Opinión

Del Discurso Político: Levantémonos y Construyamos nuestra Nación!!!!!, Por José Cándido Viloria



Según se afirma, quien no aprende de la historia, está condenado a repetir todos y cada uno de sus errores, en otros términos, pareciera que, lo que la historia enseña, es que no, aprendemos nada de ella; por tanto no es bueno leer la escritura, durante mucho tiempo, si no reflexionamos sobre ella, y sobre todo el triste papel que juega el OLVIDO; para nuestra vergüenza olvidamos todo, lo que deberíamos recordar con vehemencia y aplicarlo, ello nos evitaría las frustraciones, la desilusión, pero sobre todo la invasión del desánimo; que hoy agobia y hace estragos en la población venezolana; tomando en cuenta que las decepciones son inevitables, pero, el desanimo es por elección nuestra como venezolanos.

La restauración de Venezuela, no está en manos de uno, o de una parejita, de gratas y engañosas sonrisas, para nada, para esta empresa de contexto político y social, no hay mesías ni mesiánicos, ni promesas populistas que valgan, está en manos de nuestro Dios y con el concurso de todos, los Venezolanos de bien, echemos andar el liderazgo que cada uno soporta sobre sus lomos, para devolverle la grandeza a nuestra nación y hacerla prospera entre ciudadanos, los enemigos siempre procuraran impedir que lo hagamos, pero he allí, donde se impone el Levantémonos y construyamos juntos, tal cual como lo hiciera NEHEMIAS 1 y 2, y Esdras, 7 y 8, en tiempos del Rey Persa, Artajerjes, quien era descendiente directo del sumo sacerdote Aaron, ambos hombres eran judíos, temerosos y amorosos con Dios, Patriotas y arraigados a su raíces israelitas, el primero copero del rey, cargo de mucha relevancia, puesto que tenia la encomiable tarea de preservar la vida del rey, al ser el primero en probar los alimentos que el rey iba a ingerir, lo cual lo catapulta, como una persona de extrema confianza del rey; por su parte Esdras, era descendiente directo del primer sacerdote de la tierra prometida, Aaron, linaje levito de Coat, hermano mayor de Moisés, ambos con una vida privilegiada, aun en el extranjero, lo resaltante de estos dos hombres de la historia, el uno copero y el otro sacerdote, es su temor y la obediencia a Dios, pero también muestran misericordia, con sus connacionales, que viven momentos de mucha miseria y necesidad por sus rebeldías, y justo allí con Dios por delante, inician la colectivización de un liderazgo, que se resumen en LEVANTÉMONOS Y CONSTRUYAMOS; y tomando el toro por los cuernos, asumieron la conducción de un liderazgo colectivo, el cual les permitió reconstruir los muros y el templo de Jerusalén; lo que implica que los liderazgos deben prepararse para el trabajo difícil, porque no fue, ni es, ni será fácil, todo implica un sacrificio, de todos cuanto amamos a esta tierra de gracia, donde resumimos, que no hay victoria sin guerra, no hay Oportunidades sin Oposición, no hay victoria si vigilancia, no hay victoria sin atreverse, como tampoco hay victoria con Olvido y desánimo.

Como pueblo de Dios, les dice LEVANTÉMONOS Y CONSTRUYAMOS, nuestra nación, ningún creyente ha sido llamado a transitar en solitario en su peregrinar de FE, nuestro Dios está con nosotros, el ha visto nuestras aflicciones, como hemos sido humillados en tierras extranjeras, el ha visto el sufrimiento de millones de venezolanos que como extranjeros pasan penurias y miserias humanas, unos obligados a realizar trabajos duros, forzados, otros indecorosos, en contra de sus principios, pero obligados por salvar su propia existencia y la sus familiares que permanecen dentro de Venezuela, muchos han sido asesinados, sin dolientes aparentes, otros comercializados en la explotación de sus cuerpos, nuestros niños son secuestrados unos para la trata de órganos. Otros para entrenarlos para la guerrilla colombiana, hasta llegar a lo que tenemos hoy algo así como 7 millones de venezolanos, pasando roncha por el hemisferio, y una creciente Xenofobia, contra nuestros hermanos venezolanos, mientras que acá en nuestra tierra, la situación no es tan distinta solo que estamos aquí, aun con los interiores, pantaleticas y pantalones rotos, los zapatos que parecen pescado boca chico, seguimos aquí, en Cautiverio Comunista y Socialista, pero en olvido y en desánimo, permitiéndole a unos minúsculos y elites politiqueras que sigan ultrajando a nuestra nación y con ello acrecentando el hambre y la miseria de la población; sin que se vislumbre una real oportunidad de un cambio político, con un Comunismo apalancado por el estamento de militares corruptos, quienes cambiaron el honor y la divisa, por unos cuantos kilos de coca, de oro, o dólares del narco-lavado, la empresa más productiva fructífera, que desde la cumbre del poder, sirven de muletilla a los grupos irregulares de Colombia, quienes son los encargados de la producción del alcaloide, con sello venezolano, y que conjuntamente con los militares criollos, son el brazo fuerte y soporte armado de comunistas y socialistas, que dirigen la más grande empresa criminal del hemisferio; a la vista de todos está, sin que, a acepción de Colombia y los EE.UU, en manos de Trump, hagan algo por ponerle coto a este sequito delincuencial; a sabiendas de todo este concierto delictivo, LEVANTÉMONOS Y CONSTRUYAMOS A NUESTRA NACIÓN, es nuestro deber luchar por retomar la senda de una República, libre, Constitucionalista, de justicia, de ley & orden, por tanto clamemos a Dios, de rodillas con Fe y Esperanza, y el nos responderá; puesto que Dios, no solo quiere que seamos vencedores, si no que, somos más que vencedores por medio de aquel que nos amo.

Cuando los venezolanos que estamos comprometidos con la liberación de Venezuela del cautiverio comunistas y socialistas, vemos y oímos, que un prófugo de la Justicia por delitos comunes con Nicolás Maduro, quien usurpa el cargo de presidente en nuestro país, que va a la ONU, a la cumbre sobre derechos humanos, y a la vez recordamos que dicho prófugo, también tiene un expediente en composición en la corte Penal, por velación de los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad, justamente, y uno se pregunta, hasta cuando tanto oprobio, contra los venezolanos, hasta cuando la ONU, que a mi modo de ver, es un nido de mamíferos roedores, que su misión, no es otra que créales escenarios y blindajes a los comunistas y socialistas, que tienen por misión destruir a los países y naciones donde ponen sus pesuñas, con una suerte de corso que les genera impunidad local e internacional, y le ayudaron a Nicolás Maduro, con Biden Pedófilo, para que le levantara la orden de captura internacional, que emana justamente de un tribunal de los EE.UU, pero también han girado instrucciones a los países de la región para que tranquen las fronteras y no puedan entrar los caminantes venezolanos, y en tránsito, las deportaciones; todo esto son motivos suficientes, para que los venezolanos, que hoy son extranjeros, repiensen su estadía, por allá en tierras extrañas, es tiempo de venir y luchar por su tierra, la tierra prometida, la que fluye leche y miel, porque Dios está delante de nosotros y es nuestra fortaleza, nos dará la victoria, LEVANTÉMONOS Y CONSTRUYAMOS, porque el proceso de reconstrucción y Restauración está en marcha y nuestra Nación será libre, para la Gloria de Dios.

FIRMEZA EN EL ALMA DE NUESTRA NACIÓN !!!!!.

Dios, República y Federación

José Cándido Viloria

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: