del hombre, a su Moral, a su honradez, a su integridad, al respeto por el trabajo, respeto al prójimo, a su firmeza y tenacidad por lograr el bien común, a la ferviente defensa de la libertad, generoso pero no populista, comprometido con la transparencia administrativa sobre la cosa Pública y la sanidad de la República; pero sobre todo comprometido con el respeto a la ley que está por encima de todos, pero no sobre nuestro Dios primeramente, comprometido con los valores de la democracia, con las libertades económicas, con el libre mercado, con el ahorro perdido desde hace 20 años, comprometido con el federalismo republicano y la separación de poderes; pero ante todo orgulloso de ser venezolano y de vivir en esta República a quien mienta Venezuela.

José Cándido

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: